Turrón de chocolate crujiente y de Oreo



Casi sin darme cuenta se me ha echado la Navidad encima y se han quedado en el tintero algunas recetas que tenía planeado publicar, pero las últimas dos semanas han sido una verdadera locura  y el blog ha quedado en un segundo plano.
En cualquier caso, no quería dejar de publicar la receta de estos turrones de chocolate crujiente y de Oreo que hace ya varios años que hago para mis hijos y nietos, pero que aún no había encontrado el momento de compartir. Creo que a estas alturas ya todo el mundo sabe preparar este turrón en casa, pero no quería dejar de tenerlo en mi blog.

Después de probar varias recetas de las muchas que circulan por la web, esta se ha convertido en la favorita de mi casa por decisión de mi familia, porque la verdad es que yo no suelo comer este tipo de turrón.
Generalmente lo hago con arroz inflado, pero este año he hecho también algunos con galletas Oreo y también han sido muy bien recibidos, así que con la misma base se pueden hacer las dos clases de turrón variando el relleno. He utilizado unas bolsitas que ya llevan las galletas troceadas, pero si no las encontráis no tenéis más que trocearlas vosotros quitándoles el relleno. Si queréis hacerlos de un solo tipo, tendréis que doblar la cantidad de los cereales o las galletas.


Trocear el chocolate, ponerlo en un bol y fundirlo en el microondas o al baño maría.
Añadir la crema de chocolate y las doce gotas de agua salada (disolver una cucharadita de sal en medio vaso de agua). Dividir la mezcla en dos boles y añadir a uno el arroz inflado y a otro las galletas troceadas.
Poner las mezclas en dos moldes de turrón (también vale un molde de cake de silicona) y dejar enfriar a temperatura ambiente o en el frigorífico. Adornar el de galletas con unas mini Oreo.

Pues ya solo me queda desearos que paséis una muy Feliz Navidad disfrutando de vuestros seres queridos.

Patè de higaditos de pollo en la Cuisine Companion



Aunque parezca mentira después de haber hecho en la cocina cosas muchísimo más complicadas, creo que nunca había hecho un patè, seguramente porque me parecía algo complicado, pero la verdad es que este paté de higaditos de pollo ha resultado de lo más sencillo y además usando mi Cuisine Companion ha sido casi un juego de niños.
Si para estas fiestas de Navidad queréis preparar este paté que resulta estupendo para preparar unos canapés de aperitivo, con la Cuisine Companion solamente mancharéis un cacharro y además apenas tendréis que prestarle atención a la preparación, cosa que en estos días en que todo son apreturas se agradece.
Y si aún no la tenéis, aún estáis a tiempo de incluirla en vuestra carta para Papá Noel o Reyes, no os parece?
Además, en el Club de cocina Moulinex podrás encontrar muchas recetas y consejos para sacarle todo el partido a tu Cuisine Companion.
Cortar la cebolla y el ajo en trozos gruesos, meterlos en el vaso de la CC con la cuchilla ultra blade añadir la mitad de la mantequilla.
Programar cocción lenta 1. Mientras limpiar bien los higaditos y cuando acabe el programa añadirlos´al  vaso, salpimentar y volver a programar cocción lenta 1 aumentando el tiempo a 8 minutos.
Añadir el brandy y el vino y programar cocción lenta 1 3 minutos. Cuando acabe el programa, añadir la mostaza, la nuez moscada y rectificar de sal y pimienta para que quede bien sabroso.
Por último pulsar el turbo durante unos 30 segundos para que quede bien fino.
Poner el paté en unas terrinas, darle unos golpecitos sobre la mesa para que no queden burbujas de aire y dejarlo enfríar en el frigorífico.
Cuando el paté se haya enfriado, añadir el caldo gelatinizado templado de manera que quede una capa que cubra toda la superficie. Dejarlo enfríar en el frigorífico y si es posible, esperar al día siguiente para consumirlo.


Pandoro de chocolate

La verdad es que después del Gugelhupf con el que inauguré la temporada de Navidad, no tenía pensado publicar ningún otro bollo tradicional navideño ya que en años anteriores he publicado varios panettones, un par de pandoros y un delicioso stollen. Sin embargo, cuando sin saber cómo llegué a la receta de este pandoro de chocolate no me pude resistir, así que este es el resultado de una especie de flechazo culinario.
Aunque sé que no voy a tener que insistir mucho, os animo a probarlo, ya que es una receta no demasiado complicada y el resultado es espectacular, con un sabor intenso a chocolate y una textura aterciopelada, y que para colmo dura varios días en perfecto estado sin secarse, una verdadera delicia que promete ser la estrella de las fiestas en mi casa.
Como en todas estas masas, creo que una amasadora es una gran ayuda para lograr una masa bien lisa y brillante con un buen encordado, ya que se debe amasar durante un buen rato, entre 15 y 20 minutos.

Para hacer el poolish, mezclar en un cuenco 50 gr. de harina con 50 gr. de agua y 2 gr. de levadura seca de panadería (si usáis levadura fresca, deberéis multiplicar el peso por tres). Tapar el cuenco y dejar reposar a temperatura ambiente.
Cuando el poolish empiece a levar, prepara una biga mezclando en otro cuenco 50 gr, de harina con 25 gr. de agua y 2 gr. de levadura. Amasar un poco, tapar y dejar levar a temperatura ambiente.
Cuando los dos prefermentos hayan levado, ponerlos en la amasadora con la harina, el agua, el azúcar, la vainilla, el cacao y las yemas. Amasar con la pala mezcladora a media velocidad, al cabo de unos minutos aumentar la velocidad para encordar la masa.
Añadir poco a poco la nata sin dejar de amasar. Sustituir la pala por el gancho y con la amasadora a velocidad media/alta ir añadiendo la mantequilla a trozos, esperando para añadir un trozo a que el anterior se haya absorbido del todo. Por último añadir la sal.
Cuando la masa esté bien lisa y se quede adherida al gancho, ponerla en un cuenco grande y plegarla un par de veces. Taparla con film o meterla en una bolsa de plástico y dejarlo a temperatura ambiente hasta que haya triplicado de volumen.
Poner la masa sobre la encimera y darle forma de bola remetiéndola por abajo, ponerla en el molde de pandoro bien engrasado y dejarla levar en un sitio cálido hasta que casi haya alcanzado el borde del molde.
Hornear a 170º durante unos 50 minutos.
Dejar enfríar un poco antes de desmoldarlo.
Fundir el chocolate del glaseado con la mantequilla al baño maría o en el microondas, mezclar bien y untar con él el pandoro. Dejar que el chocolate se solidifique.
Si lo guardáis bien envuelto durante dos días antes de consumirlo, mejorará mucho su sabor.

Polvorones de almendra

polvorones-almendra-(11-de-13)
Parece mentira que después de casi 7 años de blog, aún no haya publicado algo tan clásico como unos polvorones de almendra, pero la verdad es que yo he hecho siempre estos polvorones que no llevan almendra y que siempre han sido los favoritos de uno de mis hijos.
polvorones almendra (10 de 13) Pero como a todo le llega su momento, aquí están estos deliciosos polvorones de almendra según la receta del blog Asopaipas, no en vano José Manuel, su autor, es de Estepa, por lo que sus recetas de polvorones y mantecados son totalmente fiables.
polvorones almendra (12 de 13) La verdad es que este tipo de dulces son muy fáciles de elaborar una vez que uno consigue acostumbrarse a una masa tan suelta que hay que tratar con bastante delicadeza y el resultado es realmente magnífico, nada que ver con algunos de los polvorones industriales que dejan bastante que desear. Seguro que si los probáis tendréis que hacerlos cada año!
polvorones-almendra-ingredientes polvorones-almendra-diptico-1 Poner las almendras en una placa de horno y tostarla a 160º hasta que estén un poco doradas. Picarlas en un robot de cocina procurando que no queden hechas polvo.
polvorones-almendra-diptico-2 Poner la harina en la placa de horno y tostarla a 150º durante unos 40 minutos, hasta que empiece a ponerse amarillenta. Moverla un par de veces mientrar se hornea. Dejar enfriar.
Poner en un bol grande la harina y añadir el azúcar glas, la manteca a temperatura ambiente, la canela el clavo y el sésamo
polvorones-almendra-diptico-3 Añadir el anís y amasar hasta que todos los ingredientes estén bien amalgamados. La masa se desmoronará muy fácilmente, pero esa es la caracterísitica de estos dulces.
Ir cogiendo porciones de masa y extenderlas con un grosor de 2 cm. Cortar con un cortapastas redondo o alargado. Yo los he cortado redondos, y los he presionado suavemente con la mano para darles forma algo ovalada.
polvorones-almendra-diptico-4 Ponerlos sobre una placa de horno y hornear a 180º durante unos 20 minutos, hasta que justo empiecen a dorarse, sin dejar que se tuesten.
Sacarlos del horno y espolvorearlos abundantemente con azúcar glas.
polvorones-almendra-(13-de-13)

Pastel de confit de pato y peras

pastel-de-pato-(10-de-12)
Hoy os presento una estupenda idea para una de las muchas comidas o cenas que nos esperan en las próximas fiestas, sobre todo si queréis hacer algo menos tradicional y más informal pero sin dejar de darle un toque sofisticado y festivo.
provisional-(2-de-2) Una de las ventajas de este pastel de confit de pato y peras es que apenas da trabajo ya que tanto el confit como el hojaldre lo podéis comprar hecho, con lo que podéis tener preparado el pastel para meterlo al horno en unos 20 minutos. Además lo podéis preparar por anticipado y tenerlo en el frigorífico hasta el momento de hornearlo.
Pero además de la facilidad de su elaboración, lo mejor de este pastel es que resulta delicioso y os aseguro que a vuestros invitados le va a encantar.
pastel-de-pato-(11-de-12) Yo he hecho el pastel en un molde alto de 16 cm. de diámetro con lo que salen unas cuatro raciones, si lo hacéis en un molde más grande tendréis que aumentar las cantidades proporcionalmente.
pastel-de-pato-ingredientes pastel-de-pato-diptico-1 Picar la cebolla y la chalota y sofreirlas en un poco de la grasa del confit hasta que empiece a dorarse. Añadir las peras cortadas en daditos, añadir la miel y dejar caramelizar a fuego vivo. Salpimentar.
pastel-de-pato-diptico-2 Enjuagar los muslos de pato bajo el grifo del agua caliente para quitarle la grasa, secarlos y desmenuzar la carne. Añadirle el sofrito.
pastel-de-pato-diptico-3 Forrar el molde con una de las láminas de hojaldre. No hace falta engrasarlo ya que el hojaldre suelta bastante grasa. Llenarlo con la mezcla anterior. Cortar un disco del tamaño del molde de la otra lámina del hojaldre y colocarlo sobre el pastel, sellar bien los bordes. Guardarlo en el frigorífico al menos durante una hora.
Cortar unas estrellas u otra forma en el resto de la masa sobrante. Precalentar el horno a 180º.
Sacar el pastel de frigorífico, pintarlo abundantemente con la yema mezclada con un poquito de sal. Pegar las estrellas por encima y barnizarlas con yema.
Hornear durante unos 40 minutos, hasta que esté bien dorado.
Al sacarlo del horno, esperar unos minutos y desmoldarlo.
pastel-de-pato-(12-de-12)

Frutos secos caramelizados y chocolateados

almendras-chocolateadas-(16-de-16)
Hoy os traigo una receta con la que triunfaréis seguro estas navidades. Tanto si los ofrecéis a vuestros invitados como si los regaláis a los amigos, estos frutos secos caramelizados y chocolateados serán el éxito de las fiestas. Eso si, os aconsejo no prepararlos con mucha antelación porque tienen tendencia a desaparecer…
almendras-chocolateadas-(13-de-16) La receta es del libro À la mère de famille donde aparece con el nombre Folies de l’ecureuil y desde que la descubrí se ha convertido en una de esas cosas que no pueden faltar en mi casa. Su elaboración es bastante fácil y os aseguro que el ratito que emplearéis en hacerla merecerá la pena. La combinación del chocolate con una fina capa de caramelo y los frutos secos tostados son absolutamente irresistibles.
almendras-chocolateadas-(15-de-16) Si buscáis unos tarros bonitos y los adornáis con una cinta con motivos navideños y los llenáis con estos frutos secos caramelizados y chocolateados tendréis unos regalos con los que quedaréis como reyes…sobre todo cuando digáis que los habéis hecho vosotros!
Es mejor tostar los frutos secos en casa, pero por aquí no es fácil encontrar avellanas crudas, así que las he utilizado ya tostadas, aunque las he metido en el horno un par de minutos después de tostar las almendras.
almendras-chocolateadas-ingredientes almendras-chocolateadas-diptico-1 Poner las almendras y avellanas en la placa de horno y tostarlas ligeramente  a 160º hasta que estén apenas dorados.
Poner el agua y el azúcar en una cazuela grande y ponerla a fuego medio/alto hasta que alcance los 118º
almendras-chocolateadas-diptico-2 Añadir los frutos secos y cocer a fuego lento removiendo con una cuchara de madera. El azúcar se cristalizará y se pondrá arenoso. Seguir mezclando hasta que el azúcar empiece a fundirse de nuevo, pero sin dejar que se derrita del todo.
Echar las almendras y avellanas en una bandeja procurando que cada una esté separada de las demás, dejar enfríar.
almendras-chocolateadas-diptico-3 Fundir 170 gr. del chocolate en el microondas o al baño maría, añadir el resto del chocolate picado y remover para que se funda todo.
Poner los frutos secos en un bol grande.
almendras-chocolateadas-diptico-4Verter un poco de chocolate y remover con una cuchara, esperar a que se endurezca un poco y añadir otro poco de chocolate, mezclar de nuevo y volver a repetir esta operación hasta agotar todo el chocolate procurando que todos los frutos secos queden bien cubiertos.
almendras-chocolateadas-diptico-5 Espolvorearlos con cacao en polvo y eliminar el exceso tamizándolos con un  colador.
almendras-chocolateadas-(14-de-16)