D.B. Tiramisú de caramelo y de fresas desde cero



BLOG-CHECKING LINES: The February 2010 Daring Bakers’ challenge was hosted by Aparna of My Diverse Kitchen and Deeba of Passionate About Baking. They chose Tiramisu as the challenge for the month. Their challenge recipe is based on recipes from The Washington Post, Cordon Bleu at Home and Baking Obsession.


 Para el reto de febrero de las Daring Bakers, Aparna  de My Diverse Kitchen y Deba de Passionate About Baking han elegido el Tiramisú, el conocidísimo postre italiano, aunque para hacerlo algo más difícil el reto comprendía también hacer el queso mascarpone y los bizcochitos "savoiardi".

Ninguna de las dos cosas presenta mayor dificultad, el queso, al menos a mi no me quedó tan cremoso como el verdadero mascarpone, aunque a la hora de preparar la crema se trabajaba muy bien.
Para la crema no he seguido la receta que nos daban, compuesta de un sabayón, una crema pastelera, el mascarpone y nata montada, me parecía demasiado pesada y llena de calorías, así que he optado por hacerla más ligera y me he limitado al sabayón, el mascarpone y un merengue, ha quedado muy rico y suavecito.

Lo primero, unos días antes fué hacer el mascarpone:
Ingredientes:
-500 ml. de nata líquida pasteurizada (no ultra pasteurizada)
- 1 cucharada de zumo de limón recién exprimido
Poner la nata a calentar al baño maría, calentarlo suavemente hasta que la nata alcance unos 85º, o hasta que se empiecen aformas burbujas en la superficie, entonces añadir el zumo de limón y seguir calentándolo  mientras removemos hasta que espese un poco, más o menos como una crema. Apartarlo del fuego y dejar enfriar un poco, mientras prepara un colador de un tamaño suficiente y cubrirlo con un paño para queso, yo le puse unas cuantas gasas. Transferir la mezcla al colador sin apretarla y dejarla sobre un bol en el frigorífico al menos durante 24 horas.

Después hice los savoiardi:
Ingredientes:
-3 huevos
-75 gr. de azúcar
-95 gr. de harina mezclada con 2 cucharadas de maicena
-50 gr. de azúcar glas para espolvorear

Así se hace:
Precalentar el horno a 175º y prepara dos placas de horno cubiertas de papel parafinado.
Con un batidor eléctirco montar las tres claras a punto de nieve, añadir poco a poco el azúcar mientras seguimos batiendo. Batir las yemas en un bol y añadirlas suavemente al merengue, mezclarlo bien. Tamizar la harina y añadirla a la mezcla anterior mezclando suavemente con una espátula, cuando esté bien mezclada, pasar la masa a una manga pastelera con una boquilla bastante ancha e ir depositando unas tiras del tamaño deseado en las placas dejando un poco de separación entre ellas. Espolvorearlas con el azúcar glas, dejarlas reposar unos 5 minutos y volverlas a espolvoreas con más azúcar.
Hornear durante unos 5 minutos, hasta que apenas se empiecen a dorar.

Un par de horas antes de montar el tiramisú empezamos por hacer un sabayón:
Ingredientes:
-2 yemas de huevo (reservar las claras)
-50 gr. de azúcar
-60 ml. de vino Marsala (yo le puse Oporto)
-1/4 de cucharada de extracto de vainilla
-1/2 cucharadita de ralladura de limón
Así se hace:
Preparar un cazo con agua para hacer un baño maría, ponerlo a calentar suavemente. Mientras, batir con un batidor eléctrico las yemas con los demás ingredientes hasta que estén ligeramente montadas, entonces ponerlas al baño maría sin que el recipiente superior toque el agua, cocer sin dejar de remover hasta que empiece a espesar. Dejar enfriar completamente.
Y ya por fin para hacer la crema de mascarpone, deshacer bien el queso hasta que esté cremoso, mezclarle suavemente el sabayón, montar a punto de nieve las dos claras que habíamos reservado, añadir tres cucharadas de azúcar glas sin dejar de batir. Mezclarlo suavemente con la crema de mascarpone.
Para el montaje en copas como yo hice, se van empapando los bizcochitos en café y se cubre el fondo con ellos, se pone encima una capa de crema de mascarpone, otra de bizcochos y se termina con otra de crema, se espolvorea abundantemente con cacao en polvo.

Yo hice dos versiones, una de caramelo para lo que eché unos hilos de crema de caramelo a la flor de sal sobre la crema de mascarpone y lo mezclé ligeramente con un tenedor, la superficie la espolvoreé con un crocanti de avellanas.
Para el tiramisú de fresas, corté unas cuantas fresas, las espolvoreé con un poco de azúcar y unas gotas de limón y las dejé macerar durante un rato, el jugo que soltaron lo rocié sobre los bizcochitos ya empapados de café y puse las fresas sobre las capas de crema.
Las dos versiones estaban riquísimas!

Salsa de caramelo a la flor de sal y cremas de caramelo


Esta entrada es solo para golosos, y más concretamente para los aficionados al caramelo. Esta salsa de caramelo a la flor de sal la encontré hace bastante tiempo en el blog de Eryn, uno de mis favoritos desde el principio de mi andadura por los blogs de cocina, ahora desgraciadamente inactivo; la hice varias veces antes de tener el blog y si no la hago más es porque es altamente peligrosa, como tener una bomba de calorías en el frigorífico...¡pero es que está tan rica!

Se puede usar de muchas maneras, todas las que permita la imaginación, para rellenar o para cubrir tartas, bizcochos o muffins, para mousses, cremas o helados, o simplemente para untar sobre galletas, brioches o pan, o lo que es más fácil, para comerlo directamente del bote con una cuchara...de cualquier manera es deliciosa, adictiva, maravillosa...
Como explica Eryn, la podemos hacer de color más o menos oscuro, lo que supone un sabor más o menos intenso según el color del caramelo que hagamos, y más o menos espesa, según el tiempo que la dejemos cocer en la última fase, siempre hay que tener en cuenta que una vez fría espesa bastante. Es muy fácil de hacer y se tardan apenas diez minutos, eso si, es mejor no hacer otra cosa al mismo tiempo y seguir al pie de la letra las instrucciones.

Ingredientes:
-200 gr. de azúcar
-2 cucharadas de agua
-20 cl. de nata líquida
-20 gr. de mantequilla
-1 pellizco de flor de sal
Así se hace:
Lleva a ebullición la nata en el microondas o en un cazo al fuego. Cortar la mantequilla en dados, tener ambas cosas preparadas junto al la cocina. Poner en un cazo el agua y el azúcar, mezclarlo y ponerlo al fuego, hacerlo hervir sin remover hasta que adquiera un color caramelo dorado, cuando consigamos el color deseado, apartarlo del fuego y echar la mantequilla, remover con una cuchara de madera y añadir la sal, verter enseguida la nata hirviendo sin dejar de remover. Poner de nuevo el cazo al fuego y cocer unos 2-3 minutos, un poco más si la queréis más espesa, recordad que espesa bastante al enfriar.
Retirar del fuego y echarla en un bote, esperar a que se enfríe totalmente antes de meterla en el frigorífico donde la podréis conservar durante bastante tiempo.
Cuando la queráis usar si está muy espesa, calentarla un poco en el microoondas.

Y una de las cosas que he hecho con esta salsa son unos postres como los de galleta que podéis ver aquí, lo he hecho todo igual, pero he eliminado las galletas y el azúcar y le he puesto diez cucharadas de la salsa...el resultado, bueníiiiisimo.
Esta entrada va dedicada a mi Monica, ella sabe por qué...mi niña, te juro que solamente me he limitado a chupar la cuchara cada vez que la he tenido que usar...

Print

HEMC # 41 Chupe de camarones


hemc #41 - platos latinoaméricanos

El HEMC de febrero cuya anfitriona es Carolina, de La cocina de Carolina está dedicado a la cocina latinoamericana. Cuando vi el tema, pensé que sería fácil, pero después me dí cuenta de que aparte de algunos platos mexicanos y argentinos, mi desconocimiento de esa cocina es casi total, creo que casi me da vergüenza admitir que estoy más familiarizada y me resulta más fácil preparar un plato oriental o indio que uno latinoamericano. Así que anduve un tiempo algo despistada sin saber qué hacer...hasta que mi mente volvió un montón de años atrás...
Yo tendría más o menos 20 años cuando cayó en mis manos un libro aparecido pocos años antes y escrito por un joven escritor peruano que ya era bastante conocido...el escritor, claro está, era Mario Vargas Llosa y el libro, Conversación en la Catedral. En aquel tiempo la literatura hispanoamericana me era totalmente desconocida, aunque ya había oído hablar del "boom" y de todos aquellos jóvenes escritores que estaban cambiando radicalmente el modo de escribir en español. Aquella novela me deslumbró, me conmocionó, me enseñó tantas cosas sobre el poder, la política, la ambición, la derrota, sobre mi misma...aquella pregunta recurrente que es como un mantra a través de todo el libro ¿Cuándo se j***ó el Perú, Zavalita? es de esas frases que nunca se olvidan y que vuelve periódicamente, no solo referidas al Perú, sino a tantos países latinoamericanos que en algún momento perdieron sus posibilidades de democracia, de justicia, de libertad. Y todo eso contado de una manera totalmente nueva, fresca, como recién inventada, con un idioma que era el mío pero parecía distinto, como si alguien lo hubiera abrillantado y lo hubiera vestido de domingo.
¿Y qué tiene que ver todo esto con la cocina? Pues resulta que Santiago, el protagonista habla varias veces del Chupe de camarones, su plato favorito y desde entonces siempre me he preguntado qué sería aquello.
Así que cuando empecé a pensar qué hacer para el HEMC, me dije que esta era la ocasión de saber de una vez por todas cómo era ese famoso Chupe.
Como siempre que se busca la receta de un plato tradicional, he encontrado un montón de recetas distintas, así que entre unas y otras y con los ingredientes que tenía me ha salido un guiso contundente y sabroso que supongo que más o menos se parecerá al verdadero...si no es así que los peruanos me perdonen...lo he hecho con todo cariño por unas tierras que no conozco pero de las que gracias a la literatura y a nuestro idioma común me siento tan cerca.

Ingredientes:
-1/2 kg. de gambas
-1 cebolla picada
-2 dientes de ajo picados
-2 tomates rallados
-unas cuantas patatas troceadas
-250 gr. de guisantes
-150 gr. de habas tiernas
-1 mazorca de maíz fresca troceada
-150 gr. de arroz
-una rama de hierbabuena y orégano picados
-1 ají o guindilla picados ( si os gusta el picante)
- 1 huevo por persona
-queso fresco en trozos grandes
-1/2 taza de leche evaporada.
-Aceite y sal.

Así se hace:
Pelar las gambas dejando unas cuantas enteras para adornar. Cocer las cabezas y los caparazones en una olla con 1 l. de agua. En una cacerola aparte, sofreír con un poco de aceite la cebolla y el ajo, añadir el tomate y dejar que se sofría bien, se cuela el caldo de cocción de las cáscaras y se vierte sobre el sofrito, se añaden las patatas, las verduras y el maíz, las hierbas y la guindilla, cocer durante unos 10 minutos y añadir el arroz, cocer hasta que todo esté tierno, entonces añadir las gambas peladas y las enteras, cascar los huevos sobre el guiso y dejar unos minutos hasta que estén cuajados, entonces añadir el queso y la leche evaporada sin dejar que hierva. Apartar del fuego y servir bien caliente.

Bizcocho al vapor con almíbar


Si no tienes horno, si tu horno te da problemas, si tienes que hacer un asado y quieres hacer un bizcocho al mismo tiempo, esta es tu receta para triunfar, se hace en una cazuela al baño maría y sale muy, muy rico, tierno, esponjoso y suavecito, nos ha encantado y ya estoy pensando en algunas variaciones con frutas, mermelada, etc...

Estos son los ingredientes:
-120 gr. de mantequilla ablandada
-3 cucharadas de almíbar dorado (yo le he puesto Golden syrup)
-129 gr. de azúcar
-2 huevos ligeramente batidos
-175 gr. de harina
-1 cucharadita de levadura química
-2 cucharadas de leche
-ralladura de un limón

Así se hace:
Engrasar un molde hondo, tipo flan o un cuenco resistente al calor de 1 y 1/2 l. de capacidad y cubrir la base con el almíbar.
Poner al fuego una cazuela grande medio llena de agua.
Batir la mantequilla con el azúcar hasta que esté cremosa, incorporar los huevos poco a poco sin dejar de batir, añadir la ralladura de limón , la leche y la harina, removiendo suavemente para que se mezcle bien. Verter la mezcla en el molde. Taparlo con un redondel de papel vegetal y cubrirlo todo con una hoja doble de papel de aluminio, atarlo con una cuerda o fruncir bien el aluminio para que quede bien cerrado.
Poner el molde en la cazuela con el agua hirviendo, taparla y cuando el agua hierva, bajar el fuego y dejar cocer a fuego bajo durante 1 hora más o menos, para saber si está hecho, levantar por un lado el papel con cuidado de no quemarnos con el vapor e introducir una aguja, si sale limpia ya podemos retirar el molde de la cazuela, esperar un par de minutos y desmoldarlo sobre un plato, se puede comer tibio regándolo con un poco más de almíbar o con una salsa de chocolate.
Del libro Para hoy Postres de la editorial Parragon

D.C. Meeze. Aperitivos de Oriente Medio y Grecia



The 2010 February Daring COOKs challenge was hosted by Micheleof Veggie Num Nums. Michele chose to challenge everyone to make mezze based on various recipes from Claudia Roden, Jeffrey Alford and Naomi Dugid.


El reto de febrero de las Daring Cooks propuesto por Michelle de Veggie Num Nums nos lleva a Grecia y Oriente Medio para disfrutar de unos Meeze que es como se llama allí a un surtido de pequeños platos que se toman como aperitivo o entrante, algo que aunque a los americanos les puede parecer muy exótico es totalmente normal para nosotros.

Las cocinas griega y turca, con algunas diferencias pero con tanto en común son una verdadera fiesta para los sentidos; frescura, variedad, colores y aromas intensos. Verduras, especias, pescados, aceite de oliva, frutos secos...la esencia de la dieta mediterránea, comida para disfrutar del aire libre, del sol y del mar, de la conversación y de la dulzura de dejar pasar el tiempo...

Las dos recetas obligatorias del reto eran el pan de pita y el hummus, hice las dos, pero o yo me equivoqué en algo, o la receta del pan tenía algo equivocado, la cantidad de agua erra enorme en relación a la harina y tuve que ponerle muchísima más para que fuera mínimamente manejable y finalmente el pan, aunque se podía comer, salió con demasiada miga y muy densa; como no me ha gustado nada no pondré la receta, seguro que pronto encuentro otra mejor y la pondré.


Aparte del hummus he hecho tzatzíki, la salsa de yogur y pepino que tanto me gusta; una salsa de berenjena y ajo que estaba buenísima, un pulpo con aceitunas y ajo, unos pastelitos de filo con feta y miel, un cuenquito con tomatitos cherry, feta y sésamo negro, y para completar la comida unas albóndigas a la parrilla al estilo griego...si unimos a eso que hizo un día estupendo y pudimos comer en el patio...fué una verdadera fiesta!
Y ahora vamos con las recetas:

Hummus
Ingredientes:
-300 gr. de garbanzos cocidos
-el zumo de un limón
-2-3 dientes de ajos picados
-un poco de sal
-4 cucharadas de tahini (pasta de sésamo)
Para hacerlo, simplemente batir juntos todos los ingredientes hasta conseguir un puré espeso, a la hora de servirlo espolvorear un poco de pimentón y regar con un hilo de aceite.
Tzatzíki
Ingredientes:
-1 pepino pequeño
-300 ml. de yogur griego
-1 diente de ajo grande majado
-1 cucharada de menta fresca picada
-sal y pimienta
Pelar el pepino y rallarlo, ponerlo en un colador y dejarlo escurrir toda el agua. Pasarlo a un bol y añadir el yogur, el ajo y la menta picada. Mezclarlo bien y dejarlo enfríar en el frigo al menos durante dos horas.

Salsa de berenjena y ajo
Ingredientes:
-2 berenjenas
-50 ml. de aceite de oliva virgen extra
-el zumo de medio limón
-150 ml. de yogur griego
-2 dientes de ajo majados
-una pizca de comino molido
-sal y pimienta
Asar las berenjenas en el horno hasta que estén tiernas ( yo las quemé como aquí) Dejarlas entibiar y sacar toda la pulpa. Calentar el aceite en una sartén y saltear la pulpa de las berenjenas. Pasarlo al vaso de la batidora y triturarlo con el zumo de limón, ir añadiendo poco a poco el yogur con el ajo y el comino, sazonar.
Pasarlo a un cuenco y dejarlo enfríar en el frigorífico.

Pastelitos de filo con feta y miel
Ingredientes:
-100 gr. de queso feta desmenuzado
-1/2 cucharada de aceite de oliva
-1 cucharadita de miel
-1/2 cucharadita de orégano
-2 hojas de pasta filo
-aceite para freír
-semillas de sésamo y miel para adornar

Mezclar el queso, la miel , el aceite y el orégano en un bol. Extender una lámina de filo, dividirla en seis tiras a lo largo. Ir poniendo un poco de la mezcla de queso en la parte superior de cada tira, ir doblándola sobre si misma para que quede de forma triangular (como se doblan las banderas), hacer lo mismo con la otra lámina.
Calentar aceite en una sartén y freír los pastelitos, sacarlos y dejarlos sobre unas hojas de papel de cocina para que absorba el aceite. Colocarlos en una fuente y regarlos con un hilito de miel, espolvorear unas semillas de sésamo.

Pulpo con aceitunas y ajo:
Ingredientes:
-1 pulpo cocido.
-5 dientes de ajo en láminas
-3 cucharadas de eneldo picado
-15 aceitunas verdes troceadas
-2 cucharadas de vinagre
150 ml. de aceite de oliva virgen extra
-sal
Trocear el pulpo y ponerlo en un bol con el ajo, las aceitunas y el eneldo, aliñar con el aceite y el vinagre y la sal. Dejar reposar durante una hora.

Albóndigas griegas a la parrilla
Ingredientes:
-450 gr. de carne picada de ternera o cordero
-1 cebolla mediana rallada
-1 diente de ajo picado
-25 gr. de pan rallado
-1 cucharada de menta picada
-1 cucharada de perejil picado
-1 cucharadita de comino molido
-sal y pimienta
-1 huevo batido
-aceite de oliva para untar

Poner la carne en un cuenco, añadir la cebolla, el ajo, el pan rallado, la menta, el perejil y el comino, salpimentar generosamente, mezclar bien todos los ingredientes. Añadir el huevo batido y mezclarlo hasta que quede todo bien ligado.
Con las manos humedecidas formar unas bolas no muy grandes y ensartarlas en unas brochetas (cuatro albóndigas en cada una). engrasar una bandeja refractaria y untar las albóndigas con aceite, ponerlas sobre la bandeja.
Encender el grill del horno a unos 220º y asar las albóndigas dándoles la vuelta a menudo y untándolas con más aceite hasta que estén bien doraditas.
Y este es el super bocata que se hizo mi hijo...





Guiso de garbanzos con macarrones


Hace poco vi en el Mercado Calabajío unos estupendos macarrones con garbanzos y entonces me dí cuenta de que aún no había hecho una entrada con uno de los platos habituales en mi casa, los garbanzos con macarrones.
Generalmente tiendo a poner en el blog platos originales, o nuevos para mi, exóticos, etc...Sin embargo los platos que he comido desde niña o que son muy habituales me parece que todo el mundo los conoce y que no merece la pena ponerlos.
Pero si quiero que este blog sea un reflejo de mi cocina, este guiso debe tener su sitio, pienso que hay que dejar constancia de estos platos tan sencillos pero tan sabrosos para que los jóvenes que empiezan a cocinar no olviden los sabores de su tierra, lo que cocinaban sus abuelas y sus madres con pocos y no muy abundantes ingredientes.
Como en todos estos guisos, las cantidades las pongo siempre a ojo, procurando que sobre al menos un platico para que mi hijo tenga para la cena...le encanta!

Estos son los ingredientes:
-Garbanzos remojados (o un bote de garbanzos cocidos)
-1 hueso de jamón
-1 hoja de laurel
-unos taquitos de jamón
-1 trozo de chorizo
-1 cebolla
-1 tomate
-1 cucharadita de pimentón
-unas patatas en trozos
-un buen puñado de hierbabuena (cuanto más mejor, es la gracia del guiso)
-macarrones (más o menos un puñado por persona)

Así se hace:
Si los garbanzos no están cocidos, ponerlos a cocer en una cazuela con bastante agua (echarlos cuando el agua ya esté hirviendo), echar el hueso de jamón, la hoja de laurel y el trozo de chorizo y un poco de sal. Mientras se cuecen los garbanzos preparar el sofrito, en una sartén con un poco de aceite freír la cebolla a fuego suave hasta que se empiece a dorar, echar la cucharadita de pimentón , sofreír un momento y añadir el tomate rallado, sofreír durante un buen rato y añadirlo a los garbanzos, echar también los taquitos de jamón y la hierbabuena picada. Cuando los garbanzos estén casi hechos, añadir las patatasy unos quince minutos después, los macarrones. Cocer hasta que los macarrones estén hechos, algo más de tiempo que el habitual.
El guiso ha de quedar caldoso, ir añadiendo agua caliente si hace falta e ir probando para rectificar el punto de sal.
Yo generalmente lo hago en la olla rápida, cuezo los garbanzos durante unos 15 minutos y luego ya con la olla abierta las patatas y los macarrones.


Cremas de Graham Wafers


Navegando por los blogs de cocina se ven cada día montones de recetas, muchas de ellas nos gustan pero pronto las olvidamos, otras nos atraen como un imán y no descansamos hasta probarlas y hay otras que aparecen periódicamente y quizás por tanto verlas nos apetece menos hacerlas, como algo que hemos comido mucho y ya nos empacha un poco...Esta receta es una de estas últimas, la había visto bastantes veces, pero como no suelo tener en casa galletas María, sobre todo por la incomprensible manía de obligarnos a comprarlas en paquetes enormes, no le había hecho mucho caso. Pero hace unos días aparecieron de nuevo en el precioso blog Arca de recuerdos, que a su vez las había encontrado en el de la querida Mª José, y como tenía unas Graham Wafers que me habían sobrado de las que hice para las Nanaimo Bars, pensé que sería un buen momento de gastarlas.

Bueno, pues ya las he hecho dos veces y por desgracia se me han acabado las galletas...qué pena!!!
Supongo que con galletas María también estarán muy buenas, pero con las Graham con su saborcito a miel y caramelo están increíblemente ricas y su textura es tan fina y suave que uno no se cansa de comerlas...son mi nuevo vicio!
Yo las he hecho con una Thermomix prehistórica que ya casi no uso, se pueden hacer fácilmente sin ella, aunque no creo que la textura quede tan fina, de todas formas seguro que están riquísimas.

Estos son los ingredientes:
-2o galletas María (yo 10 Graham Wafers)
-100 gr. de azúcar
-3 cucharadas de caramelo líquido (yo solo le puse 2)
-800ml. de leche
-200 ml. de nata líquida
-medio sobre de cuajada (no queda muy consistente, se puede poner un poco más)

Así se hacen:
Triturar las galletas con la Thermomix o con un robot de cocina, picadora etc..., para hacerla a mano mezclar todos los ingredientes en un cazo y ponerlo al fuego sin dejar de remover hasta que empiece a espesar y sin que llegue a hervir.
Si la hacemos en Thermomix poner todos los ingredientes en el vaso y programar 8 minutos a 90º y velocidad 4.
Verterla en los vasitos y dejar enfriar antes de taparlas y meterlas en el frigo.
Qué cosa más rica!

Carbonada flamenca


Hace un tiempo vi en uno de los blogs que normalmente sigo la receta de la carbonada flamenca, un estofado belga de carne hecho con cerveza negra, enseguida me apeteció hacerlo, así que unas semanas más tarde compré la carne y la cerveza y me dispuse a hacerlo...pero como me pasa muy a menudo, no había guardado la receta ni la había marcado de ninguna manera, así que por mucho que busqué no la encontré por ninguna parte...pero bueno, para eso está internet y el montón de libros de cocina, en seguida tenía un montón de recetas ami disposición de las que salió la que finalmente hice y que salió rica, rica, rica, con una salsita espesa, oscura y muy sabrosa, un serio competidor para mi Goulaschsuppe para el puesto de mi estofado favorito.

Estos son los ingredientes:
-1 kg. de carne de ternera
-1/2 kg. de cebollas
-200gr. de bacon ahumado en trocitos
-1 cucharada de azúcar moreno
-1/2 l. de cerveza negra
-1 cucharada sopera de vinagre
-1 cucharada sopera de mostaza fuerte (yo puse mostaza a la antigua)
-1 ramito de hierbas aromáticas (tomillo, romero etc...)
-150 gr. de pan seco en rebanadas (yo puse el que tenía a mano, mi pan de semillas)
-aceite (la receta pedía mantequilla)
-sal y pimienta.

Así se hace:
- Pelar y cortar las cebollas en trozos más o menos grandes según nos guste.
En una cacerola con aceite dorar la carne a fuego vivo, retirar y dorar los trozos de bacon, añadir las cebollas y cuando estén doradas echar el azúcar, bajar el fuego y dejar que las cebollas caramelicen. Desglasar con el vinagre y dejar cocer durante unos minutos, volver a poner los trozos de carne y añadir el ramillete de hierbas, salpimentar.
Untar las rebanadas de pan con la mostaza y colocarlas sobre la carne, cubrir con la cerveza, tapar y dejar cocer a fuego lento durante unas 2-2 1/2 horas, hasta que la carne esté bien tierna y la salsa densa.
Acompañar con patatas fritas.