Salsa de caramelo a la flor de sal y cremas de caramelo


Esta entrada es solo para golosos, y más concretamente para los aficionados al caramelo. Esta salsa de caramelo a la flor de sal la encontré hace bastante tiempo en el blog de Eryn, uno de mis favoritos desde el principio de mi andadura por los blogs de cocina, ahora desgraciadamente inactivo; la hice varias veces antes de tener el blog y si no la hago más es porque es altamente peligrosa, como tener una bomba de calorías en el frigorífico...¡pero es que está tan rica!

Se puede usar de muchas maneras, todas las que permita la imaginación, para rellenar o para cubrir tartas, bizcochos o muffins, para mousses, cremas o helados, o simplemente para untar sobre galletas, brioches o pan, o lo que es más fácil, para comerlo directamente del bote con una cuchara...de cualquier manera es deliciosa, adictiva, maravillosa...
Como explica Eryn, la podemos hacer de color más o menos oscuro, lo que supone un sabor más o menos intenso según el color del caramelo que hagamos, y más o menos espesa, según el tiempo que la dejemos cocer en la última fase, siempre hay que tener en cuenta que una vez fría espesa bastante. Es muy fácil de hacer y se tardan apenas diez minutos, eso si, es mejor no hacer otra cosa al mismo tiempo y seguir al pie de la letra las instrucciones.

Ingredientes:
-200 gr. de azúcar
-2 cucharadas de agua
-20 cl. de nata líquida
-20 gr. de mantequilla
-1 pellizco de flor de sal
Así se hace:
Lleva a ebullición la nata en el microondas o en un cazo al fuego. Cortar la mantequilla en dados, tener ambas cosas preparadas junto al la cocina. Poner en un cazo el agua y el azúcar, mezclarlo y ponerlo al fuego, hacerlo hervir sin remover hasta que adquiera un color caramelo dorado, cuando consigamos el color deseado, apartarlo del fuego y echar la mantequilla, remover con una cuchara de madera y añadir la sal, verter enseguida la nata hirviendo sin dejar de remover. Poner de nuevo el cazo al fuego y cocer unos 2-3 minutos, un poco más si la queréis más espesa, recordad que espesa bastante al enfriar.
Retirar del fuego y echarla en un bote, esperar a que se enfríe totalmente antes de meterla en el frigorífico donde la podréis conservar durante bastante tiempo.
Cuando la queráis usar si está muy espesa, calentarla un poco en el microoondas.

Y una de las cosas que he hecho con esta salsa son unos postres como los de galleta que podéis ver aquí, lo he hecho todo igual, pero he eliminado las galletas y el azúcar y le he puesto diez cucharadas de la salsa...el resultado, bueníiiiisimo.
Esta entrada va dedicada a mi Monica, ella sabe por qué...mi niña, te juro que solamente me he limitado a chupar la cuchara cada vez que la he tenido que usar...

Print

29 comentarios:

  1. buah Lolah, pero tú no te has enterado que estoy a régimen. Si te digo la verdad, la cremitaa en si me llamaba la atención pero no mucho, peero en cuanto he visto esos botecitos de cuajada, argggg

    Salu2, Paula
    http://conlaszarpasenlamasa.cultura-libre.net

    ResponderEliminar
  2. Lola que dulce mas bueno y viniendo de Eryn ya se sabe perfecto. Lástima que ya no publica en su blog.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. pues a chupar,,que yo el régimen ya lo he pasao,,,total pa na..

    ResponderEliminar
  4. ¿Cóoooomo has esperado tanto tiempo antes de confesar ABIERTAMENTE que adoras la misma salsa de caramelo que yo? No conocía el blog que citas, pero sí conozco el libro de donde está sacada la receta porque lo tengo trilladísimo, es "Pasión por el caramelo" de Trish Deseine, ya verás que hasta abandonarás a Ottolenghi por ella (y porque yo, si fuera Pedro, ya empezaría a ester celoso del señor Ottolenghi!)!!!! ;-DDD

    GRACIAS!!!!
    Me has recordado que con ese brioche, efectivamente, esta salsa le va divina de la muerte!
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  5. Lola, que delicia!!!! Tengo esta receta imprimida desde que se publicó.... pero nunca la he hecho, la verdad que no se porqué.
    No creo que ahora sea capaz de no hacerla... ya me has tentado... con unos crepes...unos gofres (me acaban de regalar un aparatito para hacerlos..), no creo que pueda resistirme.....
    Los caramelos a la flor de sal son típicos de Bretaña, de donde sacan en Francia la flor de sal y están buenísimos. Me imagino la salsa...
    No tenemos remedio...
    Un saludo, Begoña

    ResponderEliminar
  6. Pero cómo me haces esto Lola? me estoy balanceando alante y atrás como una boba babeando las teclas de mi ordenador!! las salsas de caramelo (junto con las de chocolate) son mi perdición y sobretodo las que tienen ese puntito de sabrosura que acentúa el dulzor. Bue-níiii-si-ma. Besos!!

    ResponderEliminar
  7. madre mía, qué pecado más gordo!! jajaja. Tiene que estar buenísima, dan unas ganas de meter el dedito en el bote, que no veas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. LOla si dices que no engorda, es de las mias, jajjaa. ¡¡como no lo habias contado ants¡¡¡ tengo una hija adicta al caramelo liquido, creo que esta salsa le encantara con sus queridas galletas maria.
    Solo una cosa No sube cuando le pones la amntequilla al caramelo, una vez me queme al hacer leche merengada.
    Pero me arrisegare. Si me quemo ire para que me mimes. Un dia cuando vaya a Terreros con mis cuñados pasare a visitarte.
    bsss tocaya desde Almeria.

    ResponderEliminar
  9. Receta para golosos??pues para mí¡¡jejej. Lolah que cosa más rica de salsa y no te quepa duda que ahora mismo la apunto para hacerla..ummm para rellenar bizcochos, crepes..jo que ganas de una cucharadita. UN besito preciosa y gracias por la receta.

    ResponderEliminar
  10. Me encanta!!! La copio ya mismo. Siempre hago salsa de caramelo a mi estilo, sin medidas y al ojo. Pero esta se ve de muerte, jiji.
    besitos,

    ResponderEliminar
  11. Que bueno está! realmente se le puede dar muchas utilidades..
    besos
    Gaby

    ResponderEliminar
  12. Es curioso, los que no somos golosos vemos los dulces y tampoco sentimos ese cosquilleo en el estómago como os pasa a muchos de vosotros, pero de verdad que al ver esta salsa, y sobre todo tu propuesta de postre tipo 'galleta' con ella, así que esté fresquito y dulcecito, he sentido algo especial (y no estoy de broma). Esos postres son mi talón de Aquiles. Seguro que con esta salsa están riquísimos.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  13. Me viene fantasticamente este post Lolah! Un beso

    ResponderEliminar
  14. Si hubiese visto la foto sin leer la receta hubiera jurado que es una receta de las difíciles.
    Veo que no, que lograr ese punto no es tan difícil, al menos en la teoría.
    Te agradezco mucho la receta. Ya me veo haciendo los esos vasitos de barro....
    Un abrazo,
    María José

    ResponderEliminar
  15. Hola Lolah,
    maravilloso post, directamente creo que voy a imprimirlo y enmarcarlo! Yo soy una adicta total al caramelo. Recuerdo la primera vez que compré esta salsa hecha, en la Tienda Americana de Madrid, pensaba que no se podía hacer igual en casa y mira tú por dónde, se puede y queda aún mejor, pero eso lo supe después. He experimentado con varias formas de hacerla (hace poco incluso probé una hecha con caramelos Werthers y qué desilusión!) Me quedo con tus proporciones y voy a probarlas inmediatamente. No hay como ponerle un pegote de esta salsa a un helado de vainilla o de chocolate, y estas cremitas que has hecho también tienen que estar de muerte.
    Por cierto, creo sé de dónde salen los bizcochitos que estás mojando en la foto!
    ;-)
    Un beso, maestra!

    ResponderEliminar
  16. Bueno!! esto es grande Lola! digo! doblemente grande que no se que me seduce más si ese bote tan guapete con la salsa o el barrito con la crema... me quedo hasta con la cuchara que es bien bonica!
    Bssssssssss

    ResponderEliminar
  17. Me alegra que hayas puesto esta entrada, no es muy conocida y la verdad es que queda deliciosa. En Francia a esta salsa le llaman Salidou, usan mantequilla salada y así no tienen que ponerle sal, la utilizan en muchos postres y quedan riquísimos.
    Gracias. Besitos

    ResponderEliminar
  18. Lolah, me encanta, me llevo la receta, con unos gofres, que rico!

    Besicos!

    ResponderEliminar
  19. Lolah, esta salsa es una delicia, principalmente si abres el bote y metes el dedo en él, luego claro, hay que limpiarse el dedo, verdad? mmmh,que no se entere nadie, jeje.
    Un besote

    ResponderEliminar
  20. Que delicia mas grande Lola!, no conocía esta salsa pero debe ser de probar y no parar. La última foto, la del postre de galleta, se ve insuperable, el color y la textura me encantan!
    Mil besos.

    ResponderEliminar
  21. Si esta receta es para los más golosos aquí me tienes la primera en la lista. Me parece toda una delicia. Mil gracias por la receta.

    Besos.

    ResponderEliminar
  22. Había preparado ésta salsa de toffe, pero sin mantequilla ni la sal, la verdad es que queda deliciosa, para la próxima vez la preparo como indicas tu. Besos

    ResponderEliminar
  23. Qué locura Lola, creo que solo de ver las fotos y leer los ingredientes me sube el azúcar!!!! Y esos postres del final... menudo colorcito tienen!!!!

    ResponderEliminar
  24. Por dios, ese caramelo grita cómeme (o lámeme :P) a gritos; y menos mal que a mi lo muy dulce no me gusta... Me recuerda a unos caramelos que hacen típicos en Suiza con nata...
    Lo que es segurísimo es que a mi padre le volvería loco, es súper goloso; el dulce de leche se lo toma a cucharadas.
    Apuntada queda que seguro que le daré más de un uso :)

    Un beso

    ResponderEliminar
  25. Me encanta, pero qué buena!!!!!!
    Besazos!

    ResponderEliminar
  26. Perfecta esta crema, se ve deliciosa.
    Besos

    ResponderEliminar
  27. Tengo dudas... Tiene un pinta de infarto pero es que cuando hicimos el cake de caramelo en las Daring Bakers acabé tan harta que no sé si me gustará.

    A lo mejor lo puedo intentar en cantidad enana. ¡¡¡ Necesito tiempoooooooooooo !!!

    ResponderEliminar
  28. que maravilla de salsa!!!
    tomo nota, pero no sé si la haré, tantas calorias uff! nada más de pensarlo ya me engordo!
    besitos

    ResponderEliminar

Te agradezco mucho que dejes un comentario pues me encanta saber quién está detrás de la pantalla y siempre escribo para ti. Puedes estar seguro de que siempre te leo aunque no conteste personalmente.