Galletas suecas con almendra y canela

Creo que el de las galletas es uno de los capítulos con más entradas en el blog y con el tiempo he llegado a tener una buena colección de ellas. No he llegado a hacer un ránking de las mejores, pero aunque todas las que he publicado han pasado por un mínimo control de calidad, hay algunas que sobresalen y que he repetido en muchísimas ocasiones, como las galletas de mantequilla y almendra, los sablés Korova, los roscos Mulino Bianco, los Speculoos o las Digestive, por citar una pequeña parte de mis preferidas.
Pues ahora tengo unas nuevas galletas que añadir a la lista de mis preferidas, y son estas riquísimas galletas suecas de almendra y canela que encontré aquí y que ya he hecho dos veces en una semana.
La mezcla de una galleta suave y tierna con un borde doradito, crujiente y especiado las hace totalmente irresitibles, sobre todo acompañando a un vaso de leche caliente...lo que no os podría decir es si están más ricas en seco, o mojaditas en la leche...impresionantes de cualquier manera, y con lo fáciles que son y lo poco que se tarda en hacerlas os aconsejo que no os las perdáis.
Poner en el bol de la amasadora la mantequilla, el huevo, el extracto de vainilla y el azúcar glas y batir hasta que la mezcla esté cremosa.
Añadir la harina y mezclar bien hasta tener una masa lisa.
Formar un cilindro de unos 5 cm de diámetro con la masa y envolverlo en film. Guardarlo en el congelador durante unos 20 minutos.
Batir el huevo restante. Mezzclar en un bol las almendras troceadas, la canela y el azúcar moreno.
Pintar el cilindro de masa con el huevo y cubrirlo con la mezcla de almendra y canela presionando para que se adhiera bien. Volver a envolver en el film  y meter durante otros 20 minutos en el congelador.
Precalentar el horno a 170º. Sacar el cilindro de masa del congelador y cortarlo en rodajas de medio cm de espesor, ponerlas en una placa de horno y salpicarlas con un poco de azúcar moreno, hornear durante unos 15 minutos.

8 comentarios:

  1. Lola! Pero qué maravilla!!! Súper bonitas y vamos de sabor es que me lo estoy imaginando...uhmmm estas me las apunto! intentaré que me salgan tan bien como las tuyas! Besos guapa

    ResponderEliminar
  2. Estas bolachas ficaram fantásticas e com amêndoa e canela tem que estar uma delicia.
    Vou levar a receita pois não resisto

    ResponderEliminar
  3. Qué buenas tienen que estar, de buena gana me comía unas pocas, jajajaj

    ResponderEliminar
  4. Yo también soy muy galletera!! el borde con almendras debe quedar muy rico además de bonito. tengo que probarlo!

    ResponderEliminar
  5. Me parecen geniales. La verdad es que hago poco pastelería pero siempre me ha gustado todo lo que haces y todo lo que he hecho de tu blog ha salido perfecto.
    Creo que las haré pronto con mi hijo, nos lo vamos a pasar muy bien en la cocina. Un besote y gracias.

    ResponderEliminar
  6. maravillosa receta y unas fotos geniales, un besito guapa

    ResponderEliminar
  7. Estas hay que probarlas. Gracias por la receta

    ResponderEliminar
  8. Lola, si las hago te avisaré y te comentaré que tal

    ResponderEliminar

Te agradezco mucho que dejes un comentario pues me encanta saber quién está detrás de la pantalla y siempre escribo para ti. Puedes estar seguro de que siempre te leo aunque no conteste personalmente.