Tarta de pralines rojos

tarta-de-pralines-rojos
Siempre me han fascinado los pralines rojos. En realidad no son más que unas almendras garrapiñadas, pero como los franceses son mucho más sofisticados que nosotros, los tiñen de rojo y les dan un nombre mucho más delicado y sugerente.
El caso es que era algo que siempre tenía en mente hacer pero nunca encontraba el momento oportuno hasta que hace poco, leyendo la revista Elle à table, me encuentro una tarta de pralines rojos del gran pastelero Chirstophe Felder.
tarta-de-pralines-rojos-1 Ahora si que ya no tenía excusa, esta tarta había que hacerla sin remedio porque además de lo bonita que es, su elaboración es tan simple, aparte de hacer los pralines que tampoco es tan difícil, que me picaba la curiosidad por ver cómo resultaba.
Pues aquí tenéis el resultado, una tarta diferente a cualquier otra, con una masa muy suave y rica y una cubierta que combina el crujiente de las almendras con una crema con una textura similar a la crema de caramelo con un delicioso sabor a vainilla. Eso si, bastante dulce y altamente peligrosa para mantener la línea, pero bueno, no podemos pretender que una tarta no engorde, ¿no?
Aunque en la foto de los ingredientes no aparece, he pintado el fondo de la tarta con un poco de mermelada de naranja amarga como recomendaban en la revista para contrarrestar un poco el dulzor. Es opcional pero os recomiendo hacerlo pues le da un toquecico muy bueno.
Tarta-de-pralines-rojos-ingredientes


tarta-de-pralines-1
 
Para hacer la masa,  mezcla en un bol la mantequilla a temperatura ambiente, el azúcar, la almendra molida, el extracto de vainilla y las semillas de la vaina de vainilla. Cuando esté todo bien mezclado, añadir el huevo y seguir mezclando hasta que el huevo se haya absorbido un poco.
tarta-de-pralines-2

Añadir una pizca de sal a la harina e incorporarla a la masa, mezclar bien hasta tener una masa homogénea y un poco pegajosa. formar una bola y envolverla en film. Guardar en el frigorífico al menos durante una hora.
tarta-de-pralines-3

Para hacer los pralines rojos, poner en un cazo la mitad del agua, la mitad del azúcar y las semillas de la vaina de vainilla, añadir también el colorante rojo, poner al fuego y hacer que hierva suavemente hasta alcanzar los 120º.
tarta-de-pralines-4

Añadir las almendras y mezclar bien con una cuchara de madera para que todas las almendras queden bien cubiertas con el almíbar. Ponerlas sobre un papel de cocina y dejar que se enfríen un poco.
tarta-de-pralines-5

Poner el resto del agua y del azúcar en el cazo y volver a calentar hasta los 120º. Mientras el almíbar llega al punto, ir separando las almendras para que queden sueltecitas.
Cuando el almíbar alcance los 120º, añadir de nuevo las almendras y con el fuego al mínimo, remover durante unos 5 minutos para que se queden bien rebozadas en el caramelo que adquirirá un aspecto terroso. Volver a poner en el papel de horno y dejar enfriar.
Sacar la masa del frigorífico, extenderla con el rodillo y forrar un molde de tarta. Pinchar toda la superficie con un tenedor y hornear a 170º durante unos 20 minutos.
tarta-de-pralines-6

Poner los pralines en una bolsa con cierre hermético y golpearlos con la mano del mortero para trocearlos de forma desigual. Cuando la base esté cocida, sacarla del horno y pintarla con un poco de mermelada de naranja amarga.
tarta-de-pralines-7

Repartir por encima los pralines troceados y verter sobre ellos la nata. Hornear a 190º durante unos 40 minutos. Al sacarla del horno, echar unas gotas de extracto de vainilla por encima.
tarta-de-pralines-rojos-2

18 comentarios:

  1. Magnifica receta y estupendo tutorial, no conocía esta tarta y me ha encantado, me puedo imaginar lo rica que debe de estar, todo un placer en cada bocado.
    Un besito y feliz semana.

    ResponderEliminar
  2. Si es que donde se ponga la sofisticación francesa… jeje. Yo creo que no había visto nunca esta tarta pero la verdad es que te ha quedado muy bien y tiene pinta de estar muy buena.

    ResponderEliminar
  3. Buenos días Lolica! lo que a mí me gustan las garrapiñadas no está escrito. Mi abuelo Saturnino era un goloso de mucho cuidado y compartíamos ambos la pasión por las garrapiñadas y cada paquetito caía en un visto y no visto... madre mía como le hubera gustado tu tarta! un beso enorme lindura:-)

    ResponderEliminar
  4. Hola, enhorabuena por tu blog! te invito a que añadas tu blog al top blogs de cazarecetas.com donde se encuentran los blogs de recetas más populares del momento. Estaremos encantados de compartir nuestro tráfico a tu blog! Es un ranking dínamico con estadisticas en tiempo real!

    http://www.cazarecetas.com/top-blogs/

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Me parece impactante esta tarta, un poco laboriosa pero el resultado es magnífico. Gracias por la receta. Besos

    ResponderEliminar
  6. K buenaaaa, no conocía yo lo del praline rojo, voy a tener k probar,besitos

    ResponderEliminar
  7. Que maravilla de tarta, desde luego intentaré hacer, por lo menos, las almendras garrapiñadas al modo praline, que me han llamado mucho la atención.
    Un abrazo.
    mirecetario.es

    ResponderEliminar
  8. Me has dejado con la cara pegada a la pantalla, pero como se te ocurren estas cosas tan ricas???. Me encanta, ademas tengo Red Velvet en casa, supongo que valdrá. Eres un crack Lola. bssss

    ResponderEliminar
  9. Sofisticado, en origen, significa falseado. Esa es la cocina francesa , que cuanto encuentra bueno se lo apropia, cambiado de nombre, eso si, que dicho en otro idioma parecen mejores las cosas. ¿De donde iban a tener, tanta almendra y azucar (ambas de tradicion arabe) como para inventar las garrapiñadas?...Perdon...praliné.

    ResponderEliminar
  10. Preciosa y me imagino que deliciosa también. En EEUU tiñen los pistachos de rojo y a la vista, resultan tremendamente atractivos. Lo malo es que los dedos se tiñen tambien al comerlos ;)

    ResponderEliminar
  11. Qué rica tiene que estar!! me encanta la foto! las tartas con frutas o con frutos secos son mi perdición

    ResponderEliminar
  12. Huala! qué me dejaste con la boca abierta, guapa! ya me gustan las garrapiñadas, con color o sin, pero una tarta? esto es lo más, y seguro que está exquisita, tengo que guardarme esta versión por qué seguramente la probaré tarde o temprano.
    Un besito

    ResponderEliminar
  13. Cuando vi tu receta supe que la tenía que hacer. El día del Pilar me pareció perfecto, a pesar de la prevención que tenía por si resultaba muy dulce. Por ello, he usado un poco menos de la cantidad que indicas de pralines y el resultado ha sido perfecto. A mi familia le ha encantado, tanto que incluso han repetido. Asi que gracias por proporcionarme una receta tan estupenda y original.

    Un saludo,
    María Luisa

    ResponderEliminar
  14. Me parece una tarta muy original, me la apunto, a mi me encantan las garapiñadas ósea que creo que la tarta me va a encantar.
    Besos cris y Laura.

    ResponderEliminar
  15. Lola he venido a por los pralinés, se acerca el cumple de sanmarido y como le gustan tanto las garrapiñadas voy a probar con tiempo porque conociéndome como me conozco igual hay que repetirlos varias veces jaaaa.
    La tarta se ve mas que deliciosa y la verdad me encanta.¡¡¡ Madre mía como dominas el tema, alucino¡¡¡ las fotos maravillosas.
    Besicos desde Almeria.

    ResponderEliminar
  16. Madre mia Lola..si las almendras garrapiñadas me gustan, en pastel debe ser ya una autentica gozada!! agua se me hace la boca al ver esa ultima foto, una pena que no estemos mas cerca, que si no me iba a tu casa!^^
    el otro dia me entere que la primera pasteleria de la peladilla estaba alli, y que la cerraron, la verdad es que es una pena, pero el dueño solo no daba abasto con todo. Menos mal, que aun podemos disfrutarlos en Murcia, cosas asi no deberian cerrarse ni perderse nunca, es parte de nuestra historia y nuestra tradicion gastronomica.
    un besico guapa

    ResponderEliminar
  17. Que pinta más buena tienen todas tus recetas pero esta en particular creo que me encanta!! Te deseo todo lo mejor y te invito a pasarte por mi blog
    http://lalocuragastronomica.blogspot.com.es/2014/11/bunuelos-de-calabaza.html
    Besitos

    ResponderEliminar

Te agradezco mucho que dejes un comentario pues me encanta saber quién está detrás de la pantalla y siempre escribo para ti. Puedes estar seguro de que siempre te leo aunque no conteste personalmente.