Navegando entre montañas




Hace un par de semanas, en medio de nuestro viaje, tuve claro el título de este post. Hacer un crucero por Noruega es navegar entre montañas durante kilómetros y kilómetros, montañas altas como gigantes verdes que se vierten en cascadas que caen al mar. Un derroche de belleza tan increíble en unos lugares tan solitarios, tan silenciosos, tan sobrecogedores, que cuando uno vuelve al calor, al ruído, al polvo, le parece que todo aquello fué un sueño, un espejismo, algo que nunca existió.
En Oslo visitamos el museo de barcos vikingos y un precioso museo al aire libre de construcciones tradicionales, así como en parque Vigeland con sus cientos de esculturas de desnudos, un recorrido por todas las edades del cuerpo humano lleno de ternura y de verdad.






Stavanger es una ciudad encantadora que vivió de la pesca y ahora goza de la enorme prosperidad que proporciona el petróleo del Mar del Norte con un precioso barrio de casas antiguas de madera.



Cuando despiertas en el fondo del fiordo de Flam, subes a la cubierta y te topas con ese increíble espectáculo de verde y azul es cuando empiezas a darte cuenta de lo que es un fiordo y de que no tendrás palabras para contarlo...después vendría el recorrido en el tren de Flam, las casacadas surgiendo a cada recodo del camino y la bajada a pie disfrutando del paisaje.





En Molde hicimos un delicioso recorrido en taxi para ver la carretera del Atlántico, pasando por preciosos paisajes marinos.






Por la noche disfrutamos la victoria de la selección española en un teatro lleno de españoles y de camisetas rojas, y con unos cuantos holandeses silenciosos y algo abrumados. ¡Hasta yo me emocioné, y eso que no me gusta nada el fútbol.



Al día siguiente nos esperaba la etapa más espectacular del viaje, el fiordo de Geiranger. Si desde abajo el panorama era sobrecogedor, lo mejor aún estaba por llegar, desembarcamos y emprendimos en autobús la subida al monte Dalsnibba entre cascadas y restos de nieve, parando en un mirador para disfrutar del increíble panorama del fiordo. Cuando llegamos arriba, a 1.500 metros de altitud nos recibió el arcoiris entre las montañas y allí abajo, diminuto e increíblemente lejano, el fíordo con nuestro barco. No tengo palabras para contaros mi emoción, la indescriptible belleza de ese momento en que el sol y las nubes se pusieron de acuerdo para recibirnos con su aspecto más deslumbrante. Hasta allí llegó también nuestra bandera y nuestra alegría.















La salida del fiordo es también espectacular, con tantas cascadas cayendo al mar.




                      




Bergen es la segunda ciudad de Noruega y es realmente bonita, sobre todo el barrio hanseático medieval, con sus calles estrechas y sus antiguas casa que parece que se van a derrumbar de un momento a otro.
Y el mercado de pescado dónde una legión de vendedores españoles nos dió a probar diversas clases de salmón e incluso un poco de carne de ballena, que la verdad es que no nos convenció en absoluto...



                          













Amsterdam fué la última etapa del viaje, una ciudad imposible de ver en medio día, tan diferente de cualquier otra, tan llena de bicicletas, con sus preciosos canales, sus casa antiguas, sus flores, su ambiente de diversidad y de libertad, un lugar al que volver.







Este post está dedicado a Candela, Jose, Inma y Juan Carlos y sus encantadores hijos Irene y Juan Carlos, sois los mejores compañeros de viaje y os llevamos en el corazón...Hay que empezar a pensar en el año que viene!




27 comentarios:

  1. Que viaje mas bonito, Lolah y que fotos mas chulas para recordarlo, gracias por compartirlo con nosotros...un besito

    ResponderEliminar
  2. Que maravilla Lolah...toda la gente que hace cruceros por los fiordos llega sobrecogida por tanta maravilla, sobre todo los que vivimos en éstas zonas tan áridas, jejeje

    Has hecho unas fotos preciosas...en verano tiene que ser maravilloso, pero en invierno....uf tiene que ser terrible vivir ahí, jejeje

    Un saludo!!!!

    ResponderEliminar
  3. Que bello viaje Lolah,impresionante fotos...es verdad,todo el que va viene enamorado de esos lugares...habrá que ir haciendo hucha,para poder ir a los fiordos,y eso,si en verano,de la que te libraste,aunque que calda hace mi madre!!se me estáhaciendo el verano imposible.
    Cual es tu próximo destino...?..jeje

    Un besico

    ResponderEliminar
  4. Lolah: no sabes como agradezco el rato que me has hecho disfrutar. Un paseo por los fiordos es el sueño dorado que no sé si algún día veré realizado, y con tus fotos, maravillosas, has hecho que casi crea que he viajado contigo.
    Felicidades por el reportaje que nos has mostrado y por lo que habeis debido disfrutar durante el viaje.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Uno de los mas espectaculares viajes que he hecho, pero por carretera,
    Acabo de descubrir tu blog, Felicidades.

    ResponderEliminar
  6. Lola, QUE ENVIDIA!!!!!!!!!!!!!!!!!!
    Tu viaje me hubiera dado envidia en cualquier caso, pero hoy que hemos amanecido a 27º C, no te imaginas como me ha gustado verte en la nieve!!!
    Estoy segura de que os lo habeis pasado de miedo y desde luego las fotos demuestran que no habeis perdido el tiempo, que lo habeis aprovechado bien.
    ¿Sabes que un bisabuelo de mi madre era de Bergen? LLegó a Bilbao con el negocio de la madera y se casó con una irlandesa, que estaba allí por el mismo motivo y no volvieron a tener contacto con sus familias de origen, así que perdimos todo el rastro....
    La vida da muchas vueltas....
    Un saludo, Begoña

    ResponderEliminar
  7. Qué maravilla de paisajes. Pero lo que más envidia me da es imaginarme el fresquito que debe hacer. Nos espera una semanita de órdago.

    Nunca me he ido de viaje en ese plan y supongo que nunca lo haré pero tengo tanta necesidad de desconectar que creo que me iría a donde fuera. Qué maravilla.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Primero darte las gracias por compartirlo con todas nosotras...me parece un gesto precioso.
    El viaje espectacular...que paisajes y al natural ya debe ser la......
    besicos

    ResponderEliminar
  9. Lolah¡¡¡ Impresionante las fotos, el viaje y todo, sin duda Noruega es un país para disfrutarlo, sobre todo ahora en verano, que el paisaje es tan colorido.

    Nosotros tenemos unos amigos que viven en Bergen y siempre están diciéndonos que vayamos ... así que algún año caerá, jajaj, aunque tengo claro que quiero que sea en verano.

    Me encantó la crónica y las fotos, es todo un disfrute, imagino lo que has disfrutado.

    Un besote fuerte

    ResponderEliminar
  10. QUE MARAVILLA DE VIAJE; MUCHAS GRACIAS POR COMPARTIRLO CON NOSOTROS. UN BESO COMPAÑERA CARTAGENERA.

    ResponderEliminar
  11. Vaya viajecito que os habéis marcado Lola. Es impresionante, me han encantado todas y cada una de las fotos. Me muero de envidia por todos los ditios dónde habéis estado.

    Y bueno, nunca hemos estado por allí pero los fiordos y Noruega en general sabemos que son una delicia. He visto fotos de viajes de amigos y es de verdad mágico y diferente. No me extraña que a la vuelta te haya chocado, sobre todo ese detalle del bullicio.

    No me extraña que estéis planeando el siguiente.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. Que gracia me ha hecho la entrada... en junio del año pasado estasva yo por ahí... casi casi en los mismos lugares, fotos similares... qué bonito!!! Me encantó! Buen recuerdo!
    buen verano!

    ResponderEliminar
  13. Lola, enhorabuena por haber podido disfrutar de un viaje tan precioso. Y agradecida por que lo hayas compartido con nosotros.

    Sabes aquello que dicen que cuando estás embarazada, o te rompes una pierna, solo ves embarazadas o escayolas? jajajaa, pues a mí me está pasando un poquito esto. Hace unas semanas contratamos un crucero, y no hago más que encontrarme gente que ha disfrutado con el suyo. Entiendo lo bien que te lo has pasado y la ilusión de poder hacer un viaje como este. Solo una cosa, a que repetiréis? :-))

    De nuevo muchas felicidades y gracias!

    un beso, bonita. :-)

    ResponderEliminar
  14. Guapa que pasada, es precioso que vistas es maravilloso me encanta la naturaleza,bssss

    ResponderEliminar
  15. vaya viaje mas hermoso!! en cada fotografia me quedado sin aire, cuanta belleza!!! que paisajes madre mia!!!!!!!! y el cartel del hombre y el salmon!!! jajaja me ha encantado todo todo, jamas te olvidaras de ese paseo tan bonito!!! gracias por compartirlo con todos nosotros!
    cariños!

    ResponderEliminar
  16. Que envidia Lolah!!!!

    Ese es un viaje que siempre he tenido un montón de ganas de hacer... y ahora que veo tus fotos ni te cuento... seguiré ahorrando.

    Absolutamente impresionante.

    Biquiños mil.
    Lau.

    ResponderEliminar
  17. Qué paisajes, qué fotos, qué envidiaaaa!!
    es todo una maravilla, un buen recuerdo sin duda.
    Bss!

    ResponderEliminar
  18. Lola un viaje de pelicula y unas fotos maravillosas , un saludo guapa

    ResponderEliminar
  19. Qué lugar más bello; parece sacado de un cuento. Más de una vez he mirado para hacerlo, pero al final siempre acabo por otros lares. Alguna vez será.
    Un saludillo
    Olga

    ResponderEliminar
  20. LOLA que viaje mas bueno habrás disfrutado mucho este año me conformo con ver vuestras fotos.
    Besos

    ResponderEliminar
  21. Lindísimas fotos que me han hecho recordar mi viaje a Noruega, muy similar al tuyo ¡qué país!. Naturaleza en estado puro. Y para final de viaje Amsterdam, es una de mis ciudades favoritas, creo que allí podría vivir, la he visitado en dos ocasiones, y creo que volveré, porque me encanta. ¡Qué recuerdos!

    ResponderEliminar
  22. Qué gusto de viaje, y qué refrescantes paisajes, Lolah.

    Hace 20 años estuvo una amiga recorriendo Noruega hasta Tronheim o algo así, y trajo fotos del museo, de las estatuas del parque, de los fiordos, y ya me emocionó. Entonces no tenía yo opciones, pero siempre me quedó como un viaje pendiente, que ahora me has recordado.

    Y Amsterdam, me parece un gran final para ese viaje veraniego.

    un abrazo a P y un beso para ti.

    ResponderEliminar
  23. Que paisajes más HERMOSOS! con solo ver las fotos parecía un sueño, no imagino haber estado en vivo!
    que gusto Lolah!
    un besito
    Gaby

    ResponderEliminar
  24. Qué preciosidad de viaje Lolah, y acompañada de buenos amigos, qué felicidad!!

    ResponderEliminar
  25. Que preciosidad de imágenes y que viaje más excitante. Cuántas ganas tengo de ir. Enhorabuena por haberlo conseguido.
    Bss

    ResponderEliminar
  26. Bueno Lola y Pedro. Vuestras fotos magníficas. Qué bonito recuerdo el del paseo de una hora más o menos, eh?. Un abrazo Inma y Juan Carlos y un recuerdo de los niños.

    ResponderEliminar

Te agradezco mucho que dejes un comentario pues me encanta saber quién está detrás de la pantalla y siempre escribo para ti. Puedes estar seguro de que siempre te leo aunque no conteste personalmente.