HEMC # 43 Biscotti de pistachos y jengibre


Me encantan los biscotti! Estos riquísimos dulces italianos llenos de frutos secos, duros y no demasiado dulces son para mi un verdadero vicio, algo que siempre te apetece comer, ideales para picar entre horas y para llevar a una excursión o a cualquier parte sin miedo a que se rompan....y siempre tan ricos!
Hacía tiempo que no los hacía, pero la verdad es que andaba buscando una excusa para volver a disfrutarlos, y qué mejor que el HEMC de este mes propuesto por Cynthia de Aromas de mi cocina, que recoje recetas con frutos secos (lo siento, pero prefiero llamarlos así, llamarles nueces me parece un anglicismo totalmete innecesario), así que aquí están mis biscotti de pistachos y jengibre que están para empezar y no parar.
La receta es de Ottolenghi, uno de mis libros fetiche como ya sabeis los que me leéis desde hace algún tiempo, no son unos biscotti tradicionales, pues generalmente no llevan ninguna materia grasa, pero como el método de doble cocción es el mismo y el resultado casi idéntico (estos no salen tan duros), podemos seguir llamándolos así.
Los pistachos se pueden sustituir por almendras o avellanas, pero lo que los hace tan deliciosos es el jengibre confitado que nunca antes había usado, me encanta encontrar esos trocitos dulces y picantes tan ricos!

Estos son los ingredientes:
-80 gr. de mantequilla
-110 gr. de azúcar
-2 huevos ligeramente batidos
-1 cucharada de brandy
-la piel de una naranja rallada
-150 gr. de harina
-1/2 cucharadita de jengibre molido
-1/4 cucharadita de sal
-80 gr. de pistachos crudos
-60 gr. de jengibre confitado troceado

Así se hace:
Batir la mantequilla con el azúcar hasta que esté cremosa y blanca. Añadir poco a poco los huevos mientras seguimos batiendo. Añadir el brandy y la ralladura de naranja, la harina, el jengibre molido y la sal, mezclar bien y echar los pistachos y el jengibre confitado. Dejar enfriar la mezcla en el frigorífico durante una media hora.
Pasado este tiempo, precalentar el horno a 180 º, preparar una placa de horno con un papel de horno, espolvorearlo de harina y volcar sobre él la masa, con las manos enharinadas darle forma alargada, como una bara de pan, no importa que tenga una forma perfecta, pues se extenderá bastante al cocer.
Hornearla durante unos 20-25 minutos, sacarla del horno y dejarla enfriar un poco, debe estar hecha, pero bastante tierna.
Bajar la temperatura del horno a unos 140º. Con un cuchillo de sierra cortar rebanadas de 1 cm. más o menos, irlas depositando en la placa apoyadas sobre uno de los lados cortados y hornearlos durante unos 40 minutos o hasta que estén dorados y crujientes.
Sacarlos del horno y dejarlos enfríar sobre una rejilla. Se conservan bastante tiempo en una caja hermética.
Algunas personas me han preguntado por el jengibre confitado, yo lo compré en Alemania y en Cartagena no lo he visto, pero supongo que en otras ciudades se podrá encontrar, de todas formas por la red hay numerosas recetas para hacerlo...yo lo voy a intentar muy pronto, ya os contaré.

hemc #43 - nueces

42 comentarios:

  1. que bueno se ve esto, a mi es que el jengibre me encanta, los sabores pincantes son una de mis debilidades y el pistacho ni hablar.. Me gusta la receta, gracias!

    ResponderEliminar
  2. Siempre pensé que se trataba de una receta más complicada.Me ha sorprendido gratamente.
    No me imagino el sabor del jengibre en trocitos. Esto lo voy a tener que probar yo...
    Un abrazo,
    María José.

    ResponderEliminar
  3. Madre mia, Lola, y eso q a mi no me gustan...tal vez deberia cogerte uno y cambiaria de opinion!

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  4. Yo también creía que eran latosos de preparar, pero estaba equivocada.
    Me tomaba ahora uno de postre.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. A mi me encantan..y son tan faciles, ricos y vistosos! tengo pendiente unos de chocolate... besossss

    ResponderEliminar
  6. Qué buenos, nunca los hemos probado pero con esos mini tropezones y en esa masa sin levadura y con un color maravilloso, debe de estar muy rico. Jengibre confitado... tengo muchas ganas de probarlo, y lo he visto ya en varios blogs. Es cuestión de anirmase.

    La verdad es que así quedan preciosos, y la foto te ha salido de libro.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Mira que me gustan , y oye, que soy una vaga que nunca los ha hecho, yo soy de las que se los come de 3 en 3 cuando los tengo delante pero ahora que has puesto esta version tan estupenda que no voy a encontrar hecha en ningun sitio.....una de dos o me voy a tu casa a comerlos o me los hago!!!!
    una aportacion estupendamendamente tremenda de buena Lolah!!!

    ResponderEliminar
  8. Puro vicio!!! No los he preparado nunca pero tengo muchas ganes de hacerlo. Así que creo que tu receta va a ser la excusa, teniendo tu garantía, es un valor seguro.
    Te han quedado preciosos y la mezcla pistacho-jengibre confitado tiene que ser espectacular!!!
    Un saludo, Begoña

    ResponderEliminar
  9. Nunca he probado los biscotti pero por lo que dices tienen que ser un pique de empezar y no parar, con lo que me gustan los frutos secos. El jengibre confitado donde se puede comprar??
    Un besito

    ResponderEliminar
  10. Hola, wada,
    acabo de ver que también eres de Cartagena, qué bien!
    El jengibre confitado no lo he visto nunca por aquí, el que tenía me lo traje de Alemania. Voy a buscar alguna receta para hacerlo yo misma, no creo que sea muy difícil.
    Un besazo
    Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

    ResponderEliminar
  11. Hola Lola que bien te lo has pasado eh!!!
    Bravo por todos!!!
    Baci bella... a dopo;))

    ResponderEliminar
  12. Hola Lola,

    Me encatan estas galletitas aunque nunca las he probado con jengibre confitado. Seguro que están de vicio. Un besito,

    Sacer

    ResponderEliminar
  13. Pistachos, jenjibre, Lolah que decilia.
    Esto tengo que intentarlo.
    Un besote preciosa.

    ResponderEliminar
  14. Lola una maravilla de receta y de fotos...no me resisto a probarlos.Besitos

    ResponderEliminar
  15. Con el toque de jenjibre estaran muy buenos.
    Saludos

    ResponderEliminar
  16. oooh qué buena pinta.
    Y si la receta es de ottolenghi, no me digas más. En junio me toca viaje a londres y pienso volver de allí con el nuevo libro :)

    ResponderEliminar
  17. Que rico Lola!! que ganas de mojarlo en una taza de café con leche o chocolate! te copio la receta :)
    besitos
    Gaby

    ResponderEliminar
  18. A mi también me pierden los biscotti, podría comerlos a todas horas. Admiten tantas variedades, no son empalagosos, son ideales para mojarlos en café, té o chocolate... Riquísimos los tuyos, con pistachos creo que aún no he hecho ningunos.

    Anda, el hemc es con cualquier tipo de frutos secos? Pues vaya! Yo pensaba que era sólo con nueces... y ya no me va a dar tiempo a participar, qué cabeza tengo!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  19. Que fáciles, ricos y vistosos quedan, las fotos lo dicen todo. Besitos

    ResponderEliminar
  20. Que ricos han de estar. Por fin me ha quedado claro lo del Hemc yo leía nueces pero veía recetas con otros frutos secos, graias Lola.
    Muas!

    ResponderEliminar
  21. Tiene que ser un escándalo, me la quedo para hacersela a mi padre que le gustan estas dulces mucho,.
    Me ha encantado verte con las manos en la masa "italiana"
    Todo mi cariño

    ResponderEliminar
  22. Que rico Lolah, me encanta lo de hacerlos, cortarlos y luego tostarlos, han quedado con un color maravilloso.

    Un beso

    ResponderEliminar
  23. Tiene una pinta estupenda, deben estar riquísimos

    ResponderEliminar
  24. Lola que ricos!! De tu super libro, que es una pasada, pero yo no tengo las medidas que usan ellos.. Asi que te la copio a ti que las has pasado a lo que yo conozco. Venga, enseñame a confitar jengibre!! jaja

    Besos!

    ResponderEliminar
  25. Yo contigo Lola no se por donde empezar, me gusta todo, las fotos, las recetas, como nos lo cuentas....esta en especial me ha encantado...son una especie de carquinyolis no???, tienen la misma forma pero llevan almendras, aquí en mi tierra són muy populares y a mi me encantan.
    Estos que has hecho me parecen una pasada y no muy complicados, cosa que me gusta, solo una cosa, el jengibre confitado...donde se puede comprar???
    un beso

    ResponderEliminar
  26. ¡¡ Qué bonitos !! Yo no sé cómo me he podido resistir a ellos tanto tiempo... ¡¡ los tengo que probar !!

    ResponderEliminar
  27. Me encantan los bicotti aunque m resultan algo duros, si dices que estos no lo son, habrá que probarlos ;)Con pistachos una delicia ;)
    Besos!

    ResponderEliminar
  28. Hace tiempo que le tengo ganas a los biscotti y estos tuyos... madre mia, quitan el sentido eh!! Alucinantemente buenos. Un 10.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  29. Lolah, qué ricos que tienen que estar!!! Como bien dices, me parecen ideales para una excursión.

    Por cierto, lo bien que lo pasaste en el curso de Comemai, egh!!! se te ve superfeliz en las fotos ;)

    Besos wapa, Paula
    http://conlaszarpasenlamasa.cultura-libre.net

    ResponderEliminar
  30. ¿Dónde compraste el jengibre confitado? A mí también me chifla el toque ácido y picante que le da a las cosas :-)

    ResponderEliminar
  31. Justo el otro día compré jengibre confitado, había visto una receta de Jamie Oliver que lo utilizaba y me hizo gracia encontrarlo, y ahora nos lo presentas tú en éstos magníficos biscottis, seguro que tiene que dar un toque fantástico!!!Besitos

    ResponderEliminar
  32. ¡Pero que buena pinta! Los veo y me imagino como crujen al morder...

    ResponderEliminar
  33. Querida Lola,
    he tardado unos cuantos días en poderme leer todo lo que has publicado, qué ilusión me han hecho las fotos de Turín, cuánto me alegro de que os gustara!
    La donusera no es indispensable, pero es rápidísima y graciosa y creo que a los pequeños de la casa les encantaría. Eres una grandísima maestra galletera, un beso enorme.

    ResponderEliminar
  34. Tienen una pinta maravillosa. Sabes, no los he probado aún así que los miro, si cabe. con más ansia. Esa que da el querer descubrir el sabor de las cosas...bssssss

    ResponderEliminar
  35. vaya pinta lolah... se me hace la boca agua.-... joooooooooo por que tas tan lejos eh????
    sé que tengo en una armario un botecito de dados de gengibre confitado. veremos si no está ya caducado.. porque ya tienen destino!!! qué pinta por favor...
    mil besos wapa

    ResponderEliminar
  36. En Cataluña, a estos biscottis les llamamos carquiñolis. Los tuyos estan de escándalo. Un beso.

    ResponderEliminar
  37. que ricura!! seguro que estará tremendo, que pena no encontrar el gengibre...esperaré que tu lo hagas a ver.
    bexinos wapa.

    ResponderEliminar
  38. Hola Lola ,pues si en cataluña se llaman carquiñolis ,pero no llevan pistachos ,me parece ,he mirado tus fotos de Semana Santa y me ha emocionado ,yo voy cada año a Cartagena pero en verano,un beso

    ResponderEliminar
  39. Ay ¡¡¡ tocaya, me traje(media tienda) de Sonoma(Orlando) una latita de jengibre confitado que es un delicia, con decirte que cuando tengo hambre pico un poco, esta riquisimo, cuando vaya a cocinar no me queda.Lo puse en unas magdalenas y no veas, que cosa mas rica.
    Asi que imagino estos bocottinis, muy similares alos carquiñoles, que como no se como se cocinan, no puedo decir que sean similares.
    Este tuyo en cuanto pueda entrar en la cocina los hago, porque tengo de todo, jajaja esperandome y llamandome a gritos.
    Una paortcion fabulosa.
    Bss tocaya desde Almeria.

    ResponderEliminar
  40. Lola, de nuevo vuelves a ponerme los dientes largos con ese libro que ambas tenemos pero yo aún no he "estrenado" ¡qué barbaridad! Y la verdad es que viéndote a ti no sé cómo no corro a la cocina a ver si le saco la mitad de partido que tú....

    te ha quedado genial. De las fotos, mejor ni hablamos.

    besos, guapa

    ResponderEliminar

Te agradezco mucho que dejes un comentario pues me encanta saber quién está detrás de la pantalla y siempre escribo para ti. Puedes estar seguro de que siempre te leo aunque no conteste personalmente.