Un nuevo año, un pequeño milagro y un cordial.


El nuevo año ha comenzado tranquilo y sereno y hemos aprovechado para ir a comer junto al mar, aunqu el día estaba un poco nublado, el mar estaba tan bello como de costumbre y a la vuelta, mientras atravesábamos el campo se ha producido un pequeño milagro. ¡He visto los primeros almendros florecidos!. Creo que este es el año que han aparecido más temprano, puede que esto sea otra consecuencia del cambio climático, pero para mi siempre es un momento mágico, el anuncio de la primavera y de los días radiantes sin los que a la gente de mi tierra se nos hace difícil vivir.

Y de estos almendros, que salpican nuestra tierra, sale la materia prima para uno de los dulces más ricos de la Navidad de Cartagena y Murcia. Son una verdadera delicia y muy fáciles de hacer, quedan crujientes por fuera y tiernos y esponjoso por dentro, gracias al cabello de ángel...si, ya sé que a mucha gente no le gusta, pero basta probar este dulce para cambiar de opinión.

Cordiales de almendra
Ingredientes:
1 kg. de almendras molidas no muy finas
800 gr. de azúcar
1 kg. de cabello de ángel
9 huevos
Raspadura de 1 limón y una cucharadita de canela
Obleas

Preparación:
Se mezclan bien todos los ingredientes menos el cabello de ángel, se ponen las obleas en una bandeja de horno y se van cogiendo porciones de la masa de tamaño algo mayor de una nuez a las que se le mete más o menos una cucharadita de café de cabello de ángel, se van depositando sobre las obleas dándoles forma cónica. Se meten al horno precalentado a 180º hasta que estén dorados, unos 20 ó 25 minutos.


Con una copica de mistela están para chuparse los dedos.

4 comentarios:

  1. Lola tienen pinta de ser deliciosos. A mi el cabello de ángel no me gustaba pero ahora me pirra!! Una pregunta: se podrían hacer sin las obleas? un bico

    ResponderEliminar
  2. Pilar, yo creo que no pasa nada si no usas las obleas, poniendolos sobre un papel de horno o un tapete de silicona, supongo que el poner las obleas sería para que no se pegaran a la lata del horno, pero ahora ese problema está resuelto.
    Ya verás qué ricos están.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  3. Creo que me van a encantar estos dulces. Me los quedo.
    Buen día

    ResponderEliminar
  4. Lola, me podrías decir donde puedo comprar las obleas, es que no las encuentro por ningún sitio y tengo unas ganas locas de hacer los cordiales para mi marido, porque le encantan de cuando íbamos por Torrepacheco y siempre comprábamos Cordiales y Delicias. Mil gracias.

    ResponderEliminar

Te agradezco mucho que dejes un comentario pues me encanta saber quién está detrás de la pantalla y siempre escribo para ti. Puedes estar seguro de que siempre te leo aunque no conteste personalmente.