Uvas encurtidas

Aquí estoy de nuevo después de casi un año desde la última entrada que publiqué, intentando ponerme al día con las antiguas rutinas de fotografiar, editar fotos y escribir en el blog que ya tenía casi olvidadas.

En este tiempo he pasado por una Navidad horrible, con varias visitas a urgencias sin que me dieran ninguna solución, una operación urgente en la noche de Reyes, de la que me desperté con un diagnostico de cáncer de colon, seguida de seis meses de quimioterapia que me dejaron sin fuerzas para casi nada. Y desde entonces, ir recuperando poco a poco tanto la forma física como las ganas de volver al blog del que durante muchos meses me había desentendido por completo.

Afortunadamente, ya me encuentro totalmente recuperada y con ánimos para volver a esta actividad que tantas alegrías me dio y a disfrutar de la vida aún más que en el pasado.


Y ya volviendo a la receta de hoy, he preferido empezar con una muy sencilla que no me diera mucho trabajo a la hora de hacer las fotos, que es lo que más me cansa, así que he escogido estas uvas encurtidas que vi en el blog Bake Streeet y me llamaron mucho la atención ya que no me imaginaba cómo quedaría la combinación del dulzor de la uva con el ácido del vinagre.

Pues si os gustan los encurtidos os aconsejo que probéis estas uvas que no os dejarán indiferentes y que quedan de maravilla para acompañar un buen queso, para alegrar una ensalada o para cualquier cosa que se os ocurra. Además no dan nada de trabajo y se preparan en un momento, eso si tendréis que esperar 4 ó 5 días para probarlas.

Trocear el jengibre y los chiles y poner todos los ingredientes menos las uvas en un cazo.
Ponerlo a fuego medio hasta que el azúcar se disuelva y el líquido alcance un ligero hervor.

Apartar el cazo del fuego y añadir las uvas previamente lavadas y dejarlas hasta que la mezcla se enfríe por completo.
Una vez frias, pasar las uvas y el líquido a un tarro hermético, procurando que queden bien cubiertas con el líquido.
Guardar en el frigorífico unos cinco días antes de consumirlas.
Si os gustan los encurtidos no dejéis de probar estos fantásticos calabacines encurtidos

10 comentarios:

  1. Lola! qué alegría que vuelvas a estas publicaciones que tantas satisfacciones nos han dado a tus seguidores. Porque lo importante de este post, es saber que te encuentras con ganas y fuerte para retomar la rutina y volver a hacer las cosas que tanto te gustan. Y sobre todo, que tan bien sabes hacer:-)

    Un post precioso Lola, se mire por donde se mire. Lección de fortaleza, de belleza que se ve en lo que muestras y de regalo una receta de lo más original. Bravo por tus huevazos. Un beso gordo

    ResponderEliminar
  2. Lola cuánto me alegra volver a leerte, te echaba en falta, te leo desde hace años aunque no suelo comentar, tus recetas andan por mi cocina y algunas se han quedado como fijas, como la olla gitana y el brownie. Otras las tengo pendientes, poco a poco irán cayendo...Tambien las comparto con mis hijas, ahora que ellas se inician en esto de prepararse sus alimentos para disfrutar y ganar salud. Celebro tu regreso, estaremos atentos a tus nuevas entregas, un goce para los sentidos, con tu curiosa forma de presentar los ingredientes y la calidad de tus fotos.
    Mucha suerte, un abrazo,

    Cecilia

    ResponderEliminar
  3. Lola, !!cómo me alegro de que hayas vuelto!!! esto es señal de que estás estupendamente. Me ha llamado mucho la atención esta receta, me parece impensable, pero me creo que esté deliciosa... a lo mejor voy a tener que prepararla!!
    Un abrazo enorme, Begoña

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué bién poder recibir otra vez recetas tuyas! Me alegro que te sientas lo suficientemente recuperada para poder continuar, un blog es un duro trabajo, sobre todo las fotos, pero también dá mucha satisfación personal.
    Al fin y al cabo, debemos hacer las cosas que nos hacen felices.
    Estoy contenta de tenerte de vuelta.
    Un fuerte abrazo, Cuchy

    ResponderEliminar
  5. Lola nunca he comido las uvas así tengo que probar. Besos

    ResponderEliminar
  6. Lola, en qué poquitas palabras has resumido una situación que ha debido ser tan dura. Lo importante es que estás aquí, de nuevo, renovada y seguro que en mucho sentidos más que el meramente culinario y fotográfico. Nos abres de nuevo las puertas de tu cocina, y es una alegría inmensa.

    Me alegro mucho de "verte" de nuevo por aquí.

    Un beso

    ResponderEliminar
  7. que alegría verte por aquí otra vez!!,ya puedo seguirte de nuevo. siento que hayas pasado por una etapa tan dura, pero al final todo ha salido bien, que es lo importante.
    un beso enorme

    ResponderEliminar
  8. Me encanta que estes de vuelta, con fuerzas y ganas. Se te echaba de menos, preciosa.

    ResponderEliminar
  9. Me alegro que estés mejor, Lola. Enhorabuena!

    ResponderEliminar
  10. Lola! Qué año tan duro.... Pero qué alegría que estés de vuelta! Aquí las que te leemos desde hace años estamos muy felices de tu retorno y que la cocina y el blog vuelvan a estar e 😘n tu vida.
    Enhorabuena por tu recuperación y seguiremos disfrutando tus recetas como siempre

    ResponderEliminar

Te agradezco mucho que dejes un comentario pues me encanta saber quién está detrás de la pantalla y siempre escribo para ti. Puedes estar seguro de que siempre te leo aunque no conteste personalmente.