Ensalada de espinacas con dátiles y almendras.

ensalada-espinacas-datiles
Otra de las deliciosas recetas del libro Jerusalem, esta vez una estupenda ensalada de espinacas que sirve de excusa para aprovechar un pan de pita que se haya quedado un poco duro. No es precisamente una ensalada ligera ni especialmente refrescante debido al aporte calórico del pan, los dátiles y las almendras, pero como siempre es necesario comer verduras crudas, es una manera estupenda de comer espinacas con todas sus vitaminas, que además están buenísimas.
ensalada-espinacas-datiles-ingredientes
ensalada-espinacas-datiles-2
Cortar en tiras la cebolla y trocear los dátiles, ponerlos en un cuenco y añadir el vinagre y un poco de sal. Remover y dejar marinar durante unos 20 minutos.
Mientras tanto, calentar un poco de aceite en una sartén, añadir la pita y las almendras, ambas troceadas, freír removiendo frecuentemente hasta que los trozos de pan estén dorados y crujientes. Apartar del fuego y añadir el sumac*, laguindilla y un poco de sal. Dejar enfriar.
Poner las espinacas en una ensaladera y añadir la mezcla de pita y almendras y la de cebolla y dátiles, añadir el aceite restante, el zumo de limón y un poco de sal.
ensalada-espinacas-datiles-3
*El sumac es una especia muy usada en Oriente medio, pero que aquí no es muy fácil de encontrar, su misión es dar un toque ácido a los platos, así que si no tenéis, simplemente omitidla o poned un poco más de limón si hace falta.
Esta vez he usado el AOVE Palacio de los Olivos, de la empresa Olivapalacios, radicada en Almagro (Ciudad Real), todo el aceite que producen proceda exclusivamente de aceituna picual de su propia finca y su sabor ligeramente amargo ha combinado estupendamente con el resto de los ingredientes.

13 comentarios:

  1. Me encanta esta ensalada...me ha fascinado, la guardo en favoritos porque pienso hacerla. Tengo muchas ganas de ese libro Lola, a ver si lo busco y me lo autoregalo porque me lo merezco ;).

    ResponderEliminar
  2. Las espinacas crudas me encantan pero obviaré los datiles. Me encantan las cucharitas. Besos.

    ResponderEliminar
  3. La combinación tiene que estar deliciosa ¡una ensalada de lo más original!¡Besos!

    ResponderEliminar
  4. Maravillosa ensalada, muy sabrosa. Besos

    ResponderEliminar
  5. Me encantan los frutos secos en las ensaladas y los datiles tienen que estar geniales con la vinagreta. Pienso hacerla. Un besazo

    ResponderEliminar
  6. tiene una pinta espectacular, y, aunque no sea ligera, no pasa nada, un día es un día

    ResponderEliminar
  7. Ensalada divina Lola, completa, saludable y de lo más resultona y apetecible!!!

    ResponderEliminar
  8. Loa me encanta esta ensalada, una forma muy diferente,ente y divertida de comer espinacas...oye sabes que me vengo a tu tierra a vivir?? Besico

    ResponderEliminar
  9. que saladinha tão boa, e com tudo que adoro, ficou linda e com muito bom aspecto.

    beijinhos

    ResponderEliminar
  10. Tenemos la idea, a veces, que las ensaladas deben ser algo muy ligerito y....nos equivocamos.
    Nos traes una ensalada muy rica y muy completa , que sin duda haré; me encantan las espinacas crudas , así que con los dátiles y almendras seguro que estará deliciosa.
    Y gracias por la aclaración del sumac, lo desconocía.
    Un beso!
    María

    ResponderEliminar
  11. Una ensalada riquísima las espinacas tiernas para ensalada me las traen recien cogidas de la huerta y son riquisimas.
    Me gustan las ensaladas así queda un plato muy apetitoso.
    Saludos

    ResponderEliminar
  12. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  13. Me gustan mucho los dátiles así que para la próxima ensalada que elabore, está muy bien tu propuesta. La probaré porque es ideal ahora que se acerca el verano. Felicidades por tu blog. Hace poco que publico uno y sé el esfuerzo que representa todo esto. Gracias por tu tiempo. Saludos.

    http://ocupadosnopreocupados.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar

Te agradezco mucho que dejes un comentario pues me encanta saber quién está detrás de la pantalla y siempre escribo para ti. Puedes estar seguro de que siempre te leo aunque no conteste personalmente.