Rosquillas de candil


Esto del blog va a ser mi ruina! Creo que no pasa un día sin que aparezca algún cacharrico del que hasta entonces ni había oído hablar pero que resulta que es imprescindible, algún ingrediente exótico sin el cual no sé cómo podía vivir hasta el momento, alguna máquina que promete simplificar mi vida radicalmente...total, que ya no sé dónde meter tanta cosa, y siempre me digo que ya no necesito nada más....pero, claro, si aparece en escena Su con sus rosquillas...NECESITO URGENTEMENTE UNA BUÑOLERA DE ESAS!
Pues hace un par de semanas la encontré en una ferretería de por aquí, así que me la llevé corriendo a casa y por la tarde hice las rosquillas de candil...¡Qué ricas estaban! ¡Impresionantes! ¡Deliciosas! ¡Irresistibles!
Son muy fáciles de hacer, la única dificultad es tener el aceite en su punto justo, suficientemente caliente para que la masa no se abra, pero no tanto como para que no se hagan bien por dentro. la buñolera hay que sumergirla en el aceite caliente y dejarla que se caliente bien para que la rosquilla se despegue bien al freírse, lo demás no tiene ningún secreto.

Hice la mitad de la receta de Su, que a su vez la encontró en el blog de Cova y me salió una buena cantidad para una familia normal ( no sé cómo es una familia normal, pero eso es otra historia), pongo las cantidades que yo usé.

Estos son los ingredientes:
-50 ml. de leche entera
-50 ml. de anís seco
-50 ml. de aceitede oliva
-100 gr. de azúcar
-1/2 sobre de levadura química
-175 gr. de harina de repostería
-ralladura de limón
-2 huevos batidos
-aceite de girasol para freír

Así se hacen:
Calentar el aceite de oliva con una cáscara de limón, cuando ésta empiece a chisporrotear, apagar el fuego, retirar la cáscara y dejar enfriar el aceite.
Mientras batir los huevos, añadir los ingredientes líquidos, el azúcar, la ralladura y por último la harina con la levadura y mezclarlo bien, debe quedar una masa fluida pero espesita.
Poner a calentar en un cazo suficiente aceite de girasol para cubrir el molde y algo más. Sumergir el molde en el aceite hasta que esté bien caliente, sacarlo y llenarlo con la masa hasta la mitad con un cucharón, sumergirlo de nuevo en el aceite y esperar hasta que se infle y se desprenda del molde,yo hago dos rosquillas cada vez y mientras se están friendo dejo el molde sumergido en el aceite, darles la vuelta cuando estén doradas, cuando estén hechas por los dos lados sacarlas a un plato cubierto con papel de cocina y cuando se hayan enfriado un poco rebozarla con azúcar.

Algunas las cubrí con chocolate derretido...mis chocolateros me dijeron que estaban aún más ricas que con azúcar, creo que lo mejor es probarlas de las dos maneras y decidirse por unas...si se puede.
Su tiene otras recetas de rosquillas, pero es que dudo que puedan ser mejores que estas!

24 comentarios:

  1. Hola Lolah, desde luego que te salieron fantásticas, y las de chocolate tendrían que estar de muerte!!!!.

    Esto de las rosquillas de masa más líquida me llama la atención. Ya se lo vimos a Su (y a Cova), y un día tenemos que probarlo a ver qué textura queda porque supongo que sin el candil imposible. ¡Estamos intrigaos!

    Nosotros en casa de mis padres no hemos usado nunca la buñolera ya que hacemos rosquillas fritas al parecer de masa más consistente, o al menos eso nos parece porque no tengo las medidas a mano. Ya os las mostraremos.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Lola, es que la buñolera esta y lo de hacer flores, y .....son imprescindibles...ja,ja...
    Yo las compré en Cáceres y todavía no las he estrenado, pero se que caerán.
    Te han quedado unas rosquillas impresionantes.Se parecen a los roscos de anís que hacen por aquí (sin aparatitos), tendré que probarlas para comparar...
    Y seguramente hoy te llegan más cosas...vete haciendo hueco...
    Un saludo, Begoña

    ResponderEliminar
  3. Lola yo tampoco tengo sitio para meter tanta cosa, me faltaba la dichoda buñolera y cuando vino una representante a mi tienda y laví "para mi".
    Así que la tengo pendiente .
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. que pinta tienen! y las de chocolate??? creo que me voy a ir a la caza y captura de ese aparatejo para hacerlas! ja! ja!
    como nos gustan los cacharros!! y son todos imprescindibles en nuestras cocinas!
    besitos

    ResponderEliminar
  5. Lolahh!! donde te has comprado la buñolera?? hay que ricas se ven, ya no me complico mas si la venden tan cerca!

    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Son realmente fantásticas. A mí me costó un pelín acertar con la temperatura del aceite, lo demás está chupau.
    ¿ Con chocolate ? ¡ Madre mía ! ,
    ¡ qué festín !
    Un abrazo,
    María José.

    ResponderEliminar
  7. IMPRESIONANTES, Lolah. Qué hambrecilla me ha entrado sólo de ver las fotos, tienen todas las rosquillas una pinta irresistible.

    Estoy pensando en mutar de "monstruo de las galletas" a "monstruo de las rosquillas"...

    ;-) Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Hola Lola! a mi me pasa como a ti, cada día crece mis lista de "imprescindibles" de cocina.
    Viendo estas rosquillas el candil ya está dentro, jeje
    menuda pinta! me llevo una de azúcar.
    bs!

    ResponderEliminar
  9. Seguro que estaban de vicio!!!Y las de chocolate,hummmm, divinas!

    Yo de tantos cacharritos tengo la cocina que no me cabe ná!

    Besines preciosa,

    Vanesuky.

    ResponderEliminar
  10. A nosotras nos pasa con frecuencia, utensilio que vemos en un blog para una receta, cacharro que intentamos que venga a casa,porque a veces hay que echar freno. Y con la buñolera y los canutillos para hacer conos, y vamos una lista interminable.

    En cuanto a tus rosquillas que buenas debieron quedar, que ganas de prepararlas, un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Por favorrrrrr..... es la tercera vez que veo estas rosquillas..... y yo sin buñolera... pero como sois tan crueles??

    Lola te han quedado de anuncio!!!!

    Besazos!!!

    Laura.

    ResponderEliminar
  12. noooooooooooooooooooooooooooo!!
    lolah no puedes hacerme esto!! me metes en el vicio de las galletas, y ahora vamos a empezar con las rosquillas???jajaaja
    ale.. ya me voy hoy a preguntar a la ferretería si tienen buñuelera..ahora que te digo, que con el dueño de la tarjeta hablarás tú..ajajaj
    niña.. qué deliciosas parecen.. y con ese "glaseado".. ainss y lo peor... ¡A ESTAS HORAS! jajaa

    lo bordas todo!!
    mil besos

    ResponderEliminar
  13. Qué ganas tengo yo de hacerme con la buñolera dichosa. Aunque no sé si en casa me dejaran que entre algo más.

    Besos.

    PD: las rosquillas de lujo.

    ResponderEliminar
  14. Esas tres últimas de las fotos me hacían pareja con el cafelito que me estoy tomando ahora mismo.
    Qué buena pinta.
    Eso sí, si entra la buñolera en la cocina, me tengo que salir yo. Ya no se cabe!
    Besitos sin gluten.

    ResponderEliminar
  15. jeje Lolah, yo también me compré el candil, pero aún no lo he estrenado.

    A ti te han quedado fabulosas y además con chocolatito por encima, hummm

    Salu2. Paula

    ResponderEliminar
  16. Parece mentira eh? Nos da la impresión de tener la cocina llena de cacharros pero siempre se encuentran cosas nuevas que de repente necesitamos con urgencia :P

    Los dulces fritos no me suelen gustar mucho, pero las rosquillas de este estilo son mi gran excepción. No sé si yo podría decidirme por las de azúcar o las de chocolate...

    Besos

    ResponderEliminar
  17. Creo que a todas nos pasa Lola, al menos que te sirva de consuelo ;-).

    En Chile se comen muchas rosquillas, les llamamos roscas y tambien estan los calzones rotos, ya creo que ni me acuerdo de que sabor son, no consumo casi fritos, pero hay que decir que son bien buenos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  18. Pues yo tambien quiero ese cacharro jaja si es que somos como niñas... la verdad que te han quedado muy bien y desde luego dan ganas d eponere a hacerlas.
    Un besazo wapi!

    ResponderEliminar
  19. Lolah, riquísimas se ven esas rosquillas
    En cuanto encuentre ese aparato para hacerlas caen
    Me han gustado mucho y eso que no las he probado
    besos
    pamen

    ResponderEliminar
  20. Te han quedado estupendas.Ya tengo trabajo para mañana, a ver si encuentro el aparato.

    SALUDOS

    ResponderEliminar
  21. Ahhhhh!! Esto es mi debilidad! Se ven muy tentadoras. Haz hecho una compra perfecta! Mis felicitaciones a los de la ferretería también. Abrazo!

    ResponderEliminar
  22. Esto es muy difícil para mí, deja que mejore los resultados de lo que me atreví a copiarte ayer y a traducirte al italiano:
    http://traditzucc.blogspot.com/2009/11/i-biscottini-di-lola.html

    Además casi no le digo a Alberto que me falta el aparato de freír rosquillas, porque ya sabes...
    Un beso grande

    ResponderEliminar
  23. Me encantan las rosquillas y estas las hago no me quedo sin ellas y las de chocolate tambien. Un saludo

    ResponderEliminar

Te agradezco mucho que dejes un comentario pues me encanta saber quién está detrás de la pantalla y siempre escribo para ti. Puedes estar seguro de que siempre te leo aunque no conteste personalmente.