Celebrando el Día mundial del pan

world bread day 2009 - yes we bake.(last day of sumbission october 17)
Hoy es el Día Mundial del Pan, un día para homenajear al alimento más sencillo y más básico de nuestra dieta, el mejor acompañamiento de nuestras comidas, la base para maravillosos bocadillos y un placer por sí solo.
La historia del pan es casi tan antigua como la de nuestra necesidad de alimentarnos y aunque como cualquier actividad humana su fabricación  ha ido evolucionando con el tiempo, en realidad sigue siendo lo mismo que hace tantos siglos: agua, harina, sal y levadura. Lo más sencillo y asequible del mundo...

Entonces...¿Por qué no hacerlo en casa? ¿Por qué lo vemos como algo misterioso e inasequible? ¿De dónde viene ese miedo inexplicable por parte de gente que cocina cosas mucho más complicadas?. No tengo ni idea de la respuesta, quizás porque antes casi nadie tenía un buen horno en casa y en casi todas las panaderías se hacía un pan aceptable, así que dimos por sentado que no se podía hacer en casa.

Pero hoy en día ya no hay excusa, un buen horno casero puede hacer un pan estupendo, las máquinas de pan y las amasadoras son una ayuda estupenda, y amasar a mano es un buen ejercicio para perder algunas calorías...eso sí, hace falta tiempo, pero es cuestión de organizarse. Además, ahora el pan se ha convertido en una industria y en la mayor parte de los casos, con el señuelo del pan recién hecho a cualquier hora, nos venden un pan de baja calidad que al cabo de unas horas no se puede comer.

En cierto modo, si tengo este blog y ando metida en este mundo es gracias a que hace año y medio me compré una máquina de pan, entonces empecé a buscar el modo de hacer un buen pan...y aún no he parado, aunque ya he conseguido hacer un pan muy bueno a diario, casi como una maravillosa rutina: refrescar la masa madre, amasar en la máquina, plegar la masa, formar las barras, dejarlas levar, calentar el horno con la piedra, meter el pan en el horno, echar un vaso de agua en una plancha caliente para formar el vapor, vigilar el horneado e irle dando la vuelta para que se tueste bien por todos lados, sacar las dos barras ardientes y fragantes, dejarlas enfriar y ver como mi familia disfruta de él. Puedo asegurar que no hay mayor satisfacción en la cocina.

La clave para conseguir un buen pan creo que ha sido la masa madre, de la que leí por primera vez y aprendí a hacerla en el blog de Ibán*, actualmente mi masa tiene ya más de un año y sigue trabajando a plena satisfacción, aunque ahora tiene una hermanita...

Hace varios meses, Adi habló en su maravilloso blog de la masa madre de San Francisco, una masa madre de centeno extraordinaria originaria de esa ciudad americana, le comenté que me gustaría tener un poco y ella gentilmente me envió una bolsita llena de esas prodigiosas escamas...

El proceso fué sencillo, mezclar harina de centeno y agua a partes iguales y añadirles las escamas de masa madre, dejarlo reposar a temperatura ambiente, mejor si es un poco cálida y esperar a que la masa empiece a burbujear, la masa ya está lista para trabajar...y con qué fuerza!

Como yo la uso cada uno o dos días, la voy refrescando con la misma cantidad que saco de la mezcla de harina de centeno y agua y la dejo fuera del frigo hasta que se pone espumosa, luego la vuelvo a guardar en el frigo.

El pan lo hago con mi receta del pan diario, explicado en este post, sin echarle nada de levadura: 500 gr. de harina de fuerza, 250 ml. de agua, sal y 9 cucharadas de masa madre, no hace falta más para conseguir un pan espectacular.

En realidad, el único objetivo de este post es animar aunque sea a solo una persona a entrar en el maravilloso mundo del pan casero, si probais ya vereis que la satisfacción es mucho mayor que la dificultad.
El caso es que había hecho una estupenda focaccia para celebrar este día, pero al final se ha impuesto el humilde y simple pan...la focaccia esperará para otro día.

* Para quien quiera aprender a hacer masa madre, Ibán va a hacerla casi en directo a partir del domingo por la noche, si quereis hacerla con él, mirad aquí, promete ser muy interesante.

30 comentarios:

  1. Lola, casi se me saltan las lágrimas leyéndote. Como me ha gustado todo lo que has escrito!!!!
    Yo todavía no me puedo creer que haga pan en casa. Me sigue pareciendo un milagro. Aunque todavía no he llegado a tu nivel, no me he atrevido con la masa madre y tengo un verdadero problema para conseguir un pan crujiente. Pero no desespero.
    Me parece un mundo tan apasionante, que sigo investigando, sigo probando y espero seguir haciéndolo mucho tiempo.
    Voy a probar con el tema de la masa madre y ver si soy capaz de conseguir ese pan diario que nos has enseñado hoy. Es espectacular.
    Un saludo, Begoña

    ResponderEliminar
  2. Qué bonitos todos. Y qué ricos. Y pensar que por intentar no coger más kilos me he privado de este lujazo tan diaro durante tantos años... Ahora estoy más gordita pero qué demonios, no me corto y lo disfruto, que pocos placeres más sencillos habrá que mojar pan en las salsa o en un sencillo pero buenísimo aceite de oliva.

    Me queda mucho que aprender (por no decir todo) en esto de hacer pan, no doy abasto, pero se me cae la baba con cada foto y cada receta que me ponéis.

    ResponderEliminar
  3. Lola, me ha encantado tu entrada, tus palabras son tan ciertas.....

    Yo empece a hacer pan hace relativamente poco, recuerdo mi primer pan con mucho cariño, no me podia creer que eso lo hubiera hecho yo, lo he ido mejorando con el tiempo, pero aun me queda mucho por aprender. No he podido hacer nada para este día, yo entre semana no puedo hacer pan, necesita su tiempo y no dispongo de el.Normalmente hago pan los domingos, casi siempre panecillos para que Mario se lleve al cole..
    Bueno, pues no me lio mas, me encanta tu post..
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. A esto lo llamo yo celebrar el día del pan. Fantástico post. De verdad. El pan es una de las cosas que mas satisfacción me produce cuando lo cocino, y desgraciadamente la que menos cocino. Los tuyos han quedado de vicio.

    Un beso, enhorabuena y gracias por compartir.

    ResponderEliminar
  5. Ay qué esponjoso!!! Tu masa madre es de solera jejeje, eso es una de mis asignaturas pendientes, tenerla en mi nevera...

    ResponderEliminar
  6. Seguirte este tiempo con el pan, ha sido casi una obligación para cualquiera que sienta devoción por el pan casero. Que panes, y que posts tan interesantes los que has publicado todo este tiempo. Además, con métodos que ya en su momento sorprendían, y que muchos guardamos en la recámera para cuando empiece el frío y tengamos algo más de tiempo libre (nosotros).

    Seguiremos el curso de Ibán, por supuesto, y gracias por recordárnoslo. Las masas madre son, al igual que comenta Begoña, una asignatura pendiente para muchos de nosotros.

    Tu trayectoria seguro que ya es la trayectoria de muchos, y si no, lo que comentas al final, que sirva para que empiecen y disfruten, que un buen pan es una obra de arte.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Lola, es verdad. Todo el mundo como que le teme al pan.
    Pienso que el horno influye mucho, pero hoy en día eso ya no es tema. Cada vez aparecen hornas mas espectaculares o simplemente algunos tipps sirven de mucho.

    Lo de la masa madre concuerdo plenamente, el pan es lejos fenomenal, ahora probar nuevas mezclas e ir innovando es la idea.

    Fabuloso tu post.

    Un beso amiga.

    ResponderEliminar
  8. Lola,
    Que de panes, y a cual con mejor pinta.
    Vas a hundir las panaderías de tu barrio...Je, je!
    Besos!

    ResponderEliminar
  9. Ay lola! lo rico que está el pan recien hecho! tiene que ser una delicia... yo nunca lo he hecho en casa, pero espero algun dia poder hacerlo. besos y feliz dia del pan

    ResponderEliminar
  10. Pues tienes razón ,mi miedo a hacer pan no sé de donde viene, la verdad. Yo he hecho chapatas y alguna torta pero en general es un mundillo al que tengo mucho respeto.
    Me encanta vistar a "mis amigas padaneras" porque conseguis transmitir confianza y seguridad, y si no, con ver tus fotos es suficiente.
    Un abrazo,
    María José

    ResponderEliminar
  11. Si es el día del pan hoy casi todos los blog lo tienen puesto. muy bueno Lola,un saludo de José luis

    ResponderEliminar
  12. madremiadelamorhermoso... pero bueno.... si es que así no se puede.. de verdad que a partir de hoy, a tu blog sólo vengo bien comida..jajaja qué delicia por favor!!
    y sin permiso ni nada, yo me llevo media entrada.. mi apoirtación al día del pan es ayudarte a comerlo todo jajaj
    yo estoy liada también con las masas madre.. he pobrado con polish, con biga y con una tia que tengo en china..jajaj pero nada.. mi pan es compacto.. se ve que el horno aún está vago.. o será de la tierra..jajaaj
    besotes wapa

    ResponderEliminar
  13. Precioso homenaje. Y tienes razón en todo, estoy absolutamente de acuerdo.
    Por cierto, que tienes por ahí un pan con unos alveolos tremendos, ¡esa es mi asignatura pendiente!
    un beso.

    ResponderEliminar
  14. Coincido contigo plenamente. En la mayoría de los casos el pan que se compra es horrible. Transcurridas dos horas es un chicle insoportable. No sabe a nada. No pesa nada. Al día siguiente es un pedrusco.
    Yo empecé a hacer pan porque cuando viajaba me daba cuenta de que fuera de aquí se valora el pan. En cualquier sitio había variedad de panes diferentes, hechos con más o menos cariño, pero decentes de sabor.

    Hoy me estais volviendo loca entre todos. Con todos esos panes fantásticos para el día del pan. A ver si me aplico para el año que viene.

    Tus barras tienen una pinta estupenda.
    besos

    ResponderEliminar
  15. Hola Lola:
    Precisamente el fin de semana pasado, fue para mi el descubrimiento como bien, sabes de la masa madre. Pues bien descubrí también tu pan y me atreví ha hacerlo y me emocioné....Es una autentica esperiencia.Tengo que publicarlo y así lo ves.
    Un besazo muy grande.
    Adela

    ResponderEliminar
  16. por cierto-.. que yo voy a intentarlo con ibán.. no salir ni nada de eso eh.. sólo hacer la masa madre, a ver si con la suya sale.jaja
    con el de aprendiz de panadero.. muy ricos los 3 que hice, pero claro.. yo soy gallega.. y el pan artesano.. ainss qué bueno!! y a lo que aspiraba era a hacer una chapata gallega.. con agujeros del tamaño de un cubo.. y claro.. salió de hormiguitas jajaj
    deséame suerte eh.. que yo también quiero que en casa se coma pan de verdad.. y ya que a lola le han puesto dos días por semana bocata.. qué mejor pan???
    vale.. ya me voy.. ainss, que me enrollo sin querer eh.. me sale solo.. lo prometo!! jaja
    mil besos wapa..
    y repito.. quiero todos los panes..jiji
    que si.. que me voy. adios!!
    ainss

    ResponderEliminar
  17. Desde luego sois unas expertas panaderas, yo aprendo cada día mas con vosotras. Gracias por compartir wapa.
    Bexinos.

    ResponderEliminar
  18. lola, felicidades, yo soy una negada de esas del pan, tengo una masa madre en la nevera estupenda, pero cuando encuentro una receta, esa no lleva masa madre, cuando hago otra, me sale la miga muy tupida , pero mucho mucho, estoy por tirar la toalla con el pan , solo me salen bien unas chapatas un besote te siguo desde hace bastante tiempo
    angeles

    ResponderEliminar
  19. Lola menuda experta eres con el pan. Yo soy una simple aficonada y me atrevo con pocos cambios.
    ¿ Porque no hacer pan?? pues porque lleva mucho tiempo. ¡¡ya me gustaria¡¡¡¡ hacer pan todos los dias. Ahora entiendo a nuestras abuelas no tenian tiempo ni para mirarse a la cara, que si hacer pan que si lavar a mano...que si fregar sin fregona...¡¡¡que agobio¡¡¡
    Me encanta hacer pan y me encanta aprender, me llevo unos buenos consejos tuyos, gracias.
    los pondre en practica.
    Unos panes maravillosos apra celebrar el dia mundial del pan.
    bsss desde Almeria

    ResponderEliminar
  20. Precioso todo lo que has escrito!!Yo también recuerdo con mucho cariño el primer pan que hice, y que toda la casa olía a panadería!!!
    Muchas gracias guapa.

    Un besazo enorme,

    Vanesuky.

    ResponderEliminar
  21. Qué maravilla de dedicatoria al pan Lola, me ha encantado leerlo :) Haces muy buenas reflexiones y la descripción de tu rutina panadera seguro que anima a los que aún no lo han probado a intentar hornear pan en casa :)

    Sigue maravillándonos con tus panes!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  22. Your bread all look so wonderful...now i feel like i need to go and make some myself!

    ResponderEliminar
  23. No me cabe el aplauso en este espacio tan pequeño. ¡Sería enooooooOOOOoooorme! Son preciosos, perfectos, y apetitosos. Un beso grande. Sonia

    ResponderEliminar
  24. Soy yo de nuevo. Referente a lo que me dices en el comentario en mi blog ¿Pasta laminada? ¡Por Dios! ¿Qué es eso? ¡Que acabo de empezar con el fondant y ya me voy a meter en más líos!!!! Un besote. Sonia

    ResponderEliminar
  25. jjajj me rio porque parece tongo..jaja
    pero prometo que lola tiene una mano inocente!!!
    anda, en un mail me mandas tu dirección??? hablamos wapa..

    ResponderEliminar
  26. Que rwazon tienes respecto a comerse un trozo de pan recién hecho en casa, es uno de esos pequeños placeres indescriptibles.
    Me voy a ver al tal Ivan a ver esa masa madre.
    Un besazo y feliz semana

    ResponderEliminar
  27. Hola Lolah, estoy con la boca abierta...vaya panes!!!! estas hecha toda una experta...y eso de la masa madre me ha llamado mucho la antecion...como puede conseguirse? es algo como el kéfir?? un besito

    ResponderEliminar
  28. Yo estoy ahora con la fiebre del pan!!! estoy elaborando mi masa madre...con el método de Ibán Yarza...en su blog lo explica de lujo. a ver si me salen los panes como a ti...vaya pinta!!!! Saludos! Susi

    ResponderEliminar
  29. Yo me he introducido en el mundo del pan hace muy poco, y espero llegar a hacer las maravillas que nos has enseñado.
    No me he atrevido con la masa madre, pero tengo que ponerme manos a la obra, porque menudo resultado, que fotos!

    ResponderEliminar

Te agradezco mucho que dejes un comentario pues me encanta saber quién está detrás de la pantalla y siempre escribo para ti. Puedes estar seguro de que siempre te leo aunque no conteste personalmente.