Ibán, Ottolenghi y un pastel de carne delicioso.

De entre los pocos blogs que hemos mantenido abierto el tenderete durante este largo y caluroso agosto, ha habido uno que nos ha ofrecido una crónica tierna, poética, fantástica, no de unas vacaciones al uso, sino de un mes de noches de trabajo duro pero maravilloso, que he envidiado más que las playas, las grandes ciudades o los montes verdes y frescos.
Ibán, tiene un blog muy personal ¿Te quedas a cenar? y supongo que muchos lo conoceis ya, es un enamorado del pan y de él aprendí las primeras nociones sobre la masa madre y cómo hacer un verdadero pan lleno de sabor y de cariño, nunca se lo agradeceré bastante.
Pues este mes de agosto Ibán se ha ido a Londres a trabajar en el turno de noche en el obrador de Ottolenghi y desde allí está escribiendo su Diario de un aprendiz de panadero, si no lo habeis leído, no sabeis lo que os estais perdiendo, sobre todo si os gusta hacer pan.
La manera de describir la vida en ese lugar mágico está llena de poesía, de gracia, de amor por las cosas pequeñas. Ya sé a qué huele allí, he visto los aparatos, el maravilloso horno, las extraordinarias harinas, conozco a los panaderos polacos y la música que oyen durante el trabajo, y cada vez que leo un nuevo post, solo pienso una cosa: Yo también quiero estar alli!
Daos una vuelta por el blog de Ibán, acompañadle en su trabajo, ved lo que come en los descansos y envidiad esos bocadillos y esos muffins prodigiosos y después contadme qué os parece...
Y, claro, el siguiente paso era investigar qué era eso de Ottolenghi, que nunca había oído nombrar, así que me di un paseo por su página y vi que son unas tiendas de comida para llevar, algunas también con un pequeño restaurante, que ofrecen unos productos de gran calidad (Ibán dixit), todos elaborados por ellos con abundancia de productos frescos y poco manipulados y con una pinta que abre el apetito: panes, sandwiches, ensaladas, dulces, etc...Lástima que no sabía todo esto cuando estuve en Londres en julio!
Resumiendo, que hace unos días que tengo en casa el libro de cocina de Ottolenghi y ya conozco algo más de la historia de esos dos cocineros nacidos en Jerusalén pero en dos mundos opuestos, que solo se pudieron encontrar en Londres y que han creado una cocina con sabores de Oriente Medio y toques británicos.
Esta es la primera de las recetas de ese libro, pero vendrán más...Es un Pastel de ternera y cerdo dulce y picante realmente delicioso...

Estos son los ingredientes: (he modificado algo las cantidades)
-Un fondo de masa quebrada casera (receta abajo) o comprada
-2 cucharadas de piñones
-8 cucharadas de aceite de oliva
-300 gr. de carne de ternera picada
-300 gr. de carne de salchichas o carne de cerdo picada
-3 cucharadas de puré de tomate
-2 cucharaditas de azúcar
-2 cucharaditas de sal
-1 cucharadita de pimienta recién molida
-1 cucharada de menta seca picada
-1 cucharadita de canela molida
-1/2 cucharadita de nuez moscada rallada
-1/2 cucharadita de clavo molido
-1 cucharadita de pimentón dulce
-1/2 cucharadita de cayena molida o una guindilla picada
-2 cebollas pequeñas cortadas en tiras
-4 ó 5 huevos

Así se hace:
Forrar con la masa quebrada un molde de tarta bien engrasado y dejarla enfriar en el frigorífico al menos durante media hora.
Calentar el horno a 180º, pinchar la superficie de la masa con un tenedor, cubir el fondo con un papel de horno y lastrarlo con unos pesos (garbanzos o alubias), hornearlo durante unos 30 minutos, después quitar el papel y los pesos y meterlo de nuevo al horno durante 5-10 minutos, hasta que la superficie comience a dorarse. Se puede aprovechar para tostar un poco los piñones en el horno durante unos minutos.
Mientras se hornea el fondo de la tarta, podemos ir haciendo el relleno, para ello se calienta la mitad del aceite en una sartén, se añade la carne de ternera y se cocina a fuego fuerte durante unos minutos, entonces se echa la carne de cerdo, se mezcla bien y se fríe durante unos 15 minutos, se añade el puré de tomate, el azúcar, la sal y las especias, dejándolo unos 10 minutos más.
Mientras, en otra sartén con el resto del aceite, freiremos las cebollas a fuego suave, hasta que empiecen a oscurecer, entonces las escurrimos bien del aceite y las mezclamos a la carne junto con los piñones.
Para montar el pastel, ponemos la mitad de relleno, procurando escurrir el aceite, sobre la masa horneada, con el dorso de una cuchara hacemos dos hoyos en el relleno y rompemos un huevo en cada uno de ellos, con una cuchara de madera removemos suavemente los huevos con la carne, procurando que no se mezclen demasiado, sino que se distinga la clara de la yema, se cubre todo con el resto del relleno y se procede de igual modo con el resto de los huevos.
Volvemos a meter el pastel en el horno a 190º y lo dejamos unos 15 minutos, hasta que los huevos estén cuajados.
Se puede servir caliente o templado...frío también está buenísimo.
Para la masa, mezclar en un bol300 gr. de harina, 1/2 cucharadita de sal y 160 gr. de mantequilla fría cortada en cubos, mezclarlo todo con la punta de los dedos o en la amasadora, hasta conseguir unas migas finas, añadir 70 ml. de agua muy fría y mezclar muy poco, hasta conseguir una bola de masa, yo le he añadido una cucharada de semillas de amapola.
Esta masa se puede conservar en el frigorífico durante 5 dias, o en el congelador durante meses.

19 comentarios:

  1. Yo también descubrí el blog de Ibán por el tema del pan y el levado, aunque no lo sigo, pero me pareció todo un experto en ese tema.

    La fotografía del pastel de carne, por pequeño que sea el detalle, dice mucho, y tiene muy buena pinta. La receta ya la tengo guardadita.

    Muchas gracias.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Creo que a todos nos ha pasado lo mismo. Extraordinaria bitácora la que actualiza casi a diario. Una de las mejores experiencias de su vida, eso seguro.

    Sobre el ottolenghi, sin comentarios. Te salió divino. Me parece espectacular, y me lo copio ahora mismo como receta pendiente.

    Qué mezcla de sabores tan extraordinaria y que colores tan atractivos.

    Gracias por mostrárnoslo Lolah.

    ResponderEliminar
  3. Lola, las crónicas de Iban han sido una de las mejores cosas que han pasado este verano. Yo estoy fascinada, lo leo con devoción y con una envidia que no puedo soportarlo.... me hubiera cambiado por él sin pensarlo, ó mejor hubiera querido estar alli con él.
    Yo he comprado un libro de Ottolenghi en Decoquinaria, se llama The Cookbook, no se si es el mismo, pero me dieron un plazo de dos semanas y todavía no me ha llegado.
    Probaré primero tu receta, y así esperaré con más ganas el libro, porque tiene una pinta deliciosa.Y una mezcla de ingredientes tan buenos....
    Nos han abierto un mundo nuevo y unas vacaciones diferentes que habrá que pensárselo...
    Un saludo, Begoña

    ResponderEliminar
  4. Creo que somos muchos los que conocemos y seguimos el blog de Iban y que estamos enamorados de él y de su compartido Madrid tiene miga que nació por su pasión al pan. A mí por el tema del gluten solo me queda recrearme en la imaginación, pues la puesta en práctica me lo hace imposible.
    He estado desconectada algo más de un mes por lo que desconocía lo que cuentas, pero ahora me daré un paseo por su blog.
    Tu pastel tiene pinta de estar sabroso y riquísimo. Me lo apunto para hacerlo, pues tiene mucho de lo que gusta en casa.
    Muchos besos sin gluten

    ResponderEliminar
  5. madre mia cómo debía oler esa cocina... con tantas especies ricas...
    la pinta es estupenda.... me la quedo para ya!!!
    no conocía a Ibán ni había escuchado hablar de ottolenghi.. pero ahora mismito le mando un mail a mi ex, y que mañana e vaya a buscar,que unos libros.. que para algo es inglés y vive en londres desde que me vine..
    ya te cuento que me manda!!!

    gracias por esta receta, y por las cosas que nos enseñas..y sobre todo, cómo lo haces.. siempre parece que nos cuentas un cuento.. me encanta leerte..eres un solazo!!!

    ResponderEliminar
  6. Una receta fantastica! y gracias por lo dle blog de Iban y por le libro y por todo lo que nos enseñas oye! mu bien!
    Un besito

    ResponderEliminar
  7. Debe de ser exquisito Lolah!!!En mi casa las tartas tipo quiche gustan de todas maneras,esta de carne ha de estar increíble.El aspecto no puede ser mejor.Como siempre Muchas gracias lolah,es un placer ver tu blog y leerte!

    Silvia de Barcelona

    ResponderEliminar
  8. Lolah, yo también he seguido a Iban todo el verano, con sus andanzas en ottolenghi, ¡nos tiene a todos enganchados!
    Y el pastel tiene una pinta deliciosa!

    ResponderEliminar
  9. Creo que soy la única que no ha seguido ese blog! parece interesante y me has dado una envidia....estupenda receta...voy a investigar sobre ese libro...gracias Lolah!

    ResponderEliminar
  10. Hola Lola, yo tambien sigo a Ibán me parece una pasada todo lo que explica, las fotos, ...en fin que vale la pena
    El pastel me lo apunto porque solo de verlo ya me lo comeria.
    Felicidades por tu blog.

    ResponderEliminar
  11. Como nos contagia su pasión, verdad?? En cuanto me lo contó tambien me puse a investigar y pedí el libro! ja! ja! lo que pasa es que con mi inglis de momento está apartado, pero lo cogeré!
    Esta recetita tiene una pinta deliciosa!! umm! me lo comeria ahora mismo!
    besitos

    ResponderEliminar
  12. ya estoy otra vez aquí... y es que ayer me quedé hasta las tantas enganchada en el blog de Ibán... qué pasote!!
    pero que sepas que con lo que he soñado no es con sus panes..sino que tu pastel lo ocupó todo... yo creo que hasta me persigue el olor..jajaj
    besotes wapa

    ResponderEliminar
  13. Sabes que yo no veo ese blog y creo que por todo lo que cuentas me he perdido de mucho. Claro que sé quien es Ibán, pero como no pone casi recetas lo dejé de lado, volveré.
    Tienes un plato maravilloso, la última foto me encanta, se ve el corte delicioso, dan ganas de probarlo.
    Aqui, luego de un Agosto super caluroso y hoy con 29 agradables grados han anunciado que hoy se termina el verano, por lo que tu receta me la llevo para estrenarla pronto.

    A la espera esta el bacalao, la semana que viene cae.

    Muchas gracias por tan buena información sobre el fondant, cuando me ponga a ello te cuento.

    Besos!

    ResponderEliminar
  14. Lolah, el blog no lo conozco, pero ahora mismo me paso....

    Tu pastel no lo voy a dejar pasar así como así.... eso seguro que no.

    De-li-cio-so.

    Laura.

    ResponderEliminar
  15. Hola Lola!! Tu pastel de carne es una locura, menuda pinta que tiene... me copio la receta puesto es de las cositas que me gustan para cenar.. Y ahora me voy a ñleer con más detenimiento tu post para enterarme bien de todo...

    Besos....

    ResponderEliminar
  16. hola wapa, pues yo no conocia a iban....pero ya me encargo ahora de seguirlee bien...esta receta es de diez!!! me encanta.
    besinos.

    ResponderEliminar
  17. Como lo describes Lola, es como si me hubiese dado un paseo entre las harinas y aromas de esa magnifica panadería....He entraddo en el blog que mencionas y es pura poesía vaya que sí. Me he enamorado de este mundillo, me tiene cautivada.
    Y respecto al pastel lo tengo que hacer, da una envidia no tenerlo cerca....
    Un besazo Lola.
    Eres muy emotiva.

    ResponderEliminar
  18. Que interesante Lola! Me paso ahora mismo por el blog que recomiendas. Gracias por compartirlo!
    Besos!

    ResponderEliminar
  19. jajajja al final he tenido que plagiarte...
    sólo me queda decirte, que la mezcla de especias me encanta. y cada vez me gusta más la canela con la carne...

    DE--LI--CI--O--SO!!!!
    besotes

    ResponderEliminar

Te agradezco mucho que dejes un comentario pues me encanta saber quién está detrás de la pantalla y siempre escribo para ti. Puedes estar seguro de que siempre te leo aunque no conteste personalmente.