HEMC#33 Michirones

hemc 33 - piensa globalmente come localmente

Casi al mismo tiempo que Ajonjolí daba a conocer el tema del HEMC de este mes dedicado a la cocina con productos locales, mi hijo me trajo una enorme bolsa de habas recogidar por él en el lugar en que trabaja. Las habas ya no estaban en su mejor momento, como decimos por aquí, estaban "granás", es decir bastante grandes y no muy tiernas, así que estuvo claro en seguida lo que íbamos a hacer con ellas: MICHIRONES! Creo que nada hay en Murcia y Cartagena más local que un buen plato de michirones.
Los michirones son uno de los guisos más típicos de la zona, ya que si hay algo que abunda en esta tierra, además de los limones, son las habas que aquí se comen de todas las maneras, desde crudas con un trocico de bacalao seco, en tortilla, fritas, guisadas...y cuando ya no es temporada, hacemos michirones con las habas secas.
Este es un plato muy sencillo, de aprovechamiento de unos productos que había en todas las casas y que costaban muy poco, o apenas nada si se tenía un trocico de tierra y se había matado un cerdo.

En el Campo de Cartagena, los michirones se convirtieron casi en un plato de fiesta y se solían hacer cuando se ofrecía una merienda para celebrar un santo o un cumpleaños, o cualquier otra ocasión, es algo barato, que da poco trabajo y que a todo el mundo le gusta, además de que siempre da tema de conversación, que si están mucho o nada picantes, que si han salido tiernos o no, que qué ricas están las pataticas etc...Hoy en día, como ya todos somos mucho mas sofisticados, los michirones van cediendo su lugar frente a cosas mucho más elaboradas y elegantes, pero la delicia de compartir un buen plato de michirones al aire libre en una noche de verano acompañado de de un vinico del campo y de un buen pan creo que no es fácil de superar.
Esta vez yo los hice con las habas aún frescas, pero lo normal es hacerlo con las habas secas, que hay que poner a remojar un día antes.
Esto es lo que yo les pongo:
-1/2 kilo de habas secas remojadas
-un hueso de jamón
-un trozo de tocino magroso
-2 ó 3 chorizos
-1 hoja de laurel
-un trozo de sobrasada, como una cucharada
-una cucharadita de pimentón
-un par de guindillas (más o menos según nos guste de picante)
-unas cuantas patatas pequeñas sin pelar.
-sal
La preparación es tan sencilla como ponerlo todo en una olla, cubrirlo de agua y dejarlo cocer hasta que los michirones estén tiernos, yo los suelo hacer en la olla rápida y con 10 minutos suele bastar, si se hace en una olla tradicional, entre 45 minutos o una hora, es cuestión de ir probando, nos tiene que quedar un caldito algo espeso y los michirones bien hechos sin llegar a deshacerse.
Lo siento, pero la foto la hice cuando ya nos habíamos comido las patatas, el chorizo y casi todo lo demás, así que los michirones están demasiado solos...

16 comentarios:

  1. Yo he probado este plato...es absolutamente delicioso.... mi madre tiene habas plantadas y con las que se quedan duras las hacemos muy parecidas a las tuyas...sin sobrasada....Que fotos mas sugerentes Lolah...abren el apetito! Mua!

    ResponderEliminar
  2. Que buenos los michirones, me encantan, me chiflan, me vuelven loca.... Con ese puntito picante, con una cervecica fresca, Esrella Levante, claro!! jjaaa hummmm... que buenos!! Pues sabes que no los he hecho nunca.. La suegra de mi hermano los hace de miedo, y siempre me da un tupper.jiss.. Te han quedado estupendos, casi puedo saborearlos Lolah!!! Besos paisana!

    ResponderEliminar
  3. Yo no conocía esta receta, pero ME ENCANTA!!!!
    Este tipo de recetas, de toda la vida, tradicionales, con los productos de la tierra, me vuelven loca. Creo que este mes vamos a descubrir verdaderos tesoros.
    Tengo un amigo de Murcia, que vive aquí en Nerja, que es gran defensor de los productos de su tierra. Por supuesto defiende todas las hortalizas,alcauciles,pimientos,habas,...limones,.., pero sobre todo es un gran conocedor de los arroces, por supuesto con arroz de Calasparra.
    Los cocina estupendamente, con sus verduras, carne ó pescado, pero sobre todo sencillos y de sabor concentrado, como a mi me gustan, con mucho arroz.
    De los pescados no hablamos....
    Un saludo, Begoña

    ResponderEliminar
  4. A mi las habas como que no me van mucho, solo me gustan cuando estan pequeñitas y fritas con la vaina y todo, pero si mi marido o mi madre ven este plato, no te dejan ni la foto jajajaja.
    Un beso Lola

    ResponderEliminar
  5. Nunca he probado los michirones, pero cuando vaya por tu tierra los pediré, para probar los autóctonos. Entre tanto, intentaré copiar los tuyos si encuentro los ingredientes.

    ResponderEliminar
  6. una amiga de benidorm me ha traido habas de la casa de madre, y cuando vi que las comía crudas, me convencí que era verdad que estaba loca!! jajaj pero ahora que leo que sois más los que las comeís así... me parece que tengo que pedirle disculpas.. ahora mismo la llamo!!
    este plato estupendo.. qué rico, sobre todo hoy,que parece que hemos vuelto al invierno!!!
    lolah, wapa... otra que me apunto...
    mil besos

    ResponderEliminar
  7. Pues yo tampoco conocía esta receta... ni tampoco el nombre que se le da a este plato de habas en Murcia.

    Te agradezco de veras que nos expliques de donde viene la receta, encuentro que siempre es interesantísimo aprender cosas sobre las recetas tradicionales de nuestro país, cultura gastronómico, pero cultura al fín y al cabo.

    Encuentro que es deliciosa, me encantan las habas y en general todas las legumbres, de manera que tomo nota de ella.

    Un abrazo y gracias otra vez por la receta y su historia.

    ResponderEliminar
  8. Lolah, ya sé donde tengo que ir en esta época; a tu zona!, puede que así logre comer habas, me encantan y aquí no existen!, tu plato es una delicia, ademas con todo eso que lo acompañas tanto mejor.
    Gracias!

    ResponderEliminar
  9. Estas son mis recetas preferidas.Las de toda la vida.Tienen un aspecto fantástico.
    Me ha encantado conocer el origen de la receta.
    Aquí no se encuentran con facilciad pero nos encantan. Tomo nota.
    Un abrazo,
    María José.

    ResponderEliminar
  10. Por Dios que buen sabor debe de tener este plato con ese toque de sobrasada y las patatas, que son quizás la única diferencia a las habas (frescas) con jamón que comemos en casa. Un poco de harina le echamos también, pero vamos, esto es un detalle. Deliciosos los michiriones, los quiero hacer algún día porque aunque conocía ese nombre de oídas, nunca los he hecho. Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Fantástico plato, sí señor :) Ya me estoy imaginando el olorcito que desprende una buena ración de michirones...

    A mi padre le encantan, es lo primero que pide cuando están las barracas de las Peñas durantes las fiestas. Para mojar muuucho pan :P

    Saludos!

    ResponderEliminar
  12. Estarán sólos, pero se ven riquísimos y me ha encantado tu explicación, ya os imagino a los amigos alrededor de los Michirones (que por cierto no conocía), al fresco de una cálida noche de verano, discutiendo sobre las bondades del plato, mmm... ¡qué ricos!. Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Hay lola....que recuerdos.........aqui en asturias,concretamente en el lugar de donde yo soy (laviana) a estes fabes,le lamamos fabes de mayo. pues son de este mes y se guisan muy parecido. Cuantas comia yo en mi juventud...luego no sepor que razon no las hice mas. Un guiso muy rico.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  14. Lola, estupenda receta, 100% local, ¡genial!
    gracias por tu contribucion.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  15. Lola: aqui en casa nos gusta comerlas en sopa, en tlacoyos,salteadas, o enchiladas. Que bien se ven felicidades.

    ResponderEliminar
  16. Lolah! Una vez más queda patente mi incultura culinaria. Eso si, sigo aprendiendo... Besos!

    ResponderEliminar

Te agradezco mucho que dejes un comentario pues me encanta saber quién está detrás de la pantalla y siempre escribo para ti. Puedes estar seguro de que siempre te leo aunque no conteste personalmente.