Panecillos Kaiser


Tengo que avisar que estos panecillos provocan adicción, los encontré el el libro de "El aprendiz de panadero" y los hice varias veces bastante seguidas, pero he tenido que parar un poco, pues no puedo resistir la tentación de hacerme bocadillos hasta que se acaban.
Son absolutamente deliciosos, con su corteza fina y crujiente y su miga suave y esponjosa, creo que sería difícil encontrar unos panecillos más ricos. Yo, desde luego, no voy a experimentar con ningún otro. Desgraciadamente, las fotos no me han salido tan bien como me gustaría, pero espero que os animeis a probarlos.
Estos están hechos con masa fermentada , por lo que se necesitan al menos dos días, pero eso no supone trabajo extra, simplemente planearlo desde el día anterior.

Masa fermentada
Ingredientes:
-140 gr. de harina común
-140 gr. de harina de panadería
-5 gr. de sal
-1/2 cucharadita de levadura de panadería seca
-180-210 ml. de agua
Así se hace:
Mezclar en un cuenco la harina con la levadura y la sal, añadir 3/4 de taza de agua, mezclando hasta obtener una masa homogénea, si es necesario añadir más agua, la masa no debe quedar ni demasiado pegajosa ni demasiado firme (mejor pasarse de pegajosa que de firme)
Amasarla sobre una superficie enharinada hasta que esté suave y maleable.
Engrasar ligeramente con aceite un cuenco y hacer rodar la masa en él, taparlo con film de cocina y dejarla fermentar a temperatura ambiente hasta que casi doble su tamaño, entonces amasarla suavemente para que pierda el aire y guardarla cubierta en la nevera hasta el día siguiente, se puede guardar así hasta tres días o congelarla en una bolsa de plástico hermética.


Panecillos Kaiser
Ingredientes:
-225 gr. de masa fermentada
-280 gr. de harina de panadería
-1/2 cucharadita de sal
-1 y 1/2 cucharadita de miel (la receta pide jarabe de malta, pero yo no he encontrado)
-1 cucharadita de levadura instantánea
-1 huevo grande
-1 y 1/2 cucharada de aceite vegetal o margarina fundida
-150-180 ml. de agua templada
Semillas de sésamo o amapola para cubrir.

Así se hacen:
Sacar la masa fermentada del frigorífico una hora antes de hacer la masa. Cortarla en trozos y cubrirla con un trapo.
Mezclar la harina con la levadura y la sal en un cuenco, añadir la masa fermentada, el huevo, el aceite y 10 cucharadas de agua y amasar hata obtener una bola. Entonces echarla sobre una superficie enharinada y amasarla durante unos 10 minutos, por supuesto, se puede usar la amasadora o la máquina del pan como yo he hecho.
Engrasar ligeramente la superficie de la masa y dejarla levar en cuenco tapada con un paño durante unas dos horas.
Pasado este tiempo dividir la masa en 6 ó 9 trozos iguales, según los queramos más o menos grandes.
Para darles la forma, se estira cada porción de masa para hacer una tira alargada que se anuda, o si tenemos un cortador Kaiser formamos bollitos y los presionamos con el cortador.
Los vamos colocando sobre una bandeja de horno cubierta con un papel de horno, los rociamos con aceite y los cubrimos con un plástico hasta que doblen de tamaño.
Precalentar el horno a 220º, coloca una bandeja honda vacía en el riel mas bajo del horno.
Rocíar los bollitos con agua y esparcer por encima las semillas.
Cuando el horno esté bien caliente, meter la bandeja con los panecillos y echar un vaso de agua sobre la bandeja honda que teníamos en el horno, a los 10 minutos bajar la temperatura a 180º. Hornealos hasta que estén bien dorados.
Esperar por lo menos media hora antes de comerlos.

21 comentarios:

  1. Me la apunto Lola. Si hablas asi de estos panecillos tengo que probarlos, yo hago mucho pan, sobre todo bollitos y los congelo para que mi peque se los lleve al cole. Esta noche preparo la masa madre, y este finde los hago seguro! Gracias!!

    ResponderEliminar
  2. Lola, tus berenjenas con atún, buenísimas, gracias. Ahora tengo que mirar con más atención el libro de Peter, que lo tengo y casi no lo he utilizado, desde luego tienen una pinta...
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Me encantan este tipo de panecillos y estos voy a probarlos seguro, porque te han salido estupendos.
    Lola, he probado ya unas cuantas recetas de panecillos y baguetes y algunos has salido muy buenos (otros no), pero no consigo que quede la corteza crujiente. Crujiente de verdad. Tienes tu algún secreto?
    Un saludo, Begoña

    ResponderEliminar
  4. Lolah, que las fotos no han quedado bien? eso lo dices tú, pero a mi me han dado unas ganas tremendas de comerme un bocata con uno, dios santo que cosa tan rica y te digo que animada ya estoy...desde el momento que los ví. Te cojo la receta y en cuanto tenga un tiempito me pongo con ella
    besotes pamen

    ResponderEliminar
  5. Canny,
    me alegro de que te gustaran las berenjenas.
    Begoña,
    una de las cosas por las que me gustan tanto estos panecillos es porque salen con la corteza crujientita, pruebalos y ya verás.
    Muchas gracias a toda por vuestros comentarios tan amables.

    ResponderEliminar
  6. Ya sabes Lola que para mí eres un icono de la panadería casera. No tengo palabras para describir lo que siento cuando veo estos panes, qué maravilla. Qué lujo de formas y toppings, es una propuesta realmente interesante y que deseo hacer pronto, ya veremos si podemos pero la quiero probar. Y ese pequeño detalle de guardar la masa madre en la nevera por un día, voy a probarlo. No sé, algo nuevo en la fermentación, por qué no. Aunque no sea imprescindible. Un saludo Lolah.

    ResponderEliminar
  7. Carlos,
    El usar un prefermento, o incluso el guardar toda la masa de un pan de un día para otro es lo que hace que un pan sea verdaderamente bueno, le da mucho más sabor, más corteza, una miga más aireada, y hace que el pan esté rico incluso dos dias después de hacerlo, sin necesidad de añadirle ningún aditivo. Yo solamente empecé a estar satisfecha de mi pan cuando empecé a usar la masa madre.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Hola Lolah.
    No dejas de sorprenderme...tengo que conseguir hacer estos panes...Tienen una pinta¡
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Genial tu receta, esa masa fermentada será la que llamamos "sauerteig", sabes?
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Justamente me lleve este libro (acordandome de una entrada tuya anteriormente publicada) para leer en el tren antes de irme a trabajar... te han quedado preciosos Lolah...y con una croûte... me estan dando ganas de hacer una receta de Reinhart... pero ahora estoy volcada con Bertinet..un besete y buen puente

    ResponderEliminar
  11. Eres una artista Lola, tengo que copiar la receta y animarme. Un beso y buen fin de semanita largo.

    ResponderEliminar
  12. Que ricos estos panecillos!!Con lo que me gusta hacer pan y hacer panecillos, te los copio.

    Un besino y buen finde.

    ResponderEliminar
  13. Jo Lolah! Te han quedado perfectos! Y tan tan bonitos con las semillitas! Me pido uno! (por lo menos)
    besos!

    ResponderEliminar
  14. Cómo me gustan los panecillos!!
    Son lo mejor para desayunar, ligeramente dulces para poder untarlos de buena mermelada o miel. Me encantan! Te han quedado estupendos, me gusta que uses variedades de semillas :)

    Ese libro es una maravilla :)

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  15. Esos paneillos son un auténtico pempezar a comer y no parar... Que rico!!1 Y los tuyo han quedado de maravilla!!1

    Besos...

    ResponderEliminar
  16. lolah...entre tus panes y tus galletas me tienes revolucionada.. a ver si me relajo un poco y le meto mano a un par de tus panes..
    milo besos

    ResponderEliminar
  17. Kako,
    perdona por no haberte contestado antes, no me di cuenta de tu pregunta.
    La masa fermentada es la pâte levée, que se hace el día antes y puede durar unos tres días en el frigorífico.
    El sauerteig, o sourdough es más bien una masa madre, de las que pueden durar años guardándola en el frigo y refrescándola periódicamente. Es la que yo uso normalmente y le da al pan un sabor profundo y riqísimo.
    Si quieres saber más sobre la masa madre, mira en el blog de Iban ¿Te quedas a cenar?, es absolutamente genial.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  18. Inmaculada (Valencia)

    Hola Lola, que panecillos más estupendos, quiero hacerlos para los peques y tengo una duda, se añade todo el fermento que se prepara con antelación.
    Gracias

    ResponderEliminar
  19. Inmaculada,
    del fermento solamente se echan 225 gr., el resto lo puedes guardar dos o tres días en el frigo y utilizarlo en otro pan.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  20. Inmaculada (Valencia)

    Hola Lolah, ayer por la tarde hornee tus panecillos Kaiser y los peques y los no tan peques se los comieron de maravilla, el resto los congelé para ir sacándolos. Les di la forma como en un video que vi de Dan Lepard, estirándolos y haciendo un nudo y quedaron muy bonitos. Con el resto de masa fermentada preparé un pan de molde añadiéndolo a la harina preparada de lidl (Ciabatta), pero añadiendo leche en lugar de agua, y la verdad es que sale un pan de molde bastante rico. Este fin de semana ha sido un no parar de hacer masas, el viernes hice una pizza que desde que la vi en Albahaca y Canela no he vuelto a hacer otra (receta de Peter Reinhart), totalmente recomendable. Y el sábado hice un bizcocho de Mascarpone que tenia muchas ganas de hacer del blog de Canella, los niños se chuparon los dedos, totalmente recomendable por el sabor y por lo que alimenta a los peques. Gracias por tu contestación y por tus recetas.

    ResponderEliminar
  21. Hola Lola, yo te descubro ahora y me encantas, muchas gracias por todo.
    He hecho los panecillos y si son adictivos, buenísimos buenísimos, por cierto sin darme cuenta utilice todo el fermento, me ha salido mas cantidad pero el sabor y textura y todo buenísimo.
    Un beso.
    Melina

    ResponderEliminar

Te agradezco mucho que dejes un comentario pues me encanta saber quién está detrás de la pantalla y siempre escribo para ti. Puedes estar seguro de que siempre te leo aunque no conteste personalmente.