Sopa de cebolla


sopa-de-cebolla-portada
La sopa de cebolla es una de mis favoritas desde hace muchísimo tiempo. Aunque no me suele gustar la cebolla cocida, me encanta comerla en sopa, cortada en trozos más bien grandes, bien calentita que casi queme y con el queso derretido pegándose a la cuchara.
No sé si es porque teniendo una cazuela de esta maravilla doradita y humeante delante me siento como si estuviera en París en un día de invierno, o simplemente porque es deliciosa y reconfortante, el caso es que la disfruto como si fuera un verdadero lujo y no algo tan sencillo y tan a nuestro alcance.
sopa-de-cebolla-5
Si no la he publicado antes es porque me da la sensación de que es algo que todo el mundo sabe hacer, pero si esto es un recetario personal, lo más lógico es que aparezcan los platos que más me gusta…¿No os parece?
Así que si queda alguien que no la sepa hacer, o que no la haya probado nunca, aquí tiene una buenísima oportunidad de engancharse a ella…
sopa-de-cebolla-1
Estos son los ingredientes:
-1/2 kg. de cebollas
-5 cuchaadas de aceite de oliva
-1 l. de caldo de carne
1/2 vaso de vino blanco
-1/2 cucharadita de azúcar
-sal y pimienta
-1 ó 2 (dependiendo del tamaño) rebanadas gruesas de pan del día anterior por persona
-queso Emmenthal, Gruyère, Comté, o el que más os guste, rallado
sopa-de-cebolla-3
Así se hace:
Pelar las cebollas y cortarlas en láminas (si no os gusta encontrar trozos grandes, picarla o rallarla)
Calentar el aceite en una cazuela y freír las cebollas a fuego lento removiendolas de vez en cuando, cuando empiecen a dorarse, añadir el azúcar. Seguir friendo hasta que la cebolla esté bien dorada y caramelizada.
Añadir el vino, dejar reducir un poco y verter el caldo, sazonar con sal y bastante pimienta y dejar cocer a fuego lento durante una media hora.
sopa-de-cebolla-4
Mientras se termina de hacer la sopa, tostar las rebanadas de pan.
Encender el gratinador del horno a 200º.
Cuando la sopa esté lista, repartirla en unas cazuelas de barro, poner una o dos rebanadas de pan en cada cazuela y repartir el queso rallado por encima.
Meter las cazuelas en el horno hasta que el queso esté derretido y empiece a dorarse.
Servir recién sacadas del horno.
sopa-de-cebolla-6

sopa-de-cebolla-final2

45 comentarios:

  1. ¡Qué buenísima, Lola!! Te ha quedado estupenda, se ve de lo más reconfortante y apetitosa. ¡Con el frío y la niebla que tenemos hoy por aquí tiene que entrar de cine!
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Lola...muy bien en compartirla, mira que en invierno la he comido en varias ocasiones pero no la he hecho nunca...me llevo la receta se ve exquisita.
    besos

    ResponderEliminar
  3. Pues fíjate, es un plato que no he hecho nunca, siempre lo quiero hacer, pero no me he puesto, así que este invierno a preparar sopa de cebolla. Las fotos son reconfortantes. Besos

    ResponderEliminar
  4. yo no la he hecho nunca,asi que a ver si me animo

    ResponderEliminar
  5. A la frute de cabeza a comprar las cebollas y a probarlo este mismo finde... ;-)

    ¡¡ gracias !!

    ResponderEliminar
  6. Para quién no lo haya probado nunca la sopa de cebolla es para nosotros una de las más deliciosas que existen. Queremos hacer un remake de la receta que hacemos, que ya es antigua y las fotos no me gustan, porque es que es una maravilla.

    Nosotros la hemos probado con mantequilla, y está buenísima, pero como hemos visto en tu receta consideramos que es mucho más sana utilizar aceite de oliva. Casi que ya lo prefiero :).

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Lola, me encanta la cebolla, pero esta sopa no la he probado nunca. Se ve muy apetitosa, pero no sé si me gustaría... supongo que si, claro está, a ver si me animo y te cuento

    ResponderEliminar
  8. Qué pinta más deliciosa y qué fotos!!!
    Esta sopa me encanta aunque yo no le pongo queso ya que no me gusta!!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Yo no tomo sopas de ningún tipo, pero en mi casa les chiflan, y la de cebolla más, por no hacerla siempre la compro... lo sé, no tengo perdón!! ;)

    ResponderEliminar
  10. Pues yo siempre he querido probarla pero no me animo... Es que la cebolla me puede sentar fatal y no me atrevo! Pero con la buenísima pinta que tiene, debe ser tan reconfortante... ains, al final me tientas para probarla, la voy a poner en la lista de pendientes :)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Tiene una pinta buenísima!! además, así presentada se ve de lujo!

    besos

    ResponderEliminar
  12. Pues no la he probado nunca pero tiene una pinta irresistible.
    Me encantan las fotos y esos pucherinos son una monada!!!!

    Besinos

    ResponderEliminar
  13. Tiene que estar deliciosa esta sopa, no la he probado así pero me llama mucho la atención

    ResponderEliminar
  14. La sopa de cebolla me encanta. Yo tb la publiqué hace poco! Unas fotos preciosas.
    Besos guapa

    ResponderEliminar
  15. Me encanta!!! la suelo hacer muchas veces y se parece mucho a la tuya!! se ve deliciosa!!!también la pongo en ollitas de barro:)) Bss

    ResponderEliminar
  16. Que rica que tiene que estar, una delicia.

    Saludos

    ResponderEliminar
  17. Ohhhh pero que buena es esta sopa, me encanta, sobre todo en esos días fríos de invierno, calentita, humeante, que rica!!!!!!!!
    Me encantan las fotos.
    Besitos

    ResponderEliminar
  18. Me encanta la sopa de cebolla!!Riquisima. Las fotos y la presentación de lujo.
    Besiños

    ResponderEliminar
  19. Que buena pinta Lola, la verdad es que nunca me he atrevido con esta sopa por la cebolla, pero seguro es una delicia.
    Bss

    ResponderEliminar
  20. ¡ Cómo me gusta !
    La verdad es que para ser una de mis sopas favoritas la hago muy poco.
    Tengo que probar con ese vinito.
    Esa calzuelitas de barro...
    ¡ preciosas!
    Un abrazo,
    María José.

    ResponderEliminar
  21. Para mi la felicidad reside en pequeños lujos como ese. ¡Es tan importante saber apreciarlos! Un besote de Oli de ENTREBARRANCOS

    ResponderEliminar
  22. Con lo sopera que soy yo con esta sopa me has conquistado totalmente, se ve deliciosa y reconfortante para un dia invernal.
    Con tu permiso me quedo por aquí.
    Un beso

    ResponderEliminar
  23. Me encanta esta receta, la hice hace poco para inaugurar la temporada de comidas invernales y nos quedamos con ganas de más!!

    Tus fotos hablan por si solas, que preciosad de imagenes por favor!!!

    Besotesssss

    ResponderEliminar
  24. Lola para mi la sopa de cebolla también es maravillosa!!!

    Me fascina y te ha quedado totalmente cálida!

    Mil besos.

    ResponderEliminar
  25. Para nosotros, la sopa. Sin ninguna duda, una de las mejores y más sanas sopas que existen. Menudas cazuelitas....

    ResponderEliminar
  26. Que gozada de sopa... es una receta que tengo pendiente de hacer,y nunca veo el momento,rica rica un beso guapa

    ResponderEliminar
  27. nunca la he comido pero me dan ganas!
    saludos.
    http://conaromaacaserito.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  28. uyyyy buenísima!
    las tima que si la hago será sol para mi, no tengo amigos donde vivo y a mi esposo no le gusta :(

    ResponderEliminar
  29. Síiiiiiiiiiiiiiii!!!!!!!!!!!! Claro que me apetece probarla, Lolah. Chiquilla, qué bonitas esas cebollas de la primera foto y las cazuelitas d esopa con esas tostas de pan frito.
    Ricas con ganas!
    Un besoteeeeeeeeeeeee

    ResponderEliminar
  30. Qué rica Lola!
    mi madre la preparaba a menudo y quedaba bien rica..e.esta se ve deliciosa! un besicoo

    ResponderEliminar
  31. que rica te ha quedado, me la anoto, besos

    ResponderEliminar
  32. Esta receta es muy típica del norte de Francia, la voy tomando y haciendo cada invierno desde niña!
    Me encanta, es una delicia!!!
    Te ha salido muy bien, aunque nosotros, en el norte, tenemos un truco... Te lo cuento ;-)
    Usamos biscotes en vez de pan, le da otro toque.
    Aunque yo soy de la tuyas, ¡me gusta más con pan de barra tostado!)
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  33. Una buena sopa siempre recompone el cuerpo. Besos!

    Ana de: 5 setidos en la cocina

    ResponderEliminar
  34. Todavía me acuerdo de la primera vez que la comí, no me lo podía creer, comiendo cebolla.... estaba deliciosa desde entonces en casa en invierno es una mas.

    Probaré hacerla con el pan tostado.

    Muas!

    ResponderEliminar
  35. Nunca la hice en casa y si la comi en Burgos,con esta tuya me recuerdo del gusto tan riquisimo que tenia,no se me olvia,me llevo la copia de la tuya, si me lo permites,besos

    ResponderEliminar
  36. Pues a mi me ha parecido maravilloso que la hayas publicado porque he tomado nota nada mas verla,me ha encantado.Un besazo
    cosicasdulces.blogspot.com

    ResponderEliminar
  37. Que delicia! Es mi sopa preferida! Te quedo super bonita la presentación. Era tiempo de que pasara por aquí, me quedare viendo lo que me he perdido.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  38. A mí me vuelve loca directamente...preciosas las fotos¡!


    Petó

    ResponderEliminar
  39. Pues sabes que nunca he probado la sopa de cebolla? No puede ser, porque le tengo ganas ya pero nunca me pongo a hacerla. Me gusta como te ha quedado y las fotos muy bonitas Lola.

    ResponderEliminar
  40. Yo no soy muy amiga de la cebolla pero sé de alguien que le puede encantar la receta, gracias!!! Por cierto, no sé si habrás hecho algo con setas de temporada, si tal te animo a que participes en este concurso en el que la mejor receta hecha con setas de temporada es premiada con un lote de productos Pyrex!!! Creo que se acaba el plazo el 11 de diciembre. Te paso el enlace por si te interesa: http://on.fb.me/vtJ5Ev
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  41. Es una de mis sopas preferidas, me resulta dediliciosa y una maravilla tomarla después de todo un día de trabajo y frio. Lola ese bodegón cebollero me gusta muchisimo!.
    Un beso guapa!

    ResponderEliminar
  42. Qué buena, Lola! Es un clásico que nunca falla!!!!
    Me encantan las cazuelitas :)
    Besos.

    ResponderEliminar
  43. ME GUSTA TU BLOG.. es AMENO y tiene mucha PERSONALIDAD:)

    ResponderEliminar

Te agradezco mucho que dejes un comentario pues me encanta saber quién está detrás de la pantalla y siempre escribo para ti. Puedes estar seguro de que siempre te leo aunque no conteste personalmente.