Dos maneras de confitar jengibre


Cuando hice los Biscotti con pistachos y jengibre confitado recibí varias consultas sobre dónde comprar éste último pero no pude responder porque el que yo había usado lo compré en Alemania y en Cartagena no lo he visto nunca, así que me comprometí a buscar la manera de confitarlo yo misma, pues este es el resultado de la búsqueda...puedo decir que ya tengo jengibre confitado para toda mi vida  (bueno, exagerando un poco) pues me traje del super casi un kilo y casi todo lo tengo ya preparado para formar parte de deliciosos pasteles y galletas.

Anduve buscando recetas por la red y encontré dos que me llamaron la atención, así que ya que tenía abundante  materia prima hice las dos. La primera la encontré en el maravilloso blog Food & Cook, si no lo conocéis merece la pena que os deis un paseo por él, es fantástico y sus fotos son lo más de los más. Su receta me llamó la atención por el añadido de especias tan sugerente.
El segundo método es diferente de todos los demás, con menos cocción y más tiempos de reposo. 
En realidad los dos métodos me han dado un resultado muy parecido, posiblemente con el primero el sabor es algo más fuerte y con el segundo la textura es algo más tierna, aunque las diferencias son mínimas, así que lo mejor es experimentar e incluso mezclar las dos recetas, añadiendo las especias a la segunda receta...en fin, de cualquier manera seguro que sale muy rico.

Jengibre confitado con especias
Ingredientes:
-350 gr. de jengibre
Para el almíbar:
-10 gr. de pimienta negra
-500 gr. de azúcar en polvo
-1 l. de agua
-4 cucharadas de zumo de limón
-1 estrella de badiana (anís estrellado)
-3 vainas de vainilla
Así se hace:
Pelar todo el jengibre con una cucharilla o un pelapatatas, cortarlo en dados o en tiritas y ponerlo en una fuente con agua, dejarlo reposar durante una hora, pasado este tiempo sacamos los trozos y los echamos a un cazo con agua hirviendo, cuando el agua vuelva a hervir, dejarlo durante 4 minutos y después escurrirlo y remojarlo con agua fría. Repetir esta operación cuatro veces.*
Para preparar el amíbar, cortar a lo largo una vaina de vainilla y sacarle las semillas raspando con un cuchillo, reservarlas. Triturar en un mortero los granos de pimienta. Poner en un cazo el litro de agua con el azúcar, el zumo de limón, la pimienta, la badiana, las semillas y las vainas de vainilla, llevarlo a ebullición a fuego lento y cuando empiece a hervir echar el jengibre y dejarlo cocer suavemente durante 1 y 1/2 horas.
Pasado este tiempo ponerlo todo en un cuenco dejarlo enfriar y taparlo con un film, dejarlo en la nevera durante 24 horas. Escurrir bien el genjibre, dejarlo secar bien sobre papel de cocina, pasarlo por azúcar y guardarlo en un bote hermético (yo dejé la mitad con el almíbar).


Jengibre confitado 2º método
Ingredientes:
-250 gr. de genjibre
-400 gr. de azúcar
-250 ml. de agua
Así se hace:
Preparar el jengibre de la misma manera que en la primera receta, hasta *
Hacer hervir el agua con el azúcar y echar sobre el jengibre que tendremos en un cuenco de cristal, taparlo y dejarlo reposar durante 12 horas.
Recuperar el jarabe y volverlo a hervir durante 10 minutos, echarlo sobre el jengibre y dejarlo reposar durante 2 días. Pasado este tiempo poner al fuego el almíbar y el jengibre juntos y cocerlo durante 10 minutos. Escurrirlo y secarlo bien sobre papel de cocina y rebozarlo en azúcar o dejarlo en su almíbar en un tarro en el frigorífico.


37 comentarios:

  1. Gracias por la información y las recetas. Muy interesante.
    besotes.

    ResponderEliminar
  2. Un aporte la mar de interesante. Muchísimas gracias por las dos recetas y por lo bien que lo explicas todo. Así da gusto.
    Un besiño.

    ResponderEliminar
  3. Dos maravillosas opciones para poder hacerlo. Tan interesante y útil este jenjibre y mejor si es casero.
    Una cosita ¿Cuanto tiempo durará una vez hecho?

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Que recetitas más interesantes!
    Me la anoto ya mismo, pues me encantan todas estas cosas.
    Además te han quedado impresionantes de las dos formas.
    Aunque yo creo que aceptaré tu sugerencia de hacer una mezcla de las dos.
    Un beso guapa.

    ResponderEliminar
  5. Lola,

    Esto lo tengo que probar. Era una de las cositas que tenía pendientes. Te han quedado genial.

    Un besito,

    Sacer

    ResponderEliminar
  6. Una entrada genial. Yo preparé jengibre confitado el año pasado usando el segundo método, el primero no lo conocía lo probaré la próxima vez.

    bicos

    ResponderEliminar
  7. Que trabajo mas bueno has hecho.
    Que paciencia mas infinita que tienes, me dejas perpleja.
    Eres una artistaza, invita a comerselos.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  8. Riquísimo, seguro. Ya le dijimos a Trota que lo haríamos pero me temo que no hemos dado más de sí, máxime cuando a Lola el sabor del jengibre... consí consá. No obstante, la primera preparación es para nosotros una novedad.

    Anda que seguro que nos vas surtir bien de dulces super exquisitos.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Lola que alegría me das! ya no tengo excusa para preparar los biscoti y otras muchas recetas que he visto que llevan este ingrediente...gracias wapa, un besito!

    ResponderEliminar
  10. Muchas, pero que muchas gracias Lolah!! Eres genial.

    ResponderEliminar
  11. Muchas gracias por esta información, ya que nos gusta el jenjibre y con esta forma de conservarlo seguro que aún más.

    Besotes,

    Ana y Víctor.

    ResponderEliminar
  12. Que estupendo reportaje jengibrero Lolah, te ha gustado mas que el que compraste? desde luego la pinta es excelente, y tal y como lo explicas dan ganas de preparar unos cuantos botes, es cuestion de experimentar, qué paciencia tienes!! un besote

    ResponderEliminar
  13. Qué curioso Lolah, yo lo compro en bolsitas y sabe un poco artificial, en el Gourmet del Corte Inglés hay y en herboristerías especializadas también.
    Pero no hay nada como comprarlo fresco y hacerlo a gusto de una y tú nos lo has servido en bandeja para poder elegir. Tengo un trozo ahí en la nevera que no se qué hacer con él así que si mañana sale lluvia lo primero que hago es el de tiritas que me gusta más.
    Gracias por compartir.
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. No suelo utilizarlo pero me llama mucho la atención estas recetas te han quedado unas fotos escepcionales y dan ganas de ponerte a preparar la confitura ya.
    Saludos

    ResponderEliminar
  15. Oh Lola, qué bien! Me encanta el jengibre confitado desde que lo decubrí por primera vez. Yo sólo lo he encontrado en el mercado de las fiestas del barrio, así que compro mucho porque es una vez al año. Pero ahora podré hacerlo yo misma! Muchas muchas gracias!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Para mí son novedosas las dos versiones. Tu entrada me viene de maravilla.
    Un besuco,
    María José

    ResponderEliminar
  17. Gracias Lola por la receta, creo que me quedo con la segunda..
    Besos!

    ResponderEliminar
  18. Hola Lola yo nunca he probado el jenjibre pero por las fotos y explicaciones dan ganas de hacerlo tiene un color muy bonito ,un beso

    ResponderEliminar
  19. Que buena entrada. Tengo muchisimas ganas de hacer conservas y cosas como estas pero no me decido, lo veo complicado, supongo que sera ponerse. Si me sale la mitad de lo bien que te ha salido a ti me doy con un canto en los dientes!

    Un saludo

    ResponderEliminar
  20. Hola Lola querida,
    los últimos días de clase me impiden ver asiduamente los blogs que me gustan, pero casi es mejor estar unos días sin mirar y luego ver un montón de sorpresas y cosas bonitas todas de golpe.
    Me he alegrado un montón de que ya hayas disfrutado del premio de "Come mai", así os he vuelto a ver -en foto, por lo menos- a Pedro y a ti.
    Un beso grande, eres una fuera de serie, bendita máquina del pan que te ha puesto en este camino bloguero :-))).

    ResponderEliminar
  21. Tengo ganas de hacerlo Lola porque el jengibre me encanta. Yo soy muy de especias así que quizás pruebe la receta de Trota.
    Besos

    ResponderEliminar
  22. cualquiera de las dos maneras estará rica, compraré y lo haré para tenerlo siempre en casa. Gracias lola.
    Bexinos

    ResponderEliminar
  23. Hola guapa, hacia un tiempo que no te visitaba y me gusta mucho como has dejado el blog!!! super elegante!!! la receta no sabes lo que te la agradezco porque no encuentro jengibre confitado y tengo varias recetas que lo llevan...un besazo

    ResponderEliminar
  24. Ay, Lola, en cuanto me descuido un pelín se me acumulan tus recetas. Me gustan todas, de verdad, y tengo la carpeta de "pendiente" de hacer llenita de delicias tuyas.

    Ahora esta va directa a la parte de arriba del montón, como se suele decir. Yo también incorporo el gengibre cristalizado en muchas de mis recetas de carnes y de repostería y realmente es un poco difícil de conseguir. Aquí hay que irse a un buen mercado para conseguirlo de buena calidad al peso y sino tienes que comprarlo envasado a un precio abusivo...

    Me quedo con la primera receta, me encantan las especias que lleva y si dices que la diferencia no es mucha en cuanto al resultado, ésa es la que haré.

    Otra vez muchas gracias por las maravillas que compartes con todas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  25. Otra que se me queda para hacer, no sé cuando voy a poder hacer todo lo que estoy aprendiendo, es impresionante. esta confitura o gominola de jengibre me parece super apetecible y además muy atractiva y exótica.

    Yo siempre lo uso en polvo, o fresco rayado pero este preparado tuyo me ha apetecido muchísimo.

    Un beso

    ResponderEliminar
  26. madre mia qué trabajos te metes!!! aunque merece la pena... seguro que no tiene nada que ver con los comprados.. yo tengo un bote en la cocina, que prometí usar con tu receta... y la promesa sigue en pie.. sólo que no encuenro tiempo..jajaja a ver si eduzco un poco y me pongo a lo que me tengo que poner..jajaja
    mil besos wapa

    ResponderEliminar
  27. Una información muy interesante, yo por aquí no encuentro el jengibre facilmente. me encantan las dos formas, pero los del platito con azúcar están que se salen
    Hacia mucho que no me pasaba por aquí y me he perdido unas cosas divinas, que maravilla de delicias tienes hechas...me las mirare mas detenidamente
    besos

    ResponderEliminar
  28. No pienses que desde que vi esta receta en el sumario , pense tengo que entrar y contarle que tengo jengibre confitado que compre en Orlando, que esta riqusimo, que hice unas magdalenas exqusitas y que lo tengo guardado como oro en paño.
    Y sobretodo decirte que llevo toda la semana por venir, he abierto tu blog todos los dias, cuando no el telefono, una visita, cuando no que tenia que hacer unos papeples, total cerraba la pagina, por la tarde....y nada
    No te he dejado olvidada, me encantas tu y tus recetas y me encnata leerte.
    Me agobio con esto de las visitas.
    Hay veces que llego y zasss, 3 recetas atrasadas ¿ y como puede ser?? si a mi no me da ni para publicar una???.
    Apuntare lo del jengibre para cuando se termine mi botecito.
    Un beso enorme desde Almeria.

    ResponderEliminar
  29. IMPRESIONANTE. Ahora ya no me puedo quedar sin probar una receta por no disponer de jengibre confitado.

    Eres mi ídola.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  30. Me quedo loca! mira, el segundo confitado lo conocía pero el engalanado de especias no; me chifla:-D me encanta venir y ver cuanto varias en tus entradas. Es un gustazo... bueno, esto es obvio.. tú me entiendes:-P
    Besos

    ResponderEliminar
  31. Interesantísimo.Me han encantado tus fotos también.Besos.Para mi esta información es de gran ayuda.Gracias.

    ResponderEliminar
  32. hola

    gracia por la receta...he probado de hacer la segunda...me encanta como ha quedado la textura, el color y el sabor...hice 2 versiones uno rebozado con azucar normal y otro con azucar glassé...aunque tengo que confesar que el jengibre ha quedado bien fuerte de sabor, casi picante (a mi me gusta).

    no sé si tal vez cuando se pela el jengibre...en lugar de dejarlo con agua una hora, habría que dejarlo un día para que suavizara más el sabor

    saludos

    ResponderEliminar
  33. Mil gracias por las 2 recetas se ven realmente increíbles.
    Personas como Tu, son las que la humanidad necesita, que comparten su conocimiento sin egoísmo, un saludo Eliza

    ResponderEliminar
  34. Hola Lola! primero decirte que me encantan tus recetas y tu forma de contarlas, y nada! aquí estoy, con el jengibre hecho tiritas, reposando en agua y listo para ser confitado! Espero que me salga aunque sea parecido al de tu foto. Un besazo.

    ResponderEliminar
  35. Por cierto Lola, has comentado que aguanta bastante tiempo en la nevera pero me preguntaba qué resultado daría si lo pongo en conserva al baño maría, espero puedas resolver mi duda, gracias.

    ResponderEliminar
  36. Muchas gracias, me quedo!!!!
    Abrazotes

    ResponderEliminar

Te agradezco mucho que dejes un comentario pues me encanta saber quién está detrás de la pantalla y siempre escribo para ti. Puedes estar seguro de que siempre te leo aunque no conteste personalmente.