Costillas de hojaldre


Cuando yo era una cría, hace de esto muchísimos años, había una panadería en Cartagena, en la plaza del Risueño para ser exactos, dónde hacían unos pasteles de hojaldre que me volvían loca, de hecho creo que eso era lo único que comprábamos ahí pues estaba bastante lejos de mi casa, pero cuando pasaba cerca de allí no podía resistir la tentación, sabía que estaban alli, esperándome, con su hojaldre doradito y crujiente y sus piñoncicos tan ricos. Esos pasteles se llamaban costillas y supongo que los harán en muchos otros sitios porque son muy sencillos, hojaldre relleno con cabello de ángel y una cubierta azucarada y salpicada de piñones, no sé si en otros sitios se llaman igual. Mis pasteles, aunque más pequeños que aquellos, también son costillas, yo les he puesto unas almendras fileteadas que no recuerdo que los originales los llevaran, pero que les van de maravilla. Son facilísimos de hacer y de verdad que son una delicia...sigo siendo tan golosa como cuando era una cría.

Ingredientes:
-2 planchas de hojaldre
-cabello de ángel
-1 huevo
-almendras en láminas
-piñones
-azúcar
Así se hacen:
Se pone una de las planchas de hojaldre sobre una placa de horno cubierta con un papel de horno (tengo que encontrar una alternativa a esta redundancia), se pincha toda la superficie con un tenedor, se marcan unos rectángulos del tamaño que queramos sin llegar a cortar la masa, se reparte el cabello de ángel sobre los rectángulos dejándo como 1/2 cm. de margen sin cubrir sobre las marcas, se pinta con huevo batido todo el perímetro de la placa y todas las marcas de los rectángulos.
Se cubre todo con la otra lámina de hojaldre, se pincha también y se presiona por todas las juntas donde no hay cabello de ángel. Se pinta toda la superficie con huevo y se salpica abundantemente con las almendras en láminas y los piñones, presionando bien para que queden pegados y no se caigan, se espolvorea generosamente con azúcar y se cortan los rectángulos con un cortador de pastas o un cortapizzas sin separarlos, se hornean en el horno precalentado a 200º durante unos 20º, la parte de arriba ha de quedar caramelizada, pero cuidado que no se queme!
Irresistibles!!!

40 comentarios:

  1. estos pastelitos son una auténtica delicia!! yo los tengo hecho y la verdad no se ni como se llaman...para mi son pastelitos de hojaldre con cabello de angel...
    Bexinos wapa y buen finde.

    ResponderEliminar
  2. Menudo aspecto tan perfecto!!!!!
    Los recuerdos de la niñez son los mejores sobretodo los felices, seguro que cuando has probado las costillas volviste a tener 10 años ;)
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que nunca los había visto, te han quedado de rechupete!!!
    Bicos
    Fátima

    ResponderEliminar
  4. jajaja, me esperaba unas costillas de cerdo o algo así envueltas en hojaldre jejeje, y entro y veo esta maravilla ummmmmm, lo hago segurito ya verás¡¡¡que ricas te han quedado. Besitos guapa

    ResponderEliminar
  5. Ay Lolah que no me voy a quedar con las ganas de probar esta delicia. Me llevo la receta.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. A mi todo lo que vaya con hojaldre me encanta. Deliciosos!!
    Un besiño.

    ResponderEliminar
  7. Aquí se llaman Cocas,de las pastelerias el lo que mas le gusta a mi marido,se hacen exáctamente igual y tambien con crema pastelera.Que buena idea,rápida para una tarde de estas que uno no tiene nada hecho.Ideal para hacer con niños.
    Muy guay Lolah

    Un besico

    ResponderEliminar
  8. Es muy parecido al que solemos comprar en una pastelería de Gandía llamada Tano, la coca de piñones, es riquísima. Te ha quedado muy bonita.
    Un abrazo.
    Ana

    ResponderEliminar
  9. Yo los he comido siempre rellenos de crema. Me vuelven loca. Los he hecho muy pocas veces, pero voy ahora mismo al congelador a sacar dos paquetes de hojaldre, porque caen hoy mismo.
    Para mi la mezcla de hojaldre, crema y almendra es una de las mejores cosas que existe,es lo que en el Pais Vasco se llama Pantxineta y me parece una exquisitez.
    No me gusta mucho el cabello de angel, pero esas costillas que has preparado me las comía ahora mismo... te han quedado estupendas, bien tostadas, crujientes.....qué buenas!!!
    Un saludo, Begoña

    ResponderEliminar
  10. vaya delicia!!!
    justo ayer tiré una calabaza de cidra, que compré hace tiempo y ya ves que ni ganas de entrar en la cocina....
    pero tengo cabello de lata... !! así que igual me animo, que la casa está muuuuuuuuuuuuuy fria!!
    seguro que al probarlos has tenido unos sentimientos preciosos... es una pasada!!me alegro por ti!!
    mil besos wapa

    ResponderEliminar
  11. Otro ejemplo más de que todas nuestras vidas están plagadas de recuerdos gastronómicos de muy diversa índole. A ti te ha pasado con estas costillas que sobra decirte que te han salido fantásticas, y a nosotros, y en esta línea, con las palmeras de chocolate de obrador que hacían antaño en dos sitios, cada uno de nosotros en uno concreto.

    Nosotros compramos estas costillas en na pastelería de La Mata en Torrevieja y a Lola le pirran. Desde luego de hacerlas en casa, y sin lugar a dudas, serán las tuyas. Además es una preparación asequible para nosotros.

    Un saludo desde Granada.

    ResponderEliminar
  12. Pues yo no soy muy golosa pero el hojaldre es el hojaldre.Con eso te digo todo.
    ¡ Qué rico !.
    Los recuedos gastronómicos de nuestra infancia siguen ahí, no se borran ¿ verdad ?
    Un abrazo,
    María José

    ResponderEliminar
  13. Pues creo que sí que los he visto en confiterías de por aquí, o al menos tengo el recuerdo de algún dulce con hojaldre llamado costillas, también de cuando era más pequeña. Claro que a mi el cabello de ángel no me gustaba nada y cuando caída uno de esos dulces en mis manos hacía un estropicio para comerme sólo lo que me gustaba :P

    Me parece genial tu toque de las almendras, sin duda es un añadido que lo hará más rico aún.

    Me ha gustado que compartas uno de esos recuerdos de tu infancia; hay muchos de ellos que los tenemos asociados a cosas de cocina, verdad? Olores y sabores que se nos quedan para siempre en la memoria :)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Donde hay frutos secos siempre me quedo...el cabello de ángel es prácticamente desconocido en el norte de Italia, pero en el sur, en Sicilia sobre todo, también hay versiones de costillas...qué ricas y qué bonito nombre!

    ResponderEliminar
  15. que maravilla!
    este tipo de pastitas me encantan!!
    besitos

    ResponderEliminar
  16. Lolah, estas costillas de cabello de ángel me han encantado.
    Me apunto la receta en pendientes.
    Besitos desde Castellón.

    ResponderEliminar
  17. Tocaya , se te ha caido la h ????
    a lo que venia , debebn de satr deliciosas, con cabeloo de angel y piñones mi marido con esto sube al cielo, lo malo seria bajarlo, jajaa
    Creo que tomare buena nota para no olvidar la rectica, que te ha quedao , dicho sea de paso fenomenal.
    Bsss desde Almeria.

    ResponderEliminar
  18. Me encantan! Yo a estas pastas siempre las he conocido como herraduras porque por aquí las hacen de esta forma, de herradura y estan de muerte.

    Un abrazo!
    Ana de: 5 sentidos en la cocina

    ResponderEliminar
  19. Que buena pinta!! Son perfectas para acompañar mis infusiones..que tanto me gustan!
    Besitos!

    ResponderEliminar
  20. Nunca he sabido el nombre de ésta delicia, en mi casa eran conocidos como el postre preferido de papá,jaja, yo creo que por eso me gusta tanto el cabello de ángel, desde peque que tengo el recuerdo de ese cri-cris al morder, el dulzor del cabello, mhmmmmm, mi madre solía hacer algún fin de semana y si había algún acontecimiento especial. Ahora soy yo la que los hace y estoy enganchando a mis hijos,jajaja. Una delicia Lola, ahora ya se su nombre!!!Besos

    ResponderEliminar
  21. Yo creo que si a Adán le hubieran dado esta costilla, el mundo hubiera ido de otra manera. un beso hermosa.

    ResponderEliminar
  22. Buenísimas. Con ese doradito, esas almendritas, esa presencia...

    besos.

    ResponderEliminar
  23. Que bueno Lolah:
    Yo lo hago alguna que otra vez y me encanta y si el hojaldre es casero mejor todavía. Te ha salido excelente.
    Un besico.

    ResponderEliminar
  24. Buenísimas, poco más se pude decir.
    Buena semana.

    ResponderEliminar
  25. Es cierto, cualquier cosa con hojaldre cuesta bien poco de preparar y está de escándalo. A´mí también me gusta mucho el sabor crujiente del hojaldre. En dulce, en salado... como sea!

    ResponderEliminar
  26. Peligrosas estas costillas ummmm que buenas, igual me gustan con cabello que con crema y asi bien doraditas y azucaradas que ricas.

    ResponderEliminar
  27. Que buenisima receta, cada vez que vengo a verte, me voy muy contenta. Muchas gracias por tu trabajo. Un beso grande

    ResponderEliminar
  28. Qué buenisimo Lolah, y tan facil de hacer, muchisimas gracias, empiezo el dia dulcemente. Besote

    ResponderEliminar
  29. Qué ricos Lola! Tengo debilidad por el cabello de ángel. Me lo apunto en pendientes. La lista de platos tuyos que tengo por preparar es interminable, no me das tregua!
    Un besote.

    ResponderEliminar
  30. La verdad es que tienen una pinta... a mi me encanta el hojaldre, y se ve tan doradito... irresistibles!

    Besos!

    ResponderEliminar
  31. pero qué cosa más rica! a mi el hojaldre con cabello de ángel me encanta!
    bs y gracias por una receta fácil y rica!

    ResponderEliminar
  32. Lola que buenas, me parecen perfectas, el hojaldre y todo lo que llevan me gusta.
    besos

    ResponderEliminar
  33. Qué delicia! Este tipo de postres hojaldrados con ese dulzor que da el cabello de angel, me resultan perfectos en cualquier momento. Son invulnerables al tiempo.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  34. Mi queridisima amiga, tantos tantos años no puede hacer :) y si que son buenisimos estos dulces, a veces no es necesario complicarse demasiado a que no? un besito

    ResponderEliminar
  35. Lolah, curioso nombre le has puesto a estos pastelitos tan divinos, que ahora me comía yo unos cuantos.
    Me he perdido muchas cosas, no sé donde estaba yo metida, todas esas recetas de oriente Medio y de grecia que están que se salen de pantalla.
    Tienes verdaderas delicias, me las tengo que mirar más detenidamente.
    Un besazo wapa
    Pamen

    ResponderEliminar
  36. Se veen deliciosos! Me encantaria tener uno de estos ahora mismo.

    ResponderEliminar
  37. Lolah, que maravilla!!! me encanta el cabello de angel y este postre es ideal para disfrutar de su sabor :)

    Besos wapa, Paula
    http://conlaszarpasenlamasa.cultura-libre.net

    ResponderEliminar
  38. Ay que gracia me ha hecho el nombre de este dulce!!!! es que no me imaginaba de que se trataba!!!
    recuerdo que eran los dulces preferidos de mi abuela, y ella me contagió sus preferencias o lo heredé.....y donde se ponga un hojladre con cabello de angel que se queite lo demás!
    Besos

    ResponderEliminar
  39. Para mí todo lo que lleve cabello de ángel es bienvenido.

    ResponderEliminar
  40. Cuando era pequeña, vendían unas muy parecidas cerca de mi casa en Madrid... me gustaban mucho los dulces con cabello de ángel. De Cartagena yo recuerdo las ciervas, pero no recuerdo la pastelería... mi mini memoria no da para tanto, una pena...
    Las tuyas voy a a tardar en olvidarlas y como encuentre cabello de angel no se yo... no digo nada que la tecla me pierde; pueden más mis ganas que mi tiempo!
    Bsssssssssss

    ResponderEliminar

Te agradezco mucho que dejes un comentario pues me encanta saber quién está detrás de la pantalla y siempre escribo para ti. Puedes estar seguro de que siempre te leo aunque no conteste personalmente.