Magia navideña en Alemania


Viajar a Alemania se está convirtiendo en un vicio, este es mi tercer viaje a ese país y nunca me decepciona, preciosos paisajes, ciudades que a pesar de los destrozos de la guerra han sabido conservar su arquitectura tradicional, una gente respetuosa y amable a la que le encanta comer y beber...y Munich es el cúlmen de todo eso.

Ir a Munich es un peligro para la salud, sus cervecerías son unos lugares tan agradables, tan bulliciosos y divertidos, que uno se pasaría el día bebiendo cerveza y comiendo carne y salchichas, y si a eso se suma la magia de los Weinachtsmärkte (Christkindlmärkte en el sur de Alemania), la experiencia es realmente inolvidable.

Visitar un mercado de Navidad en Alemania no es solamente deambular viendo puestos de adornos y dulces navideños, es calentarse con una taza de Glühwein (vino caliente), mientras se charla con los amigos, comer casi cualquier cosa, pero sobre todo salchichas en todas sus variantes, dejarse guiar por los deliciosos aromas del vino, de los dulces, de los frutos secos garrapiñados, de las salchichas, del chocolate, sucumbir a la tentación de los lebkuchen, de los stollen, de las zimtsterne, pararse a escuchar un coro de niños cantando canciones navideñas, llenarse los ojos de las miles formas del cristal, de la madera, de la cerámica, de la mañana a la noche sin descanso, sin importar el frío o la oscuridad.

¿Cómo decidir qué cortadores de galletas no necesito?



El viaje empezó aterrizando en medio de la nieve, aunque en el trayecto a Munich desapareció para decepción nuestra que deseabamos disfrutarla más, la verdad es que ha hecho frío, pero no en exceso y hemos podido disfrutar intensamente de la calle.

Munich estaba lleno hasta los topes, sobre todo de italianos, bulliciosa y tentadora como siempre, un paraiso para los que nos gusta todo lo relacionado con la comida, desde las delikatessen de Dallymar a los increíbles puestos de verduras del Viktualienmarkt o una pequeña tienda con toda clase de fruta seca y confitada de todas partes del mundo. Si, también hay un montón de iglesias, monumentos y museos, pero por esta vez hemos prescindido un poco de las visitas culturales.

Nuremberg presume de tener el mercado de Navidad más antiguo y uno de los mejores de Alemania, y allá que nos fuimos con ayuda de la estupenda red de trenes alemana. No nos decepcionó en absoluto, una ciudad más pequeña y tranquila que Munich, pero llena de encanto y con un ambiente navideño realmente delicioso.

Y al día siguiente el tren nos llevó hacia el sur, hasta Salzburgo en los Alpes austriacos, una ciudad preciosa en medio de las montañas, donde faltó nieve y sobró gente, pero que también disfrutamos mucho...qué rico estaba el glühwein con pasas y trocitos de almendra! También visitamos la casa natal de Mozart y comimos un plato variado de carne (pato, cerdo, ternera, jamón) con castañas, orejones, manzanas asadas, acompañado de sauerkraut que fué una verdadera exageración.

En fin, cinco días realmente inolvidables, llenos de alegría, de felicidad y de mucha, mucha comida que acabaron con unas maletas llenas hasta los topes con las que tuvimos algún pequeño (o grande) problema en el aeropuerto.

Y para colmo, cuando llego a casa me encuentro una caja llena hasta los topes de cosas ricas que me ha mandado Patt...esto se está convirtiendo en una costumbre! Muchas gracias, preciosa, los cortaditos de cidra ya están probados y están buenísimos!

32 comentarios:

  1. Es uno de mis sueños,ir en estas fechas a un mercado aleman...¡¡¡¡
    Mientras tanto(y esperando que llegue la ocasion),he disfrutado un monton,viendo todo lo que nos has puesto y contado.
    gracias,por esta oprotunidad que me has dado de conocer,un poco mas,lo que tanto deseo..
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Todo precioso, y que delicioso,jaja, en los mercados empiezas a picar de aquí, de allí, lo bien que huele eso que bien sabrá, y cuando te das cuenta has comido y cenado casi,jaja. Unas fotos preciosas, me alegro que lo pasaras fenomenal, se nota en tu cara. Un beso

    ResponderEliminar
  3. Qué bonito y entrañable es viajar en estas fechas ¿verdad?. Me he quedado alucinado con los 28,50€ los 100gr de jamón. ¡Guau!.

    Y sobre los cortadores de pasta, caray, ¿te llevarías todos verdad????. jejejeje.

    Desde luego que el viajecito que os habéis pegado de nuevo es aún más ideal con los puestos, la gente, los árboles y el frío.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Que bien poder viajar en estas fechas, las fotos y todo lo que cuentas me ha encantado.
    Hasta pronto

    ResponderEliminar
  5. Has conseguido, con tu extraordinario reportaje, que prácticamente haya pisado ese mercado. Me ha encantado.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Que sana envidia te tengo Lola, que viajes te haces, que cantidad de fotos nos traes siempre. Ya me imagino como estaria la maleta para tener problemas en el aeropuerto...jaja..

    Si es que no se puede una resistir!

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Super lindas las fotos. Münich es una ciudad muy linda y las Weihnachtmarkt me encantan, pero sorry yo no puedo disfrutar de ellas sin nieve, encuentro que pierden toda la mágia. Aquí nevó y ahora no hay rastros de nada, seguramente lo mismo que ocurrió en Münich. Espero que para la próxima cruces la frontera, estoy sólo a 3 horas de viaje.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Qué bonito todo, Lolah!
    Me alegro de que te lo pasaras tan bien. Me encanta tu foto y tu dilema ante los cortadores de pastas, a mí me hubiera pasado igual! Y qué pasteles, como buena golosa tus fotos me han hecho tocar el cielo con los dedos!
    Bueno no me enrollo más, precioso post, gracias por compartir tu viaje. Un abrazo y feliz semana corta.

    ResponderEliminar
  9. Desde luego, Munich la tengo en mi agenda de pendientes, me encanta como a ti, viajar a Alemania, todo me gusta, racias por este reportaje tan completo, ya me imagino lo que disfrutaste, que envidia! besitos

    ResponderEliminar
  10. Aninsss, pero qué envidia que me das! jejeje Las fotos preciosas, gracias por ponerlas!!!!
    Bs!

    ResponderEliminar
  11. Madre mia Lola, que envidia das, vaya cara de felicidad tienes en las fotos... que ambiente mas bonito no?, muchas gracias por compartirlo guapa!!!

    ResponderEliminar
  12. Qué 5 días tan maravillosos habreis pasado en Alemania. Me han encantado las fotos y tus comentarios. En Alemania es todo tan encantador...
    Nosotros también tenemos pensado ir unas navidades a pasar unos días a Munich, me encantaría volver a disfrutar de ese ambiente y sobretodo me gustaría que mi pequeño conociera una navidad así. Aquí es tan diferente!
    Un beso guapa y a disfrutar de todo lo que te has traído.
    Rosanna, de cosasconencanto.blogspot.com

    ResponderEliminar
  13. Qué maravilla, cuántas lcosas por descubir, perderse en ese mercado, probar esos dulces, tentarse en cada puesto con las compras... Gracias por compartir tu viaje.
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Lolah, la próxima vez me voy contigo!
    Que bien debisteis pasarlo, se nota en tu lectura.... unas fotos preciosas!
    besitos

    ResponderEliminar
  15. Hola guapa, que reportaje tan completo, y las fotos fantásticas. Que envidia de viaje, se ve tan bonito todo, y esa pista de aterrizaje toda nevada.. Me alegro de que hayáis disfrutado tanto. Bsos

    ResponderEliminar
  16. niñaaaaaaaaaa la próxima vez me escondo en tu maleta!! jaja qué maravilla por favor!!
    y me encanta como nos lo cuentas.. ainss, se me hace hasta corto!!!
    y yo no sé qué haría en medio de tanta cosas.. pues comprarlo todo seguro!!! jajaj y venir con 6 kilos más... pero no en la maleta, sino en las caderas..jajaja
    niña.. ya toy deseando que te vayas otra vez de vacaciones.-.jajaja

    mil besos wapa!!!

    ResponderEliminar
  17. Lolah, estoy poniéndome verde de envidia. Me alegro de que disfrutaras.

    ResponderEliminar
  18. Madre mía, qué bonito viaje...me encanta Alemania a mí también...me parece que estamos en España a añoz luz del motor de Europa, en todos los sentidos... Saludos desde Sevilla! Susi.

    ResponderEliminar
  19. Hola! que envidia: que viaje mas bonito, y en estas fechas aun mas por estar adornado todo, con motivos navideños.me ha gustado mucho verte en el puesto de los cortapasas, me imagino, que no sabrias cual comprar. (que gozada ) las fotos maravillosas.
    muchos besos...

    ResponderEliminar
  20. Lolah:
    estos post vienen genial para ayudarnos a decidir destinos, ypor un momento te ves soñando con lo que cuentas.
    Me alegro que todo bien.
    Un besote grande desde la Mancha.

    ResponderEliminar
  21. Lolah, que recorrido tan divino nos has mostrado
    Que maravillas, que dulces, los cortapastas...que pasada te las verias mal para decidirte no?
    Un reportaje muy bonito y las fotos las he mirado a lo grande y paso a paso
    Que de frutas escarchadas, nunca había visto tantas juntas
    Me alegro de que lo pasaras tan bien
    Un besazo wapa
    pamen

    ResponderEliminar
  22. Que envidia guapísima, tu tercer viaje!!Es imposible que te decepcione porque se ve un lugar precioso y mágico!!

    Un besazo guapa,

    Vanesuky.

    ResponderEliminar
  23. ohhhh Alemania en Navidad!!! qué envidia Lolah, tengo pendiente ese viaje desde hace años, no es comparable a la plaza Mayor Madrileña y las pelucas que venden en los puestos... lo mejor, el vinito caliente para reconfortar los músculos!

    ResponderEliminar
  24. Pues yo no he ido nunca, pero la verdad es que viendo las fotos dan ganas de montarse en el avión ahorita mismo.
    Me encanta la foto en la que estás con la taza. Super guapa y feliz estando de vacaciones.
    Con lo que me gusta un Stollen, madre!
    Besitos sin gluten.

    ResponderEliminar
  25. Ya me parecía a mi que ultimamente te echaba de menos, que no te dejas ver tanto como antes...ains

    Que envidia de viaje Lolah!!!

    De haber sabido que ibas te hubiera encargado un portatartas que venden en Alemania y que no traen a España ni pagando portes :P

    Besos wapa. Paula
    http://conlaszarpasenlamasa.cultura-libre.net

    ResponderEliminar
  26. Pero qué envidia!

    Ays, si es que son una maravilla de fotos, gracias por compartir con todo detalle tus fantásticos viajes. Yo fui a Suiza en invierno sólo una vez, hace muchisísimo tiempo, y tengo una ganas terribles de volver a centroeuropa por estas fechas. Sólo por poder pasearme por esos mercadillos navideños con un vaso caliente de Glühwein calentito en las manos ya merece la pena.

    Para mi no supone una tentación pasear entre puestos y bares de salchichas y carne porque no me gustan... pero ay, esos dulces y esos panes! Qué peligro :P

    Un abrazo, me alegro de que el viaje fuera tan bien :)

    ResponderEliminar
  27. Que lindo viaje que hiciste! Las fotos y tu cara de felicidad lo dicen todo. Como me gustaría pasear por esos mercados en esta época y dejarme tentar por todas las chucherías. Me parece genial que toda la ciudad se vista de fiesta!
    Cariños

    ResponderEliminar
  28. Vaya si engancha lolah, yo estuve el año pasado y me muero de ganas de volver y claro ahora mas que me has puesto las afoticos delante ,mira que te digo, voy a ver si Ryanair tiene alguna ofertita interesante para febrero, si es que me has puesto la miel en los labios!!!! Que fotos mas lindas!
    Un besote grande grandde

    ResponderEliminar
  29. tengo mono de viajar y ver una ciudad europea en pleno auge navideño!! pero...
    tus fotos maravillosas y cuantas cosas!
    besitos

    ResponderEliminar
  30. ¡Que envidia me da todo! La cerveza, los dulces, la nieve...hasta los niños cantando! No me extraña que le tengas vicio...¡Besos!

    ResponderEliminar
  31. Hola Lolah:

    Me pasa a mí lo mismo. Es un país que me encanta. Este verano estuve en Insbruck (Austria) y en Münich, es la segunda vez que voy a esta ciudad y siempre me maravilla. Me encanta. En las navidades pasadas me hice una escapadita de cuatro días a Nuremberg y me encantó. El ambiente, todo. Me traje un montón de adornos navideños que estaban ya a mitad de precio, pues no pude ir cuando el mercado de Adviento y fui del 26 al 31 de diciembre. Seguía el hermoso ambiente y tuve la suerte de que hacían unas rebajas estupendas de adornos. Traje unos corazones, mariposas, estrellas que hoy adornan mi árbol, que por cierto me ha quedado muy bonito. Tiene recuerdos de muchos sitios. Si puedo este año me voy en las mismas fechas a Frankfutr y Mainz. A ver qué traigo esta vez. Bueno dime donde has encontrado las especias para el vino. A ver si las consigo. Este verano traje de Munich un montón de especias, entre ellas las que lleva el strudel de manzana. Son divinas. Bueno vaya rollo, pero me encanta viajar y me fascina Alemania. Un besazo y mil gracias por todo.

    ResponderEliminar
  32. Si no fuera por lo friolera que soy, te diría que me muero totalmente de la envidia. Pero como soy mega friolera, me muero de la envida parcialmente.

    En un viaje de estos estaría todo el rato parándome por las tiendas, por los puestos, por los rincones... Y mi costi desesperado.

    ResponderEliminar

Te agradezco mucho que dejes un comentario pues me encanta saber quién está detrás de la pantalla y siempre escribo para ti. Puedes estar seguro de que siempre te leo aunque no conteste personalmente.