HEMC#38 Estofado con macarrones a la cartagenera


hemc #38 - comida de mi pueblo
La anfitriona de este mes del HEMC es Erika del blog La Ventolera, ha propuesto el tema La cocina de mi pueblo, Así que estuve pensando cual era para mi la comida de mi pueblo...desde luego, lo más conocido es el Caldero, un arroz hecho con caldo de pescado y acompañado con ajo (alioli), es el plato que comen todos los que nos visitan en cualquier restaurante de Cabo Palos o La Manga, pero en realidad, este tema de la comida de nuestros pueblos yo lo entiendo como aquello con lo que hemos crecido, la comida que se hacía en nuestras casas y en las de nuestros vecinos cuando casi todas las ciudades eran "nuestro pueblo", y para ser sinceros, en mi casa nunca se ha hecho el Caldero hasta que yo aprendí a hacerlo ya de mayor.
Sin embargo este estofado era mi comida favorita, lo que siempre pedía cuando mi madre me dejaba elegir, y más tarde ha sido también uno de los platos preferidos de mis hijos. Cuando era niña no me daba cuenta, naturalmente, pero luego me fuí dando cuenta de que en casi ningún sitio se come como aquí, con macarrones y quesico rallado...es que pienso en ello y se me hace la boca agua...
Es súper fácil de hacer y está riquísimo, así que os recomiendo que lo probeis, yo lo hago siempre en la olla a presión, pero por supuesto se puede hacer en una cacerola normal, aumentando lo necesario el tiempo de cocinado.

Estos son los ingredientes:
-1/2 kg. de carne de ternera para guisar en trozos
-una cebolla
-3 ó 4 dientes de ajo
-una cucharadita de granos de pimienta negra
-4 ó 5 clavos de olor
-un par de hojas de laurel
-3 vasos de vino blanco
-1 l. de agua
-2 patatas medianas
-macarones (siempre los echo "a ojo")
-aceite de oliva y sal.

Así se hace:
Se cubre el fondo de la olla a presión con aceite y se pone al fuego, se echan los dientes de ajo pelados enteros, la cebolla también entera, la pimienta, el clavo y el laurel, cuando los ajos y la cebolla están bien dorados se añade la carne y se deja freír todo bien a fuego fuerte, cuando la carne está bien frita, se añade el vino y el agua, se sala y se tapa la olla, cuando empieza a salir el vapor, se baja el fuego y se deja unos 15-18 minutos.
Mientras se van friendo unas patatas partidas en trozos medianos. En mi casa comemos los macarrones, la carne y las patatas juntos, pero también se puede comer el caldo con los macarrones por un lado y la carne con las patatas por otro. En este último echaremos las patatas a la olla y lo coceremos todo junto hasta que se pongan tiernas.
Lo que yo hago es colar el caldo en otra cazuela, probarlo de sal (ha de estar sabrosico) y cuando empieza a hervir de nuevo echar los macarrones(Ha de quedar bastante caldoso, hay que tenerlo en cuenta al calcular la cantidad de macarrones) y las patatas fritas y dejarlo cocer unos diez minutos, los macarrones han de estar más bien blandos, se añaden los trozos de carne, se sirve bien caliente y se espolvorea con queso rallado.

30 comentarios:

  1. pues esta receta cae fijo, no la había visto nunca ;)

    Salu2. Paula
    http://conlaszarpasenlamasa.cultura-libre.net

    ResponderEliminar
  2. Es interesante Lolah....que bien describes la sensación que provocaba el plato en tu niñez...me encanta la receta! besillos

    ResponderEliminar
  3. Cae seguro. Gracias por ponernos esta recetita de toda la vida de tu madre.
    Un besote

    ResponderEliminar
  4. ole ole y ole!! vaya platazo.. qué tendrán los guisos de las madres que son como sus tortillas.. los mejores!!! ajjaaj
    me está encantando la gastronomía de tu zona niña... a ver si al final em mudo un poquito más pa la derecha..jajaj
    lo digo porque aún me relamo con el pulpo murciano..jaajaj pero ya te lo enseñaré.. que tengo algo en mente..pero no doy a basto..tengo mil entradas por poner.jajajaj
    y pocas horas al día para todo jajaj
    mil besos wapiiiiiiiiiiiiiiiiiísima..

    ResponderEliminar
  5. Que bueno Lola:
    Cuando un plato nos tre recuerdos de la niñes sabe apoco ,cuando lo comes. Me gusta esta receta, como todas las que haces. Eres muy bonica.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  6. Que contundente estofado, papas y pasta. En Chile hay mezclas así y mas encima le agragan frijoles ;-).
    Yo presenté un plato que nunca se comió en casa, pienso que todo vale y nada mejor que uno que te evoque recuerdos como éste.
    un beso.

    ResponderEliminar
  7. Holal preciosa, estamos muy contentos con la propuesta de Erika, ya que estamos conociendo un montón de cocina típica de los pueblos. Tu plato de hoy es maravilloso! Un beso bien grande.

    ResponderEliminar
  8. Qué original es el estofado con macarrones, me gusta mucho¡¡¡

    ResponderEliminar
  9. Siempre he comido el estofado asi mi abuela vivia en Catagena y mi madre tambien y asi es como lo hago también está riquísimo, solo cambio de ti la cocción de las patatas que no las frío, sino que las pongo cuando la carne ya está y cuando están casi echas añado los macarrones.
    Me gustan mucho las recetas de tu tierra pues son las que he comido siempre en mi casa y mas aún en mis largos veranos en la playa de Lo Pagán.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. AY! Lolah, esto si que no lo he visto en la vida. Un guisito con carne patata y pasta. Curioso y sorprendente.

    besos

    ResponderEliminar
  11. No me extraña que fuera uno de tus platos favoritos. Con solo leer la explcación sé que a mí también me gusta. Nunca se me hubiese ocurrido mezclar la carne para guisar con los macarrones pero a al vista está que es todo un guiso, digno de grandes mesas, sí, sí, me gusta mucho.
    Un abrazo,
    María José

    ResponderEliminar
  12. Me ha encantado. Jamás de los jamases he tomado carne guisada con macarrons y encima ese puntto de las patatas que yo también echaría porque es otro elemento diferenciador. La vamos hacer también, y me alegro que la hayas compartido. También con el queso rallado tiene que estar de muerte ¿verdad?. Un saludo.

    ResponderEliminar
  13. Me ha encantado Lolah, te cuento, aquí en Suiza hay un plato de pasta que se come con patatas, y con compota de manzana, que mezclas verdad?, tu estofado con esas patatas, esa pasta, es extraordinario, una comida completísima, y una aportación genial, tal como lo describes entran unas ganas de prepararlo...Besos

    ResponderEliminar
  14. un plato de lo mas sujerente, que rico y que sencilla receta, gracias por compartirla wapa.
    bss y buen finde.

    ResponderEliminar
  15. Por aqui también las pastas en los guisos son de las comidas que más nos gustan.
    Me agrada mucho "tu manera " de elbaorarlo, distinta a la nuestra. Una receta de esas que siempre están presentes en la mesa. Me encantó que lo compartieras con nosotros
    Saludos

    ResponderEliminar
  16. Pues yo nunca he comido pasta con ningun guiso y he de reconocer que tiene una pinta estupenda y rica
    besos
    pamen

    ResponderEliminar
  17. En mi vida había oído hablar de algo parecido, pero tiene una pinta!!!!
    Esos sabores y olores que nos recuerdan a nuestra infancia son los mejores, los que llevamos más dentro....me parece que estoy oliendo esa foto!!!!
    Una receta espectacular.Enhorabuena.
    Un saludo, Begoña

    ResponderEliminar
  18. Qué interesante!!! con macarrones y patatas... tiene que estar de muerte.
    Besos.

    ResponderEliminar
  19. ¡Que rico! Definitivamente ha sido muy buena idea lo de este hemc.
    ¡Besetes!

    ResponderEliminar
  20. riquisimo estos macarrones me los apunto y nada ya tienes una seguidora mas un besazoy quuedas invitada a mi cocina

    ResponderEliminar
  21. Un plato buenísimo, Lolah! Mi tía los hace parecidos. Gracias por recordármelo! Un besito.

    ResponderEliminar
  22. Buenos días wapa,
    mira que he comido la pasta preparada de mil maneras y con mil ingredientes, pero estofada nunca! Muy original, me la apunto.
    Un abrazo y feliz semana.

    ResponderEliminar
  23. Ummmmmmmmm Lolah este plato me recuerda a uno que hacía mi padre.
    Te copio la receta y ha haré pero ya.
    Un besazo Lolah y espero la mano me de una tregua y no deje de visitar la cocina tantos dias.

    ResponderEliminar
  24. Que gracia Lolah, la carne guisada se comía mucho en mi casa también, la mayor parte de las veces con patatas, y algunas con macarrones, pero también le echabamos salsa de tomate.

    Un guiso buenísimo.

    Besotes.

    Laura.

    ResponderEliminar
  25. Lolah, no conocia esta forma de hacer macarrones!! y eso que soy de la zona!
    Me lo apunto.

    Besos!

    ResponderEliminar
  26. Anda, ¿unos macarrones el plato típico de tu pueblo? Ahora me explico de dónde venían mis "buenas vibraciones" cuando llegué a tu blog...no eran las galletas, ¡era el estofado a la cartagenera!

    (Como no vengas a la merienda para solas mujeres voy a cancelar el evento...es que ¡daba por descontada tu presencia! ;-DDD)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  27. Claro, mi marido es cartagenero y cuando empecé a hacer el estofado me decía que lo hiciera con macarrones, que gracia. La verdad es que está riquisimo. Me copio la receta!

    Tienes un blog maravilloso, con unas fotos que todo entra por los ojos...
    Un saludo
    Pilar

    ResponderEliminar
  28. Me encanta el estofado!! yo también pensaba que en todos sitios se hacia como en mi casa, pero no.... y ahora que vivo tan lejos.... pensar que por fin tendré la receta... se me hace la boca agua.
    Muchas gracias por la receta y por recordarme todas las cosas ricas que se comen en nuestra tierra

    ResponderEliminar
  29. Pues es un plato que yo hago en casa de manera muy similar. Me encanta combinar la carne guisada con pasta, pues la pasta suaviza mucho la carne. Lo ´único es que yo le añado guisantesy zanahorias... Qué delicia!!!!!
    Un besote

    ResponderEliminar

Te agradezco mucho que dejes un comentario pues me encanta saber quién está detrás de la pantalla y siempre escribo para ti. Puedes estar seguro de que siempre te leo aunque no conteste personalmente.