Corona de pan de espelta


Cuando vi este precioso pan me dije que tenía que intentar hacerlo a la primera ocasión, me pareció ideal para una comida de fiesta, así que como el Domingo de Resurrección tuvimos invitados en casa, me decidí a hacerlo.
El pan lo hice a mi manera, con mi receta del pan diario con masa madre, aunque esta vez puse mitad de harina de espelta y mitad de harina de fuerza. Como iba tener bastantes cosas que hacer esa mañana, preparé la masa la tarde anterior, la dejé fermentar y le di forma. Con la encimera bien enharinada dividí la masa en ocho porciones del mismo peso y les fuí dando forma redondeada empujando la masa hacia afuera y hacia abajo, con cuidado de no desgasarla mucho y de que la superficie se quedara bien tensa.

Como lo iba a hornear en la piedra y no tengo pala, puse una bandeja de horno boca abajo y sobre ella un papel de horno y fuí depositando las bolas de masa formando una corona un poco separadas unas de otra ya que al crecer se juntan. Una vez formada la corona la salpiqué con un poco de aceite y la cubrí con film de cocina, entonces la metí en el frigorífico deslizando el papel sobre una de las baldas (si os cabe la bandeja del horno la podeis meter también, lo que será más fácil)
A la mañana siguiente saqué el pan del frigo y lo dejé hasta que se templara y doblara su tamaño. Puse a calentar el horno a 270º con la piedra del horno sobre la rejilla en el centro del horno y la bandeja honda en la parte de abajo.
Rocié la corona con agua, espolvoreé la mitad de las bolas de masa con bastante harina y les hice unos cortes con las tijeras, distintos para cada bollito, para las otras puse una plantilla con un dibujo y las cubrí con harina.
Cuando el horno estaba bien caliente, deslicé el papel con el pan sobre la piedra (lo tenía de nuevo sobre la bandeja del horno boca abajo), rocié agua y eché un vaso sobre la bandeja inferior para que se formara un montón de vapor. A los 5 minutos bajé la temperatura a 110º y lo dejé hasta que estuvo bien doradito.
Lo dejé enfriar sobre una rejilla y después...a presumir de pan. Fué un verdadero éxito!!!
Siento no tener fotos del paso a paso, pero estuve haciendo tantas cosas al mismo tiempo!!!

16 comentarios:

  1. qué chulada!!! desde luego que esta también te la copio....
    te ha quedado espectacular... como siempre!!
    mil besos wapa

    ResponderEliminar
  2. !!Espectacular!!!! Me encanta, te ha quedado precioso y seguro que está buenísimo, porque tiene una pinta...
    Un salud, Begoña

    ResponderEliminar
  3. Hacía tiempo que no veía una receta tuya de pan, y si te soy sincero me ha hecho ilusión porque a mi juicio que esta técnica la re-que-te-dominas. Me llama la atención las temperaturas del horno, y tus incursiones neveriles. Lo dejaste cocer a 110º pero por curiosidad ¿cuánto tiempo? ¿sólo a la espera de que dorara?.

    Trabajé en su día con harina de espelta, pero sólo me daba buenos resultados mezclada.

    Te quedaron preciosos, vamos, que se me cae la baba.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. No me extraña que fuera un éxito, tus invitados se quedarían boquiabiertos al ver semejante preciosidad de pan. Me ha encantado, es chulísimo, y encima con tanta dedicación y paciencia... así es como salen realmente bien los panes :)

    Un trabajo genial!

    ResponderEliminar
  5. Ya te la he copiao jajaja, que bonita forma se presentar un pan, hopy ya no por que hice uno esta mañana, pero el próximo cae esta corona.
    Un besito Lola

    ResponderEliminar
  6. Esta corona de pan, está estupenda, me quedo para probar la que tiene el corazón.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  7. Que paciencia tienes eres envidiable...Te ha quedado de vicio. Hay veces que no me sale bien el pan pero cuando sale bien es para dar saltos de alegría jajaja.Espero hacerlo como tú, eres una gran maestra.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Lola el pan esta buenisio, pero te he dado un premio y ni siquiera me has dicho si te ha gustado,nunca pasas por el blog, a lo mejor no te gusta, bueno un saludo .

    ResponderEliminar
  9. qué bonito! me encanta, seguro que te lo copio...

    ResponderEliminar
  10. Lola guapa he recibido tu mensaje y la verdad que yo tampoco se para que sirven los premios.Pero queria decirte que tu blog fue el primero que descubrí y fue la inspiracion para hacer el mio. Solo queria que lo supieras. Me encantan las cosas que haces y la dedicacion que pones para todo. un beso

    ResponderEliminar
  11. Lola, es un pan precioso! Todavía ando un poco pez en el tema masa madre, piedra...pero con este post me has picado! Besos!

    ResponderEliminar
  12. No me extraña que presumieras, te salió fantástico, me encanta esa forma que le has dado!!!

    Un saludo!!!

    ResponderEliminar
  13. Como no íban a tener éxito, con el pedazo de pinta que tienen... y además con harina de espelta!! es la que yo uso siempre, me encanta.
    Te ha quedado una verdadera preciosidad, me encanta además el toque de los dibujos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Creqo que no puedo decir ya nada que no te hayan dicho los anteriores comentarios.... debes estar muy orgullosa porque te ha quedado la corona estupenda. Aún no he probado ningun pan con espelta...la compre pero esta en un armario,...creo que me has motivado para que la saque de su encierro ;-) besos

    ResponderEliminar
  15. Te ha quedado perfecto, parece una escultura y seguro que ademas estaba riquisimo...un beso

    ResponderEliminar
  16. Hale, qué cosa más rica... mira que es una cosa sencilla el pan, pero es que me pierde. Y si encima me lo presentan así, ya ni te cuento.

    Un beso.

    ResponderEliminar

Te agradezco mucho que dejes un comentario pues me encanta saber quién está detrás de la pantalla y siempre escribo para ti. Puedes estar seguro de que siempre te leo aunque no conteste personalmente.