Helado de avellana

helado-de-avellana
Cuando yo era jovencita, la heladería de Cartagena por excelencia era La Italiana y era rara la tarde de verano que cuando las amigas salíamos a pasear no entráramos en tromba a su estrecho local a comprarnos un cucurucho. En aquella época, hace más de cuarenta años, no había tanta variedad de sabores como ahora, había que elegir entre el chocolate, el mantecado, la fresa, el limón, la avellana, el tutti frutti y alguno más que no recuerdo. Mis favoritos eran los dos últimos y las cassatas, una especie de tartas heladas con varias capas de helado y el centro de nata y crocanti que vendían en porciones metidas en un cucurucho…eso ya era el lujo supremo y sólo me las pedía en ocasiones especiales, eran una verdadera delicia!
La Italiana ha permanecido en el mismo lugar y yo diría que casi igual que desde hace tantos años siendo parte del paisaje de Cartagena, no era particularmente bonita, más bien algo destartalada, pero sus riquísimos helados y su situación estratégica en la calle Mayor y cerca del puerto hacían que fuera un lugar de referencia para los cartageneros. Desgraciadamente, cuando mis nietos volvieron a Cartagena por Navidad quisieron ir a por su helado y la encontramos cerrada, lo que tanto a ellos como a mi nos produjo una sensación de pérdida y de desconcierto…ahora dónde nos vamos a comprar el helado?
helado-de-avellana-1
Si, hay más heladerías, sobre todo esas de yogur helado tan bonitas y luminosas, pero cuantas de ellas van a permanecer abiertas dentro de siquiera 10 años? y sobre todo, dentro de esos 10 años, alguien se acordará de ellas? Alguien sentirá una pequeña punzada cuando pase por delante del lugar en que estuvieron?
Hace unos días oí a alguien decir que el verano es nuestra verdadera patria, y en mi caso es totalmente cierto, la mayor parte de mis recuerdos de infancia y adolescencia van unidos a esos maravillosos veranos de tres meses, a los baños en las rocas de La Cortina o el Faro, a la tirantez de la sal en la piel y a la felicidad condensada en un helado de avellana de La Italiana.
Ahora me conformo con hacer mi propio helado de avellana, está buenísimo, pero nunca como aquel…
helado-de-avellana-ingredientes


Poner en un cazo la leche con el azúcar y calentar hasta que está a punto de hervir.
Mientras, mezclar en un bol las yemas con el licor,la harina y la avellana molida, verter poco a poco la leche caliente sobre la mezcla removiendo al mismo tiempo. Volver a poner la mezcla en el cazo y llevarlo de nuevo a fuego medio, cocer sin dejar de remover hasta que la mezcla espese, teniendo cuidado de que no pase de 83º de temperatura.
Dejar enfríar un poco la mezcla y añadirle la nata, remover bien y cuando esté a temperatura ambiente meterlo en el frigorífico. Cuando esté bien fría ponerlo en la heladera o en en una cubeta en el congelador, en este último caso tendréis que sacarlo varias veces antes de que esté totalmente congelado y removerlo.
helado-de-avellana-diptico

10 comentarios:

  1. Con esos ingredientes no me extraña que consigas un auténtico helado de avellanas delicioso!!! se pueden parecer, pero los sabores, aromas y sobretodo la compañia de la niñez cuesta recrear. Me encanta, y lo haré!!!! besosss,

    ResponderEliminar
  2. Qué gran verdad lo que dices... Cuántos negocios vemos desaparecer sin poder hacer nada...
    Menos mal que nos quedan los recuerdos y, en tu caso, la buena mano para tratar de preparar este helado, el recuerdo de tu infancia.
    El sabor a avellana es de mis favoritos, me encanta!
    Me tomaría un poco de tu helado con mucho gusto! :-)
    Un beso,
    Aurélie

    ResponderEliminar
  3. Maravilloso helado, la avellana es fantástica por su sabor tan rico.
    Te ha quedado muy, muy bueno.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Que historia tan bonita, me has hecho recordar los Helados Italianos del Paseo de la Independencia de Zaragoza, de pequeño siempre tomaba un cucurucho de tuti-fruti, hoy día sigue abierta pero me los pido de chocolate, jeje, probaré tu helado de avellana que se que me va a gustar. Abrazos.

    ResponderEliminar
  5. Que pena que ya no funcione la Italiana con lo buenos que estaban esos helados, a mi los de estas cadenas de yogur no me gustan nada.
    En cambio este de avellanas creo que lo haré más pronto que tarde.
    besos

    ResponderEliminar
  6. Esos negocios de toda la vida que por una razón u otra son apreciados, da una pena cuando ves que desparecen por la razón que sea, y ese lugar es ocupado por otro que elimina toda huella del anterior, una pena!
    A mi los helados de avellana los recuerdo caseros, los hacía mi madre en verano, cada domingo y había días que los aborrecía y había días que los amaba, pero eso siempre me ha pasado con los helados, jeje
    Me alegra que prepares el tuyo, se ve delicioso y seguro que no es cómo el que te tomabas de pequeña pero evoca un recuerdo agradable y eso también es precioso.
    Un beso, guapa
    Feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  7. Me lo llevo. Este no lo he hecho y los frutos secos me encantan. Buen finde.

    ResponderEliminar
  8. Lola este helado es un espectáculo! una maravilla de verdad, gracias por ponerlo

    ResponderEliminar
  9. mmmm, quñe delicia Lola!
    no sabes como me gusta la avellana, es mas, hay un granizado de avellana que hacen en los valencianos de Cieza que me vuelve loca...asique, este helado me parece que me va a llevar por el mismo camino. me lo guardo para probarlo! un beso y buen finde

    ResponderEliminar
  10. Vaya no tenía ni idea de que había cerrado la italiana.. a mí estas cadenas de helados de yogur no me gustan nada :( Este heladito promete estar muuuy rico, de avellana es un sabor que me encanta!
    Besos

    ResponderEliminar

Te agradezco mucho que dejes un comentario pues me encanta saber quién está detrás de la pantalla y siempre escribo para ti. Puedes estar seguro de que siempre te leo aunque no conteste personalmente.