Asado de cerdo con piña.

Este asado de cerdo es uno de esos platos que requieren poquísimo trabajo y atención y muy agradecido porque queda realmente rico y apetitoso. Alguna vez he oído o leído que el zumo de piña ayuda a que las carnes salgan más tiernas, yo no sé si esto es verdad, pero lo que si sé es que hace una salsa deliciosa.
Muy pocos ingredientes:
-Un trozo de 1 kg. aproximadamente de magro de cabeza (no sé si en todas partes se llama así)
-una copita de coñac
-2 vasos de zumo de piña
-un poco de aceite de oliva
-sal y pimienta
-una lata pequeña de piña en trozos o en rodajas, o piña natural
-2 cucharadas de azúcar moreno.

Así se hace:
Se sazona bien la carne con sal y pimienta. Se calienta una sartén con un corrito de aceite, se dora bien la carne por todos lados para que quede bien sellada, se echa la copita de coñac y se le acerca con cuidado la llama del mechero para que se flamee, hay que tener el extractor apagado para que no se prenda con el fuego, este paso se puede omitir si no se está seguro de dominar el fuego.
Se pone la carne en una fuente de horno, se añade el zumo de piña, se añade un poco de sal y pimienta y se mete al horno precalentado a 200º, se hornea durante 50 minutos o una hora, dándole vuelta a la carne de vez en cuando y regándola con la salsa.
Cuando la carne esté hecha la sacamos y dejamos que se enfríe un poco antes de cortarla, mientras ponemos la salsa que ha quedado en una sartén o en un cazo y lo ponemos al fuego para que reduzca un poco, se puede espesar un poco con Maicena express.
Escurrimos la piña del jugo de la lata, reservando este y la troceamos si no lo está ya. Ponemos el azúcar en una sartén con una cucharada de agua, lo ponemos al fuego hasta que se empiece a formar el caramelo, añadimos la piña y revolvemos, añadimos algunas cucharaditas del jugo de la piña, lo dejamos hevir unos segundos y lo apartamos.
Cortamos la carne en lonchas, la ponemos en una fuente y echamos por encima un poco de la salsa y la piña caramelizada, el resto de la salsa la servimos en una salsera.

10 comentarios:

  1. Ufff Lolah, que bueno, yo siempre le pongo un chorrito de zumo de piña a las pechugas, pero con cerdo no lo he probado nunca!! Me la apunto, como siempre!
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. lolah, que buena pinta tiene eso...pero no tira a dulce?

    besotes
    pamen

    ResponderEliminar
  3. Maravilloso plato Lolah, lo quiero hacer y pronto. Me ha encantado su aspecto final, y ese sabor tan bueno que debe de darle a la carne. Mi madre hace una receta de cerdo con piña parecida, pero creo que la tuya la supera en todo, aspecto, dorado, caramelización etc.

    Ella dora los solomillos embadurnados de harina. Añade una copa de coñac y deja que se evapore el alcohol, el líquido de un bote de piña, piñones, orejones, ciruelas, pasas etc.

    Al final de 45 minutos de cocción, echa la piña en trozos.

    Por si quieres otra idea, ahí va. La copió de la TV.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Pamen,
    la piña queda dulce, pero la salsa lleva sal y pimienta, así que queda salada con un puntito dulce, la gracia del plato es el contraste del dulce y el salado.
    Carlos,
    esa forma de hacerlo de tu madre también debe quedar exquisita con tantas frutas secas, la próxima vez lo pruebo así.
    Un beso a todos.

    ResponderEliminar
  5. A mi me encanta este tipo de mezclas, ademas considero que el cerdo viene perfecto con cosas dulces. De seguro este plato esta delicioso.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. La piña va genial con platos de carne. Mi madre prepara un guiso de pollo con piña, algo de licor y clavo, y sale una salsa deliciosa.
    Qué color más bonito tiene tu asado, y la piña caramelizada tiene que ser deliciosa!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. UMMMMMMM!!!! que bien huele!! y la pinta ni te digoo....sabe a dulce??.
    Un besín.

    ResponderEliminar
  8. Me gusta mucho la receta ,para las que no nos atrevemos a mezclar sabores, como yo, es una manera de animarmos a probar cosas nuevas. Desde luego, el aspecto es delicioso.
    Un abrazo,
    María José.

    ResponderEliminar
  9. Yo tambien habia oido lo de la piña por la acidez.... me voy a animar Lolah pero la haré con pollo que es lo que solemos comer en casa. me ha gustado la receta. Un besillo

    ResponderEliminar
  10. Que rico!! que combinación tan increible!! Un saludo, Montse.

    ResponderEliminar

Te agradezco mucho que dejes un comentario pues me encanta saber quién está detrás de la pantalla y siempre escribo para ti. Puedes estar seguro de que siempre te leo aunque no conteste personalmente.