Sardinas a la veneciana (Sarde in saor)

Aquí estoy de nuevo después de tres largos meses de descanso disfrutando de algunos viajes, de la playa y de la visita de mis nietos. La verdad es que he perdido la costumbre de fotografiar todo lo que cocino y de publicarlo, pero el blog me ha dado tantas satisfacciones que sabía que algún día tendría que retomarlo.

Pues aquí estoy de nuevo con un riquísimo plato italiano, estas sardinas a la veneciana o "sarde in saor" que en realidad se trata de un escabeche con un toque dulce que lo hace especialmente delicioso.
Como todos los escabeches, es aconsejable dejar reposar estas sardinas durante al menos 24 horas antes de comerlas, y se conservan sin problema en el frigorífico durante varios días.
Ya veréis que su elaboración no tiene ninguna dificultad, y si vuestro pescadero es tan amable de limpiar y abrir las sardinas no tardaréis más de 15 ó 20 minutos en prepararlas.

Limpiar las sardinas y abrirlas quitándoles la espina central.
Pasarlas por harina, sacudiéndolas para quitar el exceso. Freirlas y reservarlas.

Cortar las cebollas en tiras y freirlas a fuego lento durante unos 15 minutos hasta que estén transparentes y bien pochadas. Pasado este tiempo, subir el fuego y añadir el azúcar,  el vinagre y un poco de sal, dejar cocer durante un par de minutos más.
Poner una capa de sardinas en una fuente honda, cubrirlas con una capa de cebolla y un puñado de pasas y piñones. Seguir poniendo capas en el mismo orden y terminar con una capa de cebollas cubriendolo todo. Dejar reposar en el frigorífico hasta el día siguiente.