Lemon Curd

lemon-curd
El lemon curd es una de mis debilidades, me encanta comerlo solo, a cucharadas, y es ideal para montar un postre de forma rápida e improvisada. Con unas tartaletas de masa quebrada, lemon curd y merengue ya tenemos unas tartitas de limón para morirse de ricas, y lo mismo como relleno de una tarta de bizcocho. También se le puede añadir a cualquier preparación a la que le queráis dar sabor a limón…en fin, que es una de esas cosas imprescindibles en mi cocina.
lemon-curd-3
Lo he hecho infinidad de veces, siempre con la receta de Begoña, pero nunca me había decidido a fotografiarlo y dedicarle un post ya que es algo súper conocido. Sin embargo tarde o temprano estas recetas básicas han de ir apareciendo en mi recetario aunque no sean nada novedosas ¿no os parece?
Así pues, aquí está la receta, sencillísima y muy rápida de hacer. Sobre todo si conseguís unos buenos limones no podéis dejar de probarlo.
lemon-curd-ingredientes
lemon-curd-1
Rallar la piel de limón y mezclarla con el azúcar. Poner esta mezcla en un cazo junto con el zumo y la mantequilla. Ponemos al fuego suave hasta que la mantequilla se derrita y el azúcar se disuelva sin que llegue a hervir.
lemon-curd-2

Batir los huevos y verterlos sobre la mezcla anterior a través de un colador. Volver a poner a fuego suave y cocer sin parar de remover hasta que la mezcla espese, sin que pase de 85º.
Retirar del fuego y dejar enfriar. Si no lo vamos a utilizar en el momento, ponerlo en frascos esterilizados, cerrar bien, hervirlos durante 10 minutos y dejarlos enfriar boca a bajo. Se conservan durante varias semanas, pero siempre es mejor guardarlos en el frigorífico.
lemon-curd-4

Brioche trenzado de chocolate

brioche-trenzado-de-chocolate
No era mi intención poner dos recetas seguidas del libro Jerusalem, que por otra parte, como ya habréis comprobado, es uno de mis libros de cabecera. Pero desde Electrolux me propusieron probar su nueva amasadora Assistent y como ya hace tiempo que le tenía echado el ojo a este brioche, pensé que era la ocasión ideal para hacerlo.
La verdad es que me ha encantado la amasadora, desde su precioso diseño con su elegante color negro (también la hay en rojo) y la sorpresa de que aparte del bol grande de 4,8 litros, trae otro de 2,9 litros lo que me parece muy útil para recetas que requieran varias preparaciones. Otra de las “cucadas” que me encantan es que lleva incorporada una luz led blanca que ilumina el bol por lo que podemos ver perfectamente el estado de nuestra masa mientras estamos trabajando.
assistent
A la hora de trabajar con ella se ha portado estupendamente, es muy sólida ya que es totalmente metálica y si la tengo que juzgar por cómo me ha quedado el brioche le tengo que dar la mejor nota. También la he usado para hacer el merengue de otra receta y ha quedado fantástico.
Como se que os estáis preguntando por el precio, creo que anda en torno a los 350 euros.
Y respecto al brioche, absolutamente delicioso, y no se si me quedo corta. Como después de hornearlo se moja con un almíbar se mantiene en perfecto estado al menos durante una semana si lo mantenemos en un recipiente hermético o envuelto en film. Con las cantidades de la receta salen dos brioches. A mi me ha merecido la pena hacer los dos ya que el segundo lo envolví en film y cuando lo abrí al cabo de varios días estaba perfecto. De todas maneras, si no queréis hacer tanta cantidad podéis dividir las cantidades.
brioche-trenzado-chocolate-ingredientes
brioche-trenzado-de-chocolate-3
Poner en el bol de la amasadora la harina, el azúcar, la levadura y la ralladura de limón, mezclar durante unos segundos con el gancho. Añadir los huevos y el agua y trabajar a velocidad media durante 5 minutos.
brioche-trenzado-de-chocolate-4
Añadir un pellizco de sal y sin parar la amasadora ir añadiendo la mantequilla, un trozo cada vez, esperando a que se integre en la masa antes de añadir un nuevo trozo. Cuando se haya integrado toda la mantequilla, poner la masa en un bol, taparla con film y guardarla en el frigorífico al menos durante medio día, y mejor hasta el día siguiente.
Sacar la masa del frigorífico y dejarla durante media hora para que pierda frío.
Mientras preparar el relleno: Derretir el chocolate con la mantequilla en el microondas, añadirle el azúcar glas y el cacao, mezclar bien. Dividir la masa en dos porciones, reservar una y extender la otra con el rodillo sobre una superficie ligeramente enharinada hasta tener un rectángulo de unos 38 x 28 cm, untar la mitad de la mezcla de chocolate sin llegar a los bordes, repartir por encima las nueces troceadas y un poco de azúcar.
brioche-trenzado-de-chocolate-5
Enrollar por la parte más ancha hasta tener un rollo, cortarlo por la mitad a lo largo. Poner las dos partes juntas y retorcerlas una sobre otra. Colocarlo en un molde de cake engrasado cubrirlo con un paño y dejarlo reposar durante una hora y media. Hacer lo mismo con la otra parte de la masa.
Pasado este tiempo, meterlo en el horno precalentado a 190º y hornear durante unos 40 minutos hasta que esté bien dorado.
Mientras los brioches están en el horno, hacer un almíbar con 160 ml de agua y 260 gr de azúcar. Tan pronto como saquemos los brioches del horno, pincharlos varias veces con una brocheta y pintarlos con el almíbar hasta usarlo todo. Dejarlos en los moldes hasta que estén templados, desmoldarlos y dejarlos enfriar completamente sobre una rejilla.
brioche-trenzado-de-chocolate-1

Ensalada de espinacas con dátiles y almendras.

ensalada-espinacas-datiles
Otra de las deliciosas recetas del libro Jerusalem, esta vez una estupenda ensalada de espinacas que sirve de excusa para aprovechar un pan de pita que se haya quedado un poco duro. No es precisamente una ensalada ligera ni especialmente refrescante debido al aporte calórico del pan, los dátiles y las almendras, pero como siempre es necesario comer verduras crudas, es una manera estupenda de comer espinacas con todas sus vitaminas, que además están buenísimas.
ensalada-espinacas-datiles-ingredientes
ensalada-espinacas-datiles-2
Cortar en tiras la cebolla y trocear los dátiles, ponerlos en un cuenco y añadir el vinagre y un poco de sal. Remover y dejar marinar durante unos 20 minutos.
Mientras tanto, calentar un poco de aceite en una sartén, añadir la pita y las almendras, ambas troceadas, freír removiendo frecuentemente hasta que los trozos de pan estén dorados y crujientes. Apartar del fuego y añadir el sumac*, laguindilla y un poco de sal. Dejar enfriar.
Poner las espinacas en una ensaladera y añadir la mezcla de pita y almendras y la de cebolla y dátiles, añadir el aceite restante, el zumo de limón y un poco de sal.
ensalada-espinacas-datiles-3
*El sumac es una especia muy usada en Oriente medio, pero que aquí no es muy fácil de encontrar, su misión es dar un toque ácido a los platos, así que si no tenéis, simplemente omitidla o poned un poco más de limón si hace falta.
Esta vez he usado el AOVE Palacio de los Olivos, de la empresa Olivapalacios, radicada en Almagro (Ciudad Real), todo el aceite que producen proceda exclusivamente de aceituna picual de su propia finca y su sabor ligeramente amargo ha combinado estupendamente con el resto de los ingredientes.