Cheesecake de oreo para El Asaltablogs

oreo-cheesecake
El último día del mes se ha convertido en una cita obligada para un montón de bloggueros piratillas y salteadores para que todos en masa asaltemos un blog y hagamos nuestras sus recetas. Tengo que decir en nuestro descargo, que se trata de un robo plenamente consentido y yo diría que hasta deseado, no como muchos otros ladrones de fotos y de posts que andan por ahí aprovechándose de nuestro trabajo…Pero bueno, ese es otro asunto que no tiene nada que ver con el buen humor y el cariño que ponemos los asaltablogs en desplumar a nuestras victimas…
oreo-cheesecake-diptico
Este mes el blog asaltado ha sido Con las zarpas en la masa, así que lo hemos tenido muy fácil para que cada uno encontrara una receta a su gusto. Paula es una bloguera veterana, a la que conozco y sigo desde los principios de su blog y el mío, cuando éramos pocos y casi todos nos conocíamos, así que le tengo un cariño especial. En estos años du blog se ha ido llenando de cosas deliciosas, ya que Paula hace igual de bien unos panes, unas galletas, un plato de pasta o cualquier cosa que para ella suponga un reto. Estoy segura de que si no conocéis su blog, cosa que me extrañaría, hoy vais a descubrir una verdadera mina porque allá donde vayáis vais a encontrar una estupenda receta suya.
oreo-cheesecake-4
Cuando me puse a buscar qué receta hacer de las muchísimas que tiene, me topé con este cheesecake de oreo y daba la casualidad de que tenía en la despensa un par de paquetes de galletas que había comprado con la intención de hacer alguna tarta, así que enseguida me decidí por él. Seguramente ya os habéis dado cuenta de que las galletas no son las genuinas oreo, pero en cualquier caso el resultado fue buenísimo y la elaboración muy fácil ya que se hace totalmente en frío, así que es perfecta para estos días en que no apetece encender el horno. Eso si, con las cantidades de la receta me salió una tarta muy pequeña, ya que a pesar de hacerla en un aro de 18 cm. me salió muy bajita, así que si la queréis más grande tendréis que aumentar las cantidades proporcionalmente.
oreo-cheesecake-ingredientes

oreo-cheesecake-1
Quitar la nata de las galletas y reservarla, picar las galletas, menos 12 mitades. Añadir 75 gr. de queso crema a las galletas picadas y mezclar bien . Cubrir con esta mezcla en fondo de un molde desmontable (yo lo hice directamente en el plato de servir con un aro graduable, así nos ahorramos el paso siempre delicado de pasarlo del molde al plato). Meter en el frigorífico.
oreo-cheesecake-2
Poner a hidratar la gelatina en agua fría. Calentar la leche en el microondas y disolver la gelatina ya hidratada, dejar templar. Batir el queso con la crema de las galletas  y el azúcar con una batidora de varillas.
oreo-cheesecake-3
Añadir la leche con la gelatina y las galletas que habíamos reservado trituradas, mezclar bien.
Montar la nata y añadirla mezclando suavemente.
Verter la mezcla en el molde y dar unos golpecitos sobre la mesa para alisar la superficie.
Meter en el frigorífico al menos durante dos horas, mejor toda la noche.
Antes de servir, adornar con algunas galletas más a vuestro gusto.
0reo-cheesecake-5

Aquí podéis saber más sobre El Asaltablogs
Y aquí todos los blogs participantes y sus recetas

Barquillos de canela

barquillos-de-canela
De entre todos los vicios que compartimos los bloggers culinarios, uno de los más comunes el de comprar todo cacharrico o aparato que se nos pone a tiro, y yo no soy una excepción.
Aparte de todos los aparatos que tengo a mano en la cocina ya que los uso a diario, en el trastrero esperan su turno la crepera, la gofrera, la donutera, la máquinita de fundir chocolate, la heladera, la barquillera…y seguro que alguno se me olvida. Aparte de la heladera, los demás son de esas cosas que ponen de oferta a un precio tan tentador que es imposible resistirse, aunque luego apenas los usemos. Eso me pasa con la maquinita de mini-donuts, la he usado tres o cuatro veces y nunca he obtenido los resultados que yo esperaba, así que le he tomado una cierta manía y creo que no la volveré a usar, así que estoy esperando la ocasión para regalársela a quien la quiera.
barquillos-de-canela-4
Sin embargo la barquillera me encanta, pues hace unos barquillos deliciosísimos y con muy poco trabajo, perfectos para acompañar nuestros helados, o como contenedor si los hacemos en forma de cucuruchos o de tulipas. Son tan ligeros y crujientitos, con un delicioso sabor a canela, que es muy difícil resistirse a ellos.
La preparación es sencillísima, aunque para hacer los barquillos uno a uno se tarda un ratico, pero mientras se van haciendo nosotros podemos estar haciendo cualquier otra cosa en la cocina. A mi me gusta hacerlos muy finitos, asi que le añado a la masa una cucharadita de agua para aligerarla. Si queréis hacer cucuruchos es mejor no añadirsela para que la masa esté más consistente. Respecto a la canela, si no os gusta, podéis sustituirla por una cucharadita de extracto de vainilla, o por una de cacao en polvo para barquillos de chocolate.
¿Que aún no tenéis la maquinita? Pues qué se le va a hacer…a esperar la próxima oferta!
barquillos-ingredientes
barquillos-de-canela-1
Batir el huevo con el azúcar, añadir la mantequilla derretida pero no caliente y la canela, mezclar bien y añadir la harina tamizada, mezclar hasta tener una masa bien lisa y fluida, añadirle una cucharadita de agua si está demasiado espesa. Dejar reposar unos 15 minutos.
barquillos-dde-canela-2
Enchufar la máquina y esperar a que se encienda la luz verde, echar en el centro una cucharada de masa y cerrar. En teoría el barquillo está listo cuando se vuelve a encender la luz verde, pero yo los dejos bastante más tiempo, hasta que están bien doraditos. Lo mejor es que abráis la máquina  de vez en cuando para dejarlos hasta que estén a vuestro gusto.
En cuanto se retiran de la máquina empiezan a endurecerse, así que yo les doy forma sobre la misma placa, eso si, con cuidado porque están muy caliente. Para darles forma, enrollarlos en un palito, o simplemente doblarlos en cuatro para darles forma de abanico. Para hacer las tulipas, ponerlos sobre un vaso u otro recipiente boca abajo, y para los cucuruchos usar el molde que viene con la máquina.
Guardarlos en una lata hermética en cuanto estén fríos para que no se ablanden.
barquillos-de-canela-3

Helado de turrón

helado-de-turron
Tengo que reconocer que el helado de turrón no ha sido de mis favoritos, aunque no sabría decir por qué ya que el turrón de Jijona me encanta. Deben ser esas manías que uno adquiere quizás de una mala experiencia y ya le acompañan para siempre.
Pero como en Navidad siempre guardo algunas pastillas de turrón por lo que pueda pasar, hace unos días me decidí a darle una oportunidad a este helado y he cambiado totalmente de opinión…está riquísimo!
helado-de-turron-1
He seguido la receta del blog De rechupete y el resultado ha sido espectacular, la combinación del helado cremoso con los trocitos de turrón es una verdadera delicia, así que tanto si sois fans de este tipo de helado, como si no os atrae mucho, os aconsejo que lo probéis y ya me diréis…
ingredientes-helado-turron
triptico-1
Poner en un cazo la leche con la canela y la corteza de limón, poner al fuego y llevar a ebullición, apartar del fuego y dejar templar unos cinco minutos. mientras tanto, mezclar las yemas con el azúcar.
Sacar la canela y la corteza de limón de la leche y añadir la nata.
triptico-2
Trocear la mitad de la pastilla de turrón y añadirla a la leche, así como la mezcla de yemas y azúcar.
triptico-3
Triturar bien con una batidora, llevar de nuevo a fuego suave y cocer hasta que empiece a espesar sin dejar que hierva, la mezcla debe llegar como máximo a los 83º.
Cuando la mezcla esté a temperatura ambiente, meterla en el frigorífico hasta que esté bien fría. Poner en la heladera y unos minutos antes de terminar añadir la otra mitad de la pastilla de turrón picada en trocitos pequeños. Si no tenéis heladera, meter la mezcla en el congelador sacarla pasadas dos horas y removerla bien, repetir esta operación un par de veces más.
helado-de-turron-2

Arroz Sundãri para todas tus recetas orientales

Sundãri es una marca de arroz especializada en arroces orientales, se trata de arroces de máxima calidad seleccionados desde el origen, con la garantía de que el 100% de los granos de cada paquete son de esa variedad, con lo que se facilita que podamos reproducir en casa nuestras recetas preferidas de las cocinas japonesa, thailandesa, india, etc...
La gama de arroces comprende cuatro tipos:
Imperial BASMATI Rice
THAI Jasmine Rice
SAUVAGE Rice
SUSHI Rice


Para ello, aparte del arroz Sundãri, ahora contáis con un aliado perfecto, la nueva web de Sundãri, donde podréis encontrar un montón de recetas con cada tipo de arroz y que también permite hacer la búsqueda por dificultad.
La web recrea la imagen de una mesa oriental en la que van apareciendo ingredientes y utensilios, la estética está cuidadísima y os aseguro que navegar por ella es una verdadera gozada si te interesa este tipo de cocina.
Muchas de las recetas están realizadas en video y son una preciosidad, he disfrutado un montón viéndolas y ya tengo ganas de llevarlas a cabo en mi cocina.
Aparte de las recetas podréis encontrar una sección dedicada a los utensilios utilizados en esta cocina, así como otra centrada en los ingredientes, con todos estos elementos ya estaréis en disposición de convertiros en expertos en cocina oriental y sorprender a vuestros invitados con una cena japonesa o india, por ejemplo.
Algunos de los que ya han dado un gran paso en este sentido son los bloggers invitados a una Blog experience en la que pudieron navegar "fisicamente " por las cuatro secciones de la web y cocinar, de la mano del chef Carlos Pascal, dos de las recetas propuestas por ellos mismos: Sushi y Ensalada de Arroz Thai.



También podéis seguir a Arroz Sundãri en Facebook y en Twitter

Milhojas de crema y merengue

milhojas-2
Adoro los milhojas, me encanta la combinación de la crema con el merengue y el hojaldre bien crujiente, con el delicioso sabor de la canela como remate, han sido siempre uno de mis dulces favoritos y nunca me puedo resistir a uno…los debo haber comido por cientos!!!
Desde que tengo el blog he hecho casi todos mis dulces, pasteles y bollos favoritos, pero aún no me había atrevido con los milhojas, y todo porque hasta ahora no había conseguido el merengue perfecto, firme pero cremoso y estable durante dias sin soltar nada de líquido.
La Kitchenaid me ayudó bastante a montar las claras rápidamente, pero a veces me quedaba demasiado seco y casi siempre al poco tiempo empezaba a soltar líquido, en general me salía un merengue aceptable, pero no para conseguir unos milhojas como deben ser.
milhojas-1
Pero hace unos días hice un curso de bollería en la escuela de Paco Torreblanca por fin lo he conseguido!
Era ya la tercera vez que acudía a su escuela a uno de sus cursos para aficionados y estoy segura de que volveré tantas veces como pueda. Para una aficionada a la pastelería como yo, escuchar a Paco es un verdadero privilegio. Aparte de lo mucho que se aprende, solamente oírle hablar y respirar un poco de la pasión que desprende hace que merezca la pena el madrugón y la hora y media de viaje.
torreblanca
Siempre está dispuesto a responder todas nuestras preguntas, y esta vez le pregunté qué tenía que hacer para que me saliera bien el merengue, aunque mi pregunta no tenía nada que ver con el tema del curso, me dio todas las explicaciones, y además puso a uno de sus alumnos a hacerlo para que lo viéramos. Una verdadera lección magistral de pastelería pero también de sencillez y de amor por su trabajo! Si vivís cerca de Petrer no os lo podéis perder!
Bueno, pues después de esa fantástica lección hay algo que me ha quedado muy claro…hay que ser muy preciso, sobre todo con la temperatura del almíbar (hablamos del merengue italiano) para lo que es casi imprescindible un termómetro que alcance al menos los 120º o mejor uno específico para almíbar, si no lo tenéis tendréis que hacer la prueba metiendo los dedos en agua fría y después en el almíbar hirviendo y sacándolos enseguida, al juntar los dos dedos se tiene que formar una bola blanda…bueno, mejor comprar un termómetro, mucho más preciso y sin riesgo de quemaduras. Lo segundo es que no es necesario batir las claras a máxima velocidad, pues enseguida quedan demasiado duras y el merengue no queda cremoso, sino seco. En la receta os pongo las velocidades en la KA, si tenéis otra clase de batidora tendréis que adaptarla.
milhojas-3
Una vez conseguido nuestro maravilloso merengue, el resto no tiene ninguna dificultad, aunque como veréis no me han quedado tan prefectos como los de pastelería, pero es que cortarlos una vez montados es bastante difícil, yo lo hice con un cuchillo eléctrico que me parece lo más fácil. Otra posibilidad menos complicada es cortar los rectángulos de hojaldre antes de hornearlos y ponerles la crema y el merengue uno por uno…de cualquier manera quedarán buenísimos!
Aunque en las fotos veáis cantidades más grandes, os pongo los ingredientes para dos planchas de hojaldre, de las que sobra media, y salen de ocho a doce milhojas, dependiendo del tamaño.
la-crema
ingredientes-crema
crema-pastelera
Poner la leche en un cazo con la mitad del azúcar y la corteza de limón o la vaina de vainilla abierta a lo largo. Llevar a ebullición.
Mientras, mezclar en un bol las yemas con el resto del azúcar y la maizena, verter la leche sobre esta mezcla y mezclar bien. Volver a llevar a fuego suave y cocer sin dejar de remover hasta que espese. Apartar del fuego y dejar templar un poco, añadir la mantequilla en trocitos removiendo bien hasta que esté completamente mezclada.
Pasar a un bol y cubrir con film tocando la superficie de la crema, guardar en el frigorífico.
el-hojaldre
hojaldre
Precalentar el horno a 180º.
Poner una lámina de hojaldre en una placa de horno cubierta con un papel de horno, cortarla en dos a lo ancho, espolvorearlo con azúcar normal. Cubrirlo con otro papel de horno y con otra placa.
Hornear hasta que esté muy dorado. A mi me tardó una media hora, pero como no todos los hornos son iguales, vigilad a partir de los 20 minutos para que no se queme.
Repetir la misma operación con otra lámina de merengue. Como solamente se necesitan tres placas de hojaldre podéis guardar la mitad de esta segunda lámina sin hornear, u hornearla, partirla en tres trozos y hacer algunos milhojas más.
el-merengue
ingredientes-merengue
merengue
Poner el agua y el azúcar el un cazo, mezclar y llevar a ebullición.
Poner las claras en el bol de la amasadora con el globo de batir, cuando la temperatura del almíbar llegue a 110º, poner en marcha la batidora a velocidad 8.
Cuando la temperatura llegue a 119º, apartar del fuego y verter en un chorrito fino sobre las claras con la máquina en velocidad 6. Cuando hayamos vertido todo el almíbar seguir batiendo a velocidad 4 hasta que el bol se enfríe, cuando ya casi esté, añadir uno poco de zumo de limón que hará que el merengue esté más blanco y brillante. Una vez frío podemos seguir batiendo a velocidad 2 hasta que lo vayamos a usar para que no se endurezca la superficie.
el-montaje
montaje
Cubrir una de las planchas de hojaldre con una capa generosa de crema. Cubrir otra plancha con el merengue de modo que quede una capa de unos tres dedos de alto, poner la plancha con el merengue sobre la crema y cubrir con la última plancha cortar con un cuchillo eléctrico o con un cuchillo de sierra. Espolvorear abundantemente con azúcar glas y formar unas líneas con canela. (si ponéis el azúcar antes de cortar, al meter el cuchillo eléctrico el azúcar acaba en todas partes menos donde debe, os lo digo por experiencia)
milhojas-5
Como hice muchos, me duraron tres días y el merengue se mantuvo perfecto, e incluso el hojaldre permaneció casi como el primer día. Os aseguro que son absolutamente deliciosos!!!