Pakoras de guisantes y patata


Hasta hace muy poco la comida oriental me era casi desconocida, los restaurantes chinos que hay por aquí no me atraen mucho, y aparte de estos la oferta es más bien escasa...Y en casa, aparte del pollo al curry apenas había hecho nada.
Pero desde que me compré un wok y empecé a buscar recetas me he ido aficionando a esos sabores tan sugerentes y a esa mezcla de sabores que al principio extraña un poco, pero luego es tan agradable.
Estas pakoras son típicas de la India, unos pequeños bocados crujientes que se venden por la calle. Son un estupendo aperitivo acompañadas de un buen chutney. El único problema que tuve fué a la hora de formar las bolitas, resulta un poco difícil que no se deshagan, tuve que ir poniendome harina en las manos para que se compactaran un poco, supongo que aplastando un poco las patatas para que quede una especie de puré será más fácil de trabajar.

Estos son los ingredientes:
-4 cucharaditas de comino
-1 cucharadita de semillas de mostaza
-1 cebolla pequeña a trocitos
-2 cucharaditas de jengibre fresco rallado
-1 ó 2 guindillas verdes sin semillas troceadas (depende de como os guste de picante)
-600 gr. de patatas cortadas en dados y cocidas
-200 gr. de guisantes frescos
-el zumo de un limón
-3 cucharadas de hojas de cilantro frescas (yo no tenía, eché perejil y un poco de coriandro molido)
-1 taza de harina de garbanzos
-25 gr. de harina con levadura
-40 gr. de harina de arroz
-una pizca grande de cúrcuma
-350 ml. de agua
-aceite para freír
sal y pimienta.

Así se hacen:
Calentar el wok, o una sartén, con una cucharada de aceite, cuando está caliente añadir el comino y las semillas de mostaza y freir durante 1 minuto, Añadir la cebolla, el jengibre y la guindilla y cocerlo unos minutos, incorporar las patatas y los guisantes y saltear durante 3-4 minutos, sazonar y añadir el zumo de limón y el cilantro.
Dejar enfriar la mezcla y formar unas bolitas del tamaño de una pelotita de golf, dejarlas un rato en el frigorífico.
Para preparar el rebozado, mezclar las harinas, sazonar y añadir la cúrcuma y unas semillas de coriandro molidas. Añadir el agua poco a poco hasta que quede una pasta espesa.
Para freírlas llenar una tercera parte del wok con aceite, rebozar las bolas y freírlas en el aceite caliente hasta que estén doraditas.
Sacarlas y escurrirlas sobre papel de cocina, servirlas acompañadas de un buen chutney.
Del libro Wok, de Sunil Vijayakal

D.B. Tartas Bakewell de todos tamaños y sabores


The June Daring Bakers' challenge was hosted by Jasmine of Confessions of a Cardamom Addict and Annemarie of Ambrosia and Nectar. They chose a Traditional (UK) Bakewell Tart... er... pudding that was inspired by a rich baking history dating back to the 1800's in England.

El reto de junio de las Daring Bakers propuesto por Jasmine de Confessions of a Cardamom Addict y Annemarie de Ambrosia and Nectar es la tarta Bakewell, una tarta tradicional inglesa con una larga historia desde el siglo XIX.
No conocía nada de este dulce y ha sido un verdadero descubrimiento, me atrevería a decir que es una de las tartas más ricas que he probado en mi vida, una maravilla de sabor y de textura. En realidad es algo muy sencillo, una base de tarta, una capa de mermelada, lemon curd o algún otro relleno de frutas y una capa abundante de frangipán...y un resultado realmente increíble.
Primero hice 4 tartas de tamaño mediano, una con mermelada de frambuesa, otra con cabello de ángel y dos con crema de lima y leche de coco (receta al final); de los tres rellenos el que menos me gustó fué el de cabello de ángel, pues creo que un relleno ácido hace mejor contraste con el frangipán.

Como me gustaron tanto, unos días después hice una tarta grande con mermelada de cerezas casera, y lo que me sobró lo empleé en unos mini pastelitos con mermelada de naranja amarga.
Como vereis he pasado el mes comiendo esta fabulosa tarta y todas las variaciones estaban igualmente exquisitas...ya sé lo que haré cada vez que me quiera lucir como pastelera...

Estos son los ingredientes:
Para la base:
-225 gr. de harina de repostería
-30 gr. de azúcar
-1/2 cucharadita de sal
-110 gr. de mantequilla muy fría, mejor congelada
-2 yemas de huevo
-1/2 cucharadita de extracto de almendra ( yo le puse extracto de vainilla)
-1 ó 2 cucharadas de agua fría

Para el frangipán:
-125 gr. de mantequilla ablandada
-125 gr. de azúcar glas
-3 huevos
-1/2 cucharadita de extracto de almendra (en este caso pienso que es completamente imprescindible, le da un sabor único)
-125 gr. de almendra molida
-30 gr. de harina.
Para el relleno: mermelada de alguna fruta más bien ácida: frambuesa, grosella, fresa, cereza, naranja...lemon curd...lo que nos apetezca o tengamos en la despensa.

Así se hace:
Para preparar la base:
Mezclar en un cuenco la harina, el azúcar y la sal, cortar la mantequilla en tozos muy pequeños o mejor rallarla con un rallador, echarla sobre la harina y trabajarla solamente con las puntas de los dedos uniendola a la harina lo más rápidamente posible para que no se caliente, hasta que quede como una arena gruesa.
Batir un poco las yemas con el extracto de almendra o vainilla y añadirlo a la harina mezclando rápidamente, ir añadiendo el agua fría hasta que se forme una bola de masa. NO AMASAR MÁS.
Envolver la masa en film de cocina y guardar en el frigorífico al menos durante 30 minutos.

Para preparar el frangipán:
Batir la mantequilla y el azúcar hasta que esté cremosa, añadir los huevos uno a uno sin dejar de batir ( no importa si la masa parece cortada), añadir el extracto de almendra y batir un poco más, añadir la almendra y la harina y mezclar suavemente.

Para hornear la tarta lo podemos hacer de dos modos: para hornearlo todo a un tiempo, tanto la masa de la base como el relleno han de estar bien fríos. Se extiende la masa sobre una superficie de trabajo enharinada o, mejor, entre dos hojas de papel de hornear, se forra un molde desmontable o de tarta engrasado y se recorta lo que sobre ( para los moldes de tamaño mediano he dividido la masa en cuatro partes, las he aplastado entre dos cuadrados de papel algo más grandes que los moldes y he dejado uno de los papeles entre el molde y la masa para asegurarme de poder desmoldarlas sin problemas).
Sobre la masa se extiende una buena capa de relleno bien frío y sobre esta se pone una capa de frangipán hasta llegar al borde dela masa, es una crema bastante pegajosa, así que si el relleno no es muy firme hay que ponerla con cuidado para que no se mezcle, con una cuchara o con una manga.
Se cubre el pastel con almendras laminadas y se mete al horno precalentado a 200 gr. durante una media hora, el tiempo depende del tamaño de las tartas, la superficie debe estar dorada y el frangipán firme al tacto, se puede introducir un palito para ver si está hecho.
Si no queremos arriesgarnos a que la base se humedezca con el relleno, se puede hornear sola cubierta con un papel de horno y con unos pesos encima (por ejemplo unos garbanzos secos) durante unos diez minutos, pasado este tiempo, la sacamos del horno y la pintamos con un poco de huevo batido, las volvemos a introducir al horno por unos minutos, así queda totalmente impermeabilizada. Después seguimos el mismo procedimiento explicado anteriormente.

Crema de lima con leche de coco ( del blog de Natalia):
Ingredientes:
-15 cl. de zumo de lima
-la corteza de las limas rallada
-15 cl. de leche de coco
-2 huevos
-100-150 gr. de azúcar glas, según nos guste de ácido
-2 cucharaditas de café de Maizena

Así se hace:
Mezclar en un cazo el zumo con la leche de coco y la corteza rallada. En un cuenco aparte mezclar los huevos con la Maicena y añadirlo a la mezcla de zumo y leche de coco, calentarlo al fuego removiendo con un batidor hasta que espese. Ponerla en un tarro y guardarla en el frigorífico

Para la mermelada rápida de cerezas, puse 300 gr. de cerezas deshuesadas en un cazo con 250 gr. de azúcar especial para confituras, lo dejé cocer unos minutos removiendo hasta que espesó lo suficiente, como no lo quería para conservar, la puse en un tarro , la dejé enfriar y la guardé en el frigorífico.

Daring Bakers blogroll

HEMC#34 Briuats dulces y salados

hemc 34 - cocina de medio oriente y magreb
Después del tabbulé quería hacer alguna otra contribución al Hemc de este mes dedicado a la cocina del Magreb y Oriente Medio propuesto por Kako, del estupendo blog En Guete!. Al final me he decidido por unos briuats, los pastelitos marroquíes hechos con una pasta filo o brik rellena y frita. Siempre que los he hecho han salido buenísimos, esta vez han sido unos de carne picada y berenjenas y unos dulces de arroz con leche...los dos han salido deliciosos, aquí podeis ver los que hice de pollo y azafrán hace algún tiempo.
Briuats de kefta y berenjenas
Ingredientes:
-hojas de filo o brik
-250 gr. de carne de ternera picada
-1 berenjena
-1 cebolla
-1 diente de ajo
-1 cucharadita de café de comino
-1 cucharadita de café de pimentón
-1 cucharadita de café de jenjibre molido
-cilantro fresco picado (yo no tenía y le puse unas semillas de coriandro machacadas)
-1 ó 2 cucharaditas de café de harissa, según como guste de picante
-queso rallado del que más nos guste.
-aceite de oliva, sal y pimienta.


Así se hace:
Pelar la berenjena y cortarla en daditos, espolvorearla con un poco de sal y dejarla sudar un rato en un colador.
Picar la cebolla o cortarla en láminas, sofreírla en un poco de aceite con el ajo picado, añadirle la berenjena y la mitad de las especias y freir hasta que esté tierna.
Poner la carne en un bol con un chorrito de aceite y la otra mitad de las especias, mezclar bien y cocerla en una sartén sin añadirle más aceite.
Cuando la carne está hecha, mezclar las dos preparaciones.
Extender una hoja de filo sobre la superficie de trabajo, manteniendo el resto de las hojas tapadas para que no se resequen, con un cuchillo o mejor con un cortapastas dividirla en cuatro tiras, poner un poco de queso rallado y un par de cucharadas del relleno en la parte de arriba de cada tira e ir doblandola de manera que nos quede un paquetito de forma triángular (como se doblan las banderas en la pelis). Para este relleno utilicé cuatro hojas de filo.
Freírlos en abundante aceite y escurrirlos en papel de cocina, si no los queremos tan grasientos se pueden hacer al horno, no salen tan sabrosos pero son bastante más sanos.
Si nos gusta el contraste salado-dulce se pueden espolvorear con un poco de azúcar glas o echarles un chorrito de miel antes de comerlas ( yo les eché un poco de miel de caña y estaban deliciosos).

Briuats de arroz con leche
Ingredientes:
-100 gr. de arroz
-40 cl. de leche
-25 gr. de mantequilla
-1 pizca de sal
-40 gr. de azúcar-
-1 cucharada de agua de azahar
-canela en rama y molida
-hojas de filo o brik
-aceite para freír
-azúcar glas

Así se hace:
Cocer el arroz durante 3 minutos en agua hirviendo. Escurrirlo.
Poner a hervir la leche en un cazo con un palito de canela, echar el arroz y añadir la mantequilla y la sal, cocer a fuego lento hasta que el arroz esté tierno, ha de quedar algo espeso pero no seco, incorporar el azúcar y el agua de azahar, sacar el palito de canela y dejar enfriar.
Formar los pastelitos del mismo modo que se explica arriba, pero haciendo seis tiras de cada hoja de filo para que queden más pequeños, una vez fritos, espolvorearlos con azúcar glas y canela.

Asado de cerdo con piña.

Este asado de cerdo es uno de esos platos que requieren poquísimo trabajo y atención y muy agradecido porque queda realmente rico y apetitoso. Alguna vez he oído o leído que el zumo de piña ayuda a que las carnes salgan más tiernas, yo no sé si esto es verdad, pero lo que si sé es que hace una salsa deliciosa.
Muy pocos ingredientes:
-Un trozo de 1 kg. aproximadamente de magro de cabeza (no sé si en todas partes se llama así)
-una copita de coñac
-2 vasos de zumo de piña
-un poco de aceite de oliva
-sal y pimienta
-una lata pequeña de piña en trozos o en rodajas, o piña natural
-2 cucharadas de azúcar moreno.

Así se hace:
Se sazona bien la carne con sal y pimienta. Se calienta una sartén con un corrito de aceite, se dora bien la carne por todos lados para que quede bien sellada, se echa la copita de coñac y se le acerca con cuidado la llama del mechero para que se flamee, hay que tener el extractor apagado para que no se prenda con el fuego, este paso se puede omitir si no se está seguro de dominar el fuego.
Se pone la carne en una fuente de horno, se añade el zumo de piña, se añade un poco de sal y pimienta y se mete al horno precalentado a 200º, se hornea durante 50 minutos o una hora, dándole vuelta a la carne de vez en cuando y regándola con la salsa.
Cuando la carne esté hecha la sacamos y dejamos que se enfríe un poco antes de cortarla, mientras ponemos la salsa que ha quedado en una sartén o en un cazo y lo ponemos al fuego para que reduzca un poco, se puede espesar un poco con Maicena express.
Escurrimos la piña del jugo de la lata, reservando este y la troceamos si no lo está ya. Ponemos el azúcar en una sartén con una cucharada de agua, lo ponemos al fuego hasta que se empiece a formar el caramelo, añadimos la piña y revolvemos, añadimos algunas cucharaditas del jugo de la piña, lo dejamos hevir unos segundos y lo apartamos.
Cortamos la carne en lonchas, la ponemos en una fuente y echamos por encima un poco de la salsa y la piña caramelizada, el resto de la salsa la servimos en una salsera.

Bizcocho de albaricoque


Después de ver la cantidad de cosas que mi querida paisana Laura ha hecho con albaricoques me apetecía también hacer algún bizcocho con esta fruta tan rica y tan murcianica, así que aprovechando un libro que me regaló mi hija hace poco, "Pasteles dulces y salados" (Les cakes de Sophie), he hecho este sencillo bizcocho de albaricoques, facilísimo de hacer y realmente bueno, suavecito y esponjoso, aunque la próxima vez que lo haga le pondré más fruta, parece que le falta un poco.

Ingredientes:
-3 huevos
-170 gr. de azúcar
-160 gr. de harina
-5 gr. (media cucharada) de levadura
-150 gr. de mantequilla salada
-200 gr. de albaricoques maduros
-almendras en láminas para decorar
Para el almíbar:
-100 gr. de azúcar
-10 cl. de agua



Así se hace:
Cortar a trozos los albaricoques, poner a hervir el agua y el azúcar para hacer un almíbar, echar los trozos de albaricoque y cocerlo a fuego lento durante unos 10 minutos, pasado este tiempo, dejarlos escurrir y secarlos.
Precalentar el horno a 180º.
Engrasar un molde alargado, yo cubro el fondo con papel de horno para asegurar el desmoldado.
Mezclar los huevos con el azúcar en un cuenco con una batidora o a mano hasta que la mezcla se ponga cremosa, añadir la harina tamizada con la levadura. Mientras, derretir la mantequilla en un cazo o en el microondas y añadirla a la mezcla removiendo despacio.
Poner los trozos de albaricoque en una bolsa de plástico con un poco de harina y sacudir para que se cubran bien, añadirlos a la masa. Salpicarla con láminas de almendras.
Verter la preparación en el molde y hornearlo durante unos 40-50º, hasta que esté hecho por dentro.
Al sacarlo del horno, esperar unos minutos hasta que empiece a desprenderse de las paredes del molde, desmoldarlo y dejarlo enfriar sobre una rejilla, una vez frío, espolvorearlo con azúcar glas.
También se podría aprovechar el almíbar que sobra para empapar el bizcocho, aunque la verdad es que no lo necesita pues sale bastante jugoso.

Coronation chicken y un día en la playa.


Después de una semana de calor veraniego y bastante ajetreada hoy nos apetecía ir a la playa, llevarnos algo para comer y pasar un día tranquilo junto al mar, una de las cosas que más me gustan.
No tenía nada preparado, ni quería algo muy complicado de llevar, así que con un buen bocadillo bastaría, entonces pensé en el Coronation chicken que había visto en el estupendo blog de Loukoum, así que...manos a la obra.
El Coronation chicken es un plato con aromas indios creado con ocasión de la coronación de la reina Isabel II en 1953, se puede comer templado o frío, como una ensalada, los ingleses suelen comerlo en sandwich...yo lo puse en un bocadillo de mi pan de masa madre recién salido del horno. Estaba delicioso y es de lo más sencillo de hacer, incluso con algunas sobras de pollo, seguro que lo haré muchas veces más.


Estos son los ingredientes:
-2 pechugas de pollo
-1 l. de caldo de pollo o de verduras
-1 cucharada sopera de miel
-2 cucharadas soperas de curry (yo he puesto una porque me parecía excesivo)
-3 cucharadas soperas de chutney de mango
-60 gr. de pasas rubias
-2 cucharadas soperas de mayonesa
-1 cucharada sopera de nata líquida o crème fraîche (yo le he puesto nata agria)
-40 gr. de almendras en láminas

Así se hace:
Poner a hidratar las pasas en un poco de agua.
Cocer las pechugas de pollo en el caldo hasta que estén tiernas o usar algún resto de pollo cocido o asado.
Mientras preparar la salsa mezclando la miel, el chutney, el curry, la mayonesa y la nata, cuando el pollo esté cocido y un poco templado partirlo en tiras y mezclarlo con la salsa, añadir las pasas y las almendras en láminas que habremos dorado en una sartén sin aceite.

Con este maravilloso bocadillo, unos aperitivos y un mojete murciano...una comida deliciosa.
La playa de Cabo Palos...no es la mejor, pero es mi rincón favorito.

Galletas con glaseado de anís


Me gusta mucho probar diferentes recetas de galletas, ir variando sabores, formas y texturas, las combinaciones son casi infinitas...Hoy le toca el turno a estas sencillas galletas con un delicioso glaseado de anís, por dentro son suavecitas y esponjosas, casi como un bizcocho y el glaseado hace un contraste fresco y con un saborcito a anís buenísimo.
Estos son los ingredientes:
-3 huevos
-225 gr. de azúcar
-55 gr. de mantequilla derretida
-1 y 1/2 cucharadita de semillas de anís
-1/2 cucharadita de extracto de anís (yo le puse aroma de anís de la marca Vahiné)
-220 gr. de harina
-1 cucharadita de levadura química
-1/2 cucharadita de sal

Para el glaseado:
-55 gr. de mantequilla derretida
-1 cucharadita de extracto de anís
-110 gr. de azúcar glas
Así se hacen:
Precalentar el horno a 190º.
En un cuenco batir los huevos con el azúcar hasta formar una crema, añadir la mantequilla derretida, las semillas de anís y el extracto de anís y mezclarlo.
En otro cuenco mezclar la harina, la levadura y la sal, añadirlo a la crema anterior y amasar un poco hasta que tener una bola de masa.
Ir cocgiendo porciones de masa con una cuchara grande o con la mano e ir formando bolas que pondremos en una bandeja de horno cubierta con un tapete de silicona.
Hornearlas hasta que se empiecen a dorar por los bordes y estén firmes al tacto, unos 12 minutos, dejarlas enfriar en una rejilla, cuando estén completamente frías cubrirlas con el glaseado ayudándonos de un cuchillo.
Para hacer el glaseado, mezclar la mantequilla derretida con el extracto de anís, ir añadiendo el azúcar glas hasta conseguir un glaseado bastante firme.
Una vez las galletas cubiertas con el glaseado, dejar que el glaseado se endurezca sin amontonarlas.

Pan siciliano


Este es otro de los magníficos panes que he encontrado en el libro de Peter Reinhardt, como casi todos los panes que aparecen en el libro necesita bastante tiempo para elaborarlo, pero planificandolo por adelantado no hay ningún problema y esta fermentación lenta en el frigorífico es lo que consigue una miga perfecta con grandes alveolos. Esto es una regla general cuando queremos un verdadero pan artesano, trabajar con una masa madre o un prefermento y si es posible, retardar la fermentación, cuando aprendemos a manejar los tiempos tenemos una gran parte del camino andado para hacer panes fantásticos.
Este pan está hecho en parte con semolina, yo le he puesto la sémola gruesa que se vende por aquí normalmente, no la sémola fina que se utiliza para la pasta, según las indicaciones del libro creo que es la adecuada y el resultado fué extraordinario, un pan con mucha miga y corteza fina y crujiente y muy, muy rico.

Estos son los ingredientes:
-450 gr. de masa fermentada, receta aquí
-225 gr. de harina de fuerza
-225 gr. de semolina
-1 y 1/4 cucharadita de sal
-1 y 1/4 cucharadita de levadura de panadería seca
-2 cucharadas de aceite de oliva
-1 cucharada de miel
-1 y 1/4 a 1 y 1/2 taza de agua templada
-semillas de sésamo para decorar

Así se hace:
La masa fermentada la tendremos hecha y guardada en el frigorífico al menos desde el día anterior, una hora antes de hacer la masa la sacamos del frigorífico, la cortamos en unos 10 trozos y la dejamos que se ponga a temperatura ambiente.
En un cuenco grande o en el vaso de la amasadora se mezcla la harina, la semolina, la sal y la levadura, se añaden los trozos de masa fermentada, el aceite, la miel y el agua, se mezcla todo bien y se amasa a máquina o a mano durante unos 10 minutos, si es necesario se pueden añadir pequeñas cantidades de harina para que la masa quede suave y adherente, pero no pegajosa, para mi gusto vale más quedarse un poco corto con la harina que pasarse.
Se forma una bola con la masa y se pone en un cuenco untado con un poco de aceite, moviendo la masa para que se unte bien por todos lados, se tapa con un film y se deja reposar a temperatura ambiente unas 2 horas hasta quer doble su volumen.
Pasado este tiempo se divide la masa en dos o tres trozos iguales ( según queramos los panes más o menos grandes), se les va dando forma alargada doblando y estirando hasta que tenga una longitud de unos 60 cm. y luego se van enrollando los extremos hacia el centro en forma de S.
Se colocan sobre una bandeja de horno cubierta con un papel de horno, se rocían de agua y se espolvorean con las semillas de sésamo, se vuelve a rociar con aceite y se cubren con un plástico sin presionar.
Se mete la bandeja en el frigorífico hasta el día siguiente.
Al día siguiente se saca la bandeja del frigorífico y se deja un par de horas hasta que doble el volumen inicial.
Se precalienta el horno a 260º con una bandeja honda vacía en la posición más baja. Se mete el pan y se echa un vaso de agua sobre la bandeja inferior, pasados 2 ó 3 minutos se baja la temperatura a 120º y se deja unos 20 minutos más o hasta que el pan esté bien doradito, si vemos que por la parte de abajo no está bien tostado, le damos la vuelta y lo dejamos unos minutos más.
Se saca del horno y se deja enfriar al menos durante 45 minutos antes de cortarlo.

Costillas con salsa barbacoa y patatas cajún en la Actifry


Esta receta está dedicada a todos a los que de vez en cuando les gusta pringarse los dedos con una salsa bien sabrosa, chupetear unos huesos cubiertos de carne y grasa bien churruscada y acompañarlo todo con unas patatas bien especiadas que quitan el sentido...no es comida para todos los días, pero de vez en cuando es una verdadera gozada olvidarse de las calorías y del colesterol.

Costillas en salsa barbacoa:
Ingredientes:
-1'5 kg. de costillas de cerdo en una pieza
-2 dientes de ajo
-perejil
-aceite

Para la salsa:
-2 cucharadas soperas de mostaza
-20 cl. de vinagre
-25 cl. de ketchup
-1 vaso de Coca-cola

Así se hace:
Salar las costillas, picar en un mortero los dientes de ajo, el perejil y un chorrito de acite. Recubrir las costillas con este majado, ponelas en una fuante de horno, regarlas con un poco más de aceite y ponerlas en el horno a unos 200º entre 50 minutos y una hora, de vez en cuando las iremos rociando con la salsa barbacoa y les iremos dando la vuelta para que se doren bien por todos lados, tienen que quedar bien churruscaditas.
Para la salsa se pone el vinagre en un cazo y se deja que reduzca un poco, se añade la mostaza, la Coca-cola y el ketchup, se deja cocer un rato hasta que reduzca un poco.

Patatas cajún en la Actifry:
Esta receta la encontré en el blog Chocolate y pimienta y desde entonces se ha convertido en una guarnición habitual en mi casa para acompañar cualquier plato de carne, Elena las hace en el microondas o en el horno, yo las hago en la Actifry, que es genial para freír las patatas casi sin aceite, quedan absolutamente deliciosas!

Mezcla de especias cajún:
-2 cucharadas de pimentón dulce
-1 cucharada de ajo en polvo
-1 cucharada de cebolla en polvo
-1 cucharadita de pimienta negra y otra de pimienta blanca
-2 cucharaditas de tomillo seco
-1/2 cucharadita de orégano
-1 cucharadita de Cayena

Yo hago esta mezcla y la guardo en un frasco en la despensa, para hacer las patatas se lavan muy bien y se cortan en gajos sin quitarles la piel, se salpican con un par de cucharadas de la mezcla de especias (depende de la cantidad de patatas) y se ponen en la Actifry, se bañan con una cucharada de aceite de oliva virgen extra y se fríen durante unos 15-20 minutos hasta que veamos que están bien hechas.

HEMC#34 Tabbulé



hemc 34 - cocina de medio oriente y magreb
Me encanta el tema de este més propuesto por Kako, aunque no soy una gran conocedora de la cocina del Magreb y Oriente Medio, todo lo que he probado hasta ahora me encanta y estoy segura de que a partir de ahora conoceré un montón de platos nuevos y deliciosos.
Esté tabbulé lo hice hace un par de semanas y lo tenía pendiente de postear, así que viene que ni pintado para la ocasión. Es un plato muy sencillo y conocido, pero a mi me encanta y creo que no puede faltar aquí, de todas formas, intentaré poner algun otro plato un poco más trabajado.

Esta ensalada de sémola es un plato bastante habitual en mi mesa, desde que lo comí por primera vez hace unos tres años lo he hecho un montón de veces, es una deliciosa manera de variar las ensaladas.

Yo lo hago con una sémola que viene en bolsitas que solamente hay que introducir durante un minuto en agua hirviendo, es muy cómoda y con una bolsa tenemos la cantidad ideal para una ensalada bastante abundante para dos personas. También se puede hacer con cualquier sémola para cus-cus.

Esto es lo que yo le pongo:
Una bolsita de sémola para cus-cus Ferrero.
-3 ó 4 tomates maduros
-2 latas de atún
-un buen puñado de menta fresca
-un buen puñado de perejil
-1 limón
-1 cucharadita de cominos
-1 cucharadita de canela
-1 cucharadita de pimienta negra recién molida
-aceite de oliva virgen extra
-sal

Se pone agua a hervir y se sumerge la bolsita de sémola durante un minuto, se saca del agua y se deja escurrir bien, se abre la bolsa y se vacía sobre una ensaladera, con un tenedor se separan los granos, se añade el tomate troceado y el atún, se mezclan el comino, la canela y la pimienta y se añaden a la ensalada, se lavan la menta y el perejil, se pican y se mezclan con el zumo del limón, se echa todo sobre la ensalada, por último se rocía todo con el aceite de oliva y sal al gusto.
También se le pueden poner unas pasas, aceitunas, o cualquier otra cosa que se nos ocurra...