A very, very American Red Velvet Cake


Este pastel lo hice ayer para llevarlo a mi clase de inglés de la Escuela de Idiomas ( casi mi segundo hogar), teníamos que hacer una pequeña presentación sobre alguna festividad inglesa o americana llevando algún material para ilustrarlo. Estaba claro que yo tenía que llevar algo para comer, así que me decidí por el Independence Day e hice un pastel decorado con los colores de la bandera americana. Para la receta, elegí una que siempre me había llamado la atención, el Red Velvet Cake, un bizcocho rojo muy popular en el sur de los Estados Unidos del que había leído un montón de elogios.
He de decir que no me ha defraudado, es un pastel absolutamente delicioso, un bizcocho suave, esponjoso y muy, muy rico que se complementa perfectamente con una crema de queso y mantequilla, ha sido un verdadero descubrimiento que repetiré muchas veces.
En su origen, se supone que el color rojizo se lo daban la mezcla del cacao, el buttermilk y el vinagre, pero todas las recetas que encontré le ponían bastante colorante, así que le puse una buena cantidad y me quedó un color precioso!
Para la receta, seguí la de esta página que tiene un montón de dulces tipicamente americanos, la seguí al pie de la letra y salió perfecto.

Estos son los ingredientes para el bizcocho:
-250 gr. de harina de repostería tamizada
-1/2 cucharadita de sal
-2 cucharadas soperas de cacao
-115 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
-300 gr. de azúcar
-2 huevos
-una cucharadita de extracto de vainilla
-240 ml. de buttermilk o suero de leche (yo la compro en Carrefour)
-2 cucharadas soperas de colorante alimentario rojo líquido
-1 cucharadita de vinagre blanco
-1 cucharadita de bicarbonato
Para la crema de queso (del blog de Bea):
-250 gr. de queso crema (tipo Philadelphia) a temperatura ambiente.
-185 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
-2 cucharaditas de extracto de vainilla
-500 gr. de azúcar glas tamizada (yo le puse mucho menos)

Para hacer el bizcocho:
Precalentar el horno a 175º, engrasar dos moldes de 18 cm (la receta original habla de moldes de 23 cm. pero yo quería que me salieran más altos y salió perfecto, con moldes de 23 creo que saldrían demasiado finos) como solamente tengo uno de esa medida u sé un aro graduable forrandolo con papel de horno y poniéndolo sobre una placa.
Tamizar juntos la harina, la sal y el cacao y reservar.
En un bol batir a mano o a máquina (yo estrené mi flamante Kitchen Aid!) la mantequilla hasta que esté cremosa, añadir el azúcar y seguir batiendo un par de minutos, añadir los huevos uno a uno, esperando a que el primero esté totalmente incorporado antes de añadir el segundo, añadir el extacto de vainilla.
En un recipiente aparte, mezclar el buttermilk con el colorante, con el batidor a baja velocidad ir añadiendo alternativamente parte de la harina y parte del buttermik, más o menos un tercio cada vez, mezclar en un vasito el vinagre con el bicarbonato, añadirlo a la masa y mezclarlo suavemente.
Dividir la masa en dos partes y echarla en los moldes, hornear durante unos 30 minutos, hasta que al pincharlos con un palillo, éste salga limpio.
Dejar enfriar unos minutos y cuando veamos que se empiezan a separar de los lados del molde, desmoldar los bizcochos y dejarlos enfriar completamente sobre una rejilla.
Esperar a que estén completamente fríos para rellenarlos, se pueden envolver en papel de aluminio y dejarlos enfriar en el frigorífico.
Partir cada bizcocho por la mitad y cubrir cada capa con crema de queso ( quedan cuatro capas de bizcocho y tres de crema, más la cobertura), cuando todas la capas estén montadas, cubrir la parte de arriba y los lados con más crema.

Para hacer la crema batir todos los ingredientes menos el azúcar hasta que esté cremoso y liso, ir añadiendo el azúcar poco a poco. Yo le eché menos azúcar porque me parecía que saldría demasiado dulce, me salió estupenda de sabor, pero más bien blanda, lo que no fué problema porque lo iba a cubrir con fondant. Si se va a cubrir solo con la crema, que es lo habitual, habrá que echarle casi todo el azúcar para que se haga una costra durita. También se puede poner el relleno con menos azúcar y la crema que nos quede para la cobertura hacerla más dura añadiéndole más.
La decoración la he hecho con fondant de Wilton que compré hace tiempo y que tenía guardado esperando una ocasión propicia. Ya tenía ganas de volver a trabajar con el fondant!
Ah! Se me olvidaba decir que el pastel ha sido un éxito, ya tengo más fácil el aprobado!

21 comentarios:

  1. Oye, el pastel muy rico, muy bonito y por dentro tiene un aspecto increible
    La profe te lo tendra en cuenta a la hora de ponerte nota, jeje
    Te lo has curradomuy bien
    besos
    pamen

    ResponderEliminar
  2. Madre mia, que delicia y que preciosidad de tarta, vamos que si yo soy tu profe, ya tenías el aprovado en tus manos.
    Un besazo Lola

    ResponderEliminar
  3. !!!BRAVO, BRAVO, BRAVO!!!!!
    Te ha salido perfecta. Una maravilla.
    Desde que hice los cupcakes, tengo pendiente la tarta. Me apetece tanto...Creo que probaré a hacer solo la tarta, porque el fondant no lo domino. Pero tengo que practicar y hacer cosas tan maravillosas como esta.
    Aprobado no, SOBRESALIENTE.
    Un saludo, Begoña

    ResponderEliminar
  4. pues a very very beautiful red velvet cake! Congrats!

    ResponderEliminar
  5. Hermoso pastel Lola!!

    Que maravilla de decoración, seguro quedaron todos con la boca abierta con tan lindo postre.
    Encuentro entretenido hacer cosas así en las clases de idiomas. Aquí para nuestra primera graduación no hicieron nada y yo esperando para llevar un picoteo o un vinito mas que sea y nada. No hay costumbre, vamos para el tercer curso y seguimos iguales.

    Me encantó tu tarta.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Jajaja, así cualquiera saca el sobresaliente, con ese preciosísimo pastel ya podrás...

    Nunca he hecho el Red Velvet, me llama mucho la atención pero aún no me he decido. Esperaré a alguna ocasión especial, porque realmente es espectacular.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Buen trabajo! Quedó espectacular. Tienes cortapastas de letras? o están hechas a mano? buenísimo pastel por dentro y por fuera. Me gustaron las fotos de tus viajes, la de los tacos en México es muy buena, una bella vista aérea de las salsitas. Salu2!

    ResponderEliminar
  8. Me has dejado sin palabras... te ha quedado de maravilla!nunca he hecho nada con fondant...pero me estan entrando unas ganas.... Besos

    ResponderEliminar
  9. Bueno,bueno y bueno...Eres la caja de Pandora, siempre sorprendiendo a la gente...Que aspecto tiene.Te van a poner un 10¡¡
    Un besote

    ResponderEliminar
  10. Esto de las glasas, fondant, etc me deja alucinado, no lo puedo negar. Estos trabjaos son algo maravilloso, y veo que de un par de años aquí, está teniendo un éxito tremendo en España. La verdad es que no es para menos, si se hacen tartas como las tuyas (ésta, y otras más que tienes), normal que esto enganche. El Red Velvet cake, ya me dejó loco con los cupcakes de Bea, así que esto ya se desmadra. Tiene que estar delicioso, el aprobado ya lo tienes, seguro jejeje.

    ResponderEliminar
  11. Que maravilla Lolah, que envidia me das, tengo unas ganas de hacer el curso de fondant, por que lo intente, pero no se jj... No se trabajarlo bien. Te ha quedado genial, perfecta. Y el bizcocho se ve taaann rico!! Besicos.

    ResponderEliminar
  12. Hi Lola! It is a very nice looking cake and this looks very much like the Devil´s Food Cake also an American favourite or favorite (in US) one. So, can I taste it? jejejejeeje
    xxxxxxx see you soon

    ResponderEliminar
  13. Maravillosa!! Es genial, te ha quedado perfecta! La decoración fantástica, y vaya pinta tiene el corte...

    A mi también me ha llamado siempre mucho la atención esta tarta, tengo que probarla algún día. Me encanta el color rojo tan potente que tiene.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  14. coñis!!!! menudas manos....no me extraña que te dejaran sin provarlo....jejejeje yo desde luego no dejaria ni las migas.....jajaja.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  15. Madre mía!! Te ha quedado genial, me lo ha comentado esta mañana Begoña...y llevaba razón..que maravilla!!!
    Enhorabuena guapa!!

    ResponderEliminar
  16. Si yo fuera tu teacher, tenías ya el aprobado de este año y el del que viene.
    Fantástico. Todo un lujazo.
    Un abrazo,
    María José.

    ResponderEliminar
  17. Plas plas plas!!! ya no puedo decirte nada mas, te ha quedado estupendo...y que me copio la receta porque colorante liquido si tengo!!! pienso atracar el supermercado jajaja que me apetece mucho hacer tu receta...un beso

    ResponderEliminar
  18. Si no eres pastelera profesional, me quito el sombrero, xq te aseguro que fuera del ámbito profesional nunca vi un dominio del fondat como el tuyo, te felicito y me vuelvo a quitar el sombrero. Un saludo.
    http://cheffrustrado.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  19. Que presentación! Y que relleno! Que pena no ir a tu clase de inglés! (O a la de natación, o a lo que sea...)

    ResponderEliminar
  20. Hola Lolah,Buenos días!!HIce este bizcocho....que rico,rico,jugosito,suave...me gusta muchísimo la buttermilk,que diferencia de textura le da a las masas....yo no le puse el colorante,e hice dos uno con choco y otro sín...pasé un poco de miedo por los cambios,pero riquísimo,era para una tarta fondant lo rellené igual,eso sí,esta crema es una maravilla para éstas tartas y para el almíbar hice sirope de naranja,que aprendí de LAura,es ideal.
    Gustó muchísimo,es el pastel más bueno que hice en fondant.
    Un besico Lolah

    ResponderEliminar
  21. Este pastel esta perfecto, no tienes nada que envidiarles alos pofresionales, MUCHAS FELICIDADES!!

    ResponderEliminar

Te agradezco mucho que dejes un comentario pues me encanta saber quién está detrás de la pantalla y siempre escribo para ti. Puedes estar seguro de que siempre te leo aunque no conteste personalmente.